Los anuncios de Netflix que más han dado que hablar

Isaac García

Que las promos de Netflix suelen ser más divertidas que muchas de las series de su catálogo no hay quien lo dude. Que cada dos por tres la polémica está servida también es otra garantía. Por eso, te hemos seleccionado los mejores anuncios de Netflix, para que recuerdes por qué las redes y los medios se asombraron o se indignaron con ellos.

El equipo de Marketing de Netflix debe tener pegada en la pared aquella frase de Dalí: «Lo importante es que hablen de uno, aunque sea bien».

Y es que Netflix es experta en promocionar sus series con la diversión, el ingenio… y la controversia, todo bien mezclado para convertir en virales muchos de esos anuncios.

Anuncios como estos.

Querrás tragártela enterita, Sex Education

El doble sentido es un clásico con el que Netflix juega constantemente en su marketing, como podremos apreciar en breve. Y sin duda, lo que más juego da para eso es el tema del sexo.

Por eso, en este anuncio de Netflix juegan con las palabras y el «Querrás tragártela enterita», que por supuesto se refiere a la serie Sex Education que anuncia (claro que sí, Netflix) y no a otro significado.

Y esto es lo que pasó con el cartel que colgaron en Madrid, que duró poco en la fachada en la que lo pusieron.

Por supuesto, Netflix vuelve a jugar al malentendido. El cartel no se quitó por censura, sino porque incumplía las normas y cubría toda la pared, no teniendo permiso para ello.

Pero el equipo de Netflix tiene como máxima no desperdiciar ni lo más mínimo que le den.

Triple frontera y el Dioni

Triple frontera es una película de Netflix con Ben Affleck integrado en un grupo de élite a punto de perpetrar un robo espectacular. El equipo de marketing de la película pensó que dentro de ese equipo de profesionales no podía faltar El Dioni, el ladrón más castizo y conocido de la historia de España.

Para quien no lo sepa, El Dioni, Dionisio Rodríguez Martín saltó a la fama en España en 1989 cuando robó un furgón con 298 millones de pesetas.

Trabajaba como vigilante de seguridad y decidió que no le reconocían bastante sus esfuerzos, así que decidió subirse el sueldo en esos casi 300 millones de pesetas.

Diríamos que en el robo hubo tantos disparos, persecuciones y explosiones como en Triple frontera, pero todo fue mucho más al estilo español. Cargó el dinero en su coche sin muchos problemas y se fugó a Brasil, hasta que 10 meses después lo atraparon y extraditaron.

En 1995 terminó de cumplir condena y, desde entonces, aprovecha su fama de vez en cuando, como en el ingenioso montaje del anuncio de Netflix.

Fe de etarras, una de las polémicas más agrias

En 2017, Netflix estrenó una película española de elaboración propia llamada Fe de etarras. Probablemente, hubiera pasado sin pena ni gloria (afrontémoslo, no es gran cosa), pero gracias a la polémica, se habló de la película más de lo que seguramente se visionó.

Netflix siguió una tradición muy suya, grandes carteles en lugares concurridos con referencias muy polémicas, como la de la imagen de abajo.

Anuncio de Netflix de fe de etarras

El anuncio en Madrid de fe de etarras

Periódicos, tuits, noticias… la temática de ETA es delicada y eso les dio millones de visualizaciones que la película no hubiera conseguido por sí misma.

Oh, blanca Navidad, Narcos

Netflix felicitó la Navidad de 2016 en su línea, aprovechando esta vez para promocionar la nueva temporada de Narcos, uno de sus mayores éxitos.

La frase «Oh, Blanca Navidad» del villancico les vuelve a servir para repartir controversia, primero en las redes…

Y luego en el mundo físico 1.0, de nuevo con enormes carteles como este, situado otra vez en el centro de Madrid.

Oh. Blanca Navidad, anuncio de Netflix

Al final, el anuncio se retiró para regocijo de Netflix, que suponemos que hizo propósito de enmienda y prometió ser buena. Al menos, eso se puede apreciar en el siguiente anuncio de metro en el que, además de promocionar, hace un servicio público de aviso.

