¿Por qué ves franjas negras en la Snyder Cut? ¿se pueden quitar?

Es una de las preguntas que más se repiten estos días: ¿por qué aparecen unas franjas negras a ambos lados al ver la Snyder Cut? ¿a qué se debe que esté en 4:3 y no en widescreen? y sobre todo, ¿se pueden quitar? Bien todo tiene una explicación (y hasta «solución», con pinzas, eso sí) de la que vamos a hablarte ahora. Ponte cómodo que te explicamos todo.

El lío del 4:3

Aunque es probable que conozcas más que de sobra el concepto, no está de más que repasemos qué es la relación de aspecto. Con este nombre nos referimos a la proporción de una imagen entre su ancho y su alto. Se representa con dos cifras separadas por dos puntos y a veces se expresa con la división resultando entre dichos números.

Repasado esto, es importante hacer una aclaración que, sin ser trascendental para el objetivo de este artículo, no está de más señalar. Y es que aunque todo el mundo está hablando de «los 4:3» de la Snyder Cut, lo cierto es que existe mucha confusión sobre el formato exacto de grabación.

Esto se debe a las declaraciones del propio director que ha llegado a contradecirse en al menos dos ocasiones públicamente. En primer lugar Zack Snyder confirmó en una red social que la cinta tenía un ratio 1.66:1. Eso corresponde a los 5:3 (también llamado «European Widescreen») mientras que los 4:3 son 1.33:1 -de forma que la Snyder Cut sería ligeramente más «alta» que una imagen convencional en 4:3. Sin embargo, existe una entrevista online concedida por Zack, en el marco de la Justice Con (en julio del 2020), en el que decía que la película estaba grabada en 1.33:1 e incluso hacía un dibujo para explicar a la audiencia en qué consistía esto:

¿Con qué declaración nos quedamos? En los foros de Reddit hay teorías de todo tipo: algunos que creen que fue simplemente un error o desliz matemático por su parte mientras que otros apuntan que quizás Snyder acordó en un primer momento con Warner los 1,66:1 (5:3) pero después obtuvo el visto bueno para grabar en el encuadre que él quería, es decir, 1.33:1 (los consabidos 4:3).

En el conocido medio Screen Rant también se preguntan sobre esta gran confusión e indican que lo que está confirmado es que la cinta está grabada en 1.37:1, que viene a ser ligeramente superior a los 4:3. Parece por tanto que tras ello se habría ajustado para su emisión en HBO Max -aunque la plataforma defiende haber respetado la visión del director en todo momento-, donde la podemos ver ahora mismo en unos «oficiales» 4:3.

La visión del director y su proyección

Aclarados los términos y cifras, vamos a los que nos interesa: ¿por qué se ha grabado en este formato y no en el habitual de cine? Se trata de uno de los comentarios más repetidos de los últimos días y es que muchos desconocían que la famosa Snyder Cut no estaba en widescreen o pantalla completa (el habitual 16:9) y que en su lugar, se muestran dos imponentes franjas negras, una en cada lateral de la pantalla. ¿A qué se debe esto?

La razón la encontramos en la idea de proyección que se tenía para la cinta antes de la pandemia. Como sabes, la confirmación de este nuevo montaje por parte de Zack Snyder ocurrió antes de que la COVID-19 se apoderara del planeta, de forma que el plan era proyectar esta nueva película tan especial en cines IMAX, en los que el formato 4:3 (bueno, 1.37:1, recuerda) es el más idóneo.

Es cierto que Snyder podría haber cambiado el formato y modificar el encuadre una vez se decidió su estreno en TV, pero el director no quiso, entre otras cosas, porque considera igualmente que esta es la mejor manera de mostrar su obra y porque se habrían perdido detalles. Según ha llegado a comentar, con el 4:3 (o similar) el personaje se destaca mucho más en escena, haciendo del mismo alguien más majestuoso. No hay más distracciones ni información adicional: solo tienes al actor o actriz en pantalla. Es por tanto un recorte perfecto para darle más importancia a sus protagonistas, superhéroes todos que precisamente tienen que llenar la pantalla e imponerse de cara al espectador.

Deborah Snyder, productora de la película (y esposa de Zack), lo ha explicado también en una entrevista:

La película se rodó originalmente de esa manera. Ya sabes, no olvides que estaba destinada al estreno en cines, y estaba destinada a tener un lanzamiento IMAX. Pero ahora que estaba en HBO Max, Zack no quería cambiar la relación de aspecto, porque todo estaba enmarcado de esa manera. Y también simplemente creo que por eso es tan único. Obtienes gran parte de la imagen, ves mucho más. Si luego tomamos la decisión de cortarlo, perderíamos parte del marco. Así que era muy importante mantener la relación de aspecto porque así es como se pretendía originalmente. Así fue como se rodó. Así es como se hicieron los efectos visuales.

Al final eso no hace más que diferenciar aún más la obra de Snyder de lo que vimos en 2017 (que llegó con el formato habitual). Una manera más del director de marcar su propio estilo con esta elección tan particular y personal por un formato distinto.

Cómo ver la Snyder Cut en widescreen

Vale, te hemos dado unas buenas razones para que entiendas por qué la Snyder Cut es como es, pero ni con esas te convence: quieres ver la película sin franjas negras. Y punto. En ese caso debes saber que prácticamente todos los televisores permiten «forzar» la imagen para conseguir el ratio que deseas a través de su función «zoom».

Para ello tendrás que buscar precisamente este término (o similar) en la interfaz de tu televisor (también está disponible en muchos proyectores) y activarla, de forma que aumentando la imagen harás que ocupe la pantalla completa. Esto claro, te hará perder información de la imagen completa (por arriba y por abajo, para compensar los laterales), pero sería una «solución» o mejor dicho «truco» en caso de que te empeñes, sí o sí, en visualizar las cuatro horas de metraje sin ninguna barra negra.

Posiblemente a Snyder le de un disgusto si se entera, pero, oye, en tu salón, mandas tú.