Las películas de Superman: una montaña rusa de aciertos y errores

El Hombre de Acero nació en junio de 1938 de la mano de Jerry Siegel y Joe Shuster en los cómics. Sin embargo, Superman no fue llevado a la gran pantalla hasta el año 1978 de la mano del productor Alexander Salkind y el director Richard Donner para conmemorar el 40 aniversario del personaje. Superman no ha protagonizado demasiadas películas, algo que puede chocar bastante teniendo en cuenta su impacto en la cultura de masas. De hecho, existen más proyectos cancelados sobre el Hombre de Acero que finalizados. Esto se ha debido a multitud de factores como problemas económicos, pérdidas de derecho o discrepancias entre los guionistas. A continuación haremos un repaso a las etapas por las que ha pasado el superhéroe en su paso por el cine, así como todas sus películas.

Etapa original: la era Salkind (1978 – 1987)

Christopher Reeve superman

La primera etapa de las películas de Superman es la considerada serie de películas de Salkind, que duró casi una década: de 1978 a 1987. Durante todos estos años, Christopher Reeve fue el encargado de interpretar al superhéroe.

Superman (1978)

La primera cinta del superhéroe de Krypton fue también la película más cara de la historia en su momento. Narraba la historia que todos conocemos de los inicios de Kal-El en su planeta natal a punto de colapsar y su posterior envío a la Tierra, donde lo encuentran una pareja de granjeros de Smallville y lo crían como su propio hijo. Tras la adolescencia, Clark dejaría el pueblo para mudarse a Metrópolis, donde acabaría enfrentándose a Lex Luthor.

Fue una película muy bien valorada por la crítica tanto por su aspecto técnico, como por la doble interpretación de Christopher Reeve y la dirección de Richard Donner. Además, John Williams fue el encargado de crear una banda sonora que no ha envejecido desde esos