Anuncio de Netflix de No te pases de la raya para Narcos

«Puede comenzar la mascletà», Narcos

No dejamos Narcos, pero sus promos sí abandonan Madrid para irse a Valencia en marzo de 2018 y hacer este montaje. En él, juegan con el inicio tradicional de sus mascletàs de Fallas, mezclado con imágenes de la serie.

No fue el único anuncio centrado en esa fiesta de fama mundial, con eslóganes adicionales que jugaban con una famosa frase de la película: «A Valencia se la respeta».

Santa Clarita Diet, devorando a otros anuncios en Times Square

Santa Clarita Diet fue una serie que pasó sin hacer mucho ruido y se canceló pronto. La comedia negra protagonizada por una Drew Barrymore zombi y su marido no despertó muchas pasiones, pero sí agudizó el ingenio de su equipo de Marketing.

Este anuncio en Times Square es uno de los más espectaculares. En él, la protagonista empieza a comerse al resto de personas que aparecen en los vídeos de al lado, mostrando una verdadera maestría en el montaje.

Drácula y el juego de sombras

Siguiendo con los efectos ingeniosos, atención al que produce la caída de la noche en este cartel de la serie Drácula.

Producida por la BBC y creada por las mismas mentes que la genial serie de Sherlock, esta versión del vampiro más famoso de todos los tiempos tampoco es que apasionara demasiado al público.

De hecho, lo que más se recuerda es su promoción.

Stranger Things y la realidad virtual

Stranger Things no duda en echar mano de la nostalgia y el pasado para que sintonices una y otra vez, pero en ocasiones, también ha recurrido al futuro.

En este caso, para promocionarse mediante vídeos de realidad virtual en 360 grados. Con este anuncio, puedes meterte en uno de los escenarios más icónicos de la serie y parecer que has vuelto a los ochenta sin necesidad de la laca y las hombreras.

También publicaron reacciones del casting tras probar esta técnica, no te los ponemos porque te los puedes imaginar. Todos se asombraban mucho, para eso les pagaban.

El episodio perdido de Élite de 1997

Élite es otra de esas producciones que no duda en usar el sexo y la provocación en cada episodio. Y le dio un buen resultado. De hecho, y al revés de lo que suele ser normal, hubo más polémica en la serie que en el marketing.

Para este, recurrieron al montaje de un «episodio perdido» de Élite, pero rodado supuestamente en 1997.

En él aparecen los actores, ya mayorcitos, que salían en series míticas españolas de finales de los 90 y que eran el equivalente a la «Élite» en aquellos tiempos.

En el vídeo aparecen actores de Al salir de clase, Física o Química, Compañeros o Un paso adelante y la gracia es que, pasados los 40, siguen haciendo de adolescentes.

Lo cierto es que tampoco son muy diferentes de cuando a los 20 y los 30 hacían también de chavales de instituto, pero bueno.

El juego del Calamar y la estación de metro de Itaewon

Y por supuesto, para el final no podía quedar más que la serie definitiva, la que está de moda, la que ha roto todos los récords de Netflix: El juego del calamar.

Para ello, diseñaron otro anuncio, esta vez en vivo y en directo, tan a lo grande como la propia serie.

Reconstruyeron escenarios completos en la estación de metro de Itaewon, en Seúl (sí, incluyendo a la famosa muñeca). Allí podías encontrar esbirros de la serie, el cerdo con el dinero, las paredes forradas y las estancias acondicionadas para sentirte dentro del juego.

De hecho, también podías jugar y ganar premios, supuestamente sin que nadie tuviera que morir para eso, pero conociendo al equipo de marketing de Netflix, tampoco pondríamos la mano en el juego.

No fue la única acción de este tipo. Varios vídeos en TikTok daban cuenta de que, en Montreal, también se podía ver gente jugando a los sobres (ya sabes a qué nos referimos, no queda nadie sin ver la serie), tras tratar de ser reclutados por una persona trajeada.

No tiene pinta de que el marketing de Netflix vaya a cambiar mucho en los próximos años, ni pisar el freno. Les encanta poner minas y pisarlas para que exploten, y nosotros caemos una y otra vez.

¡Sé el primero en comentar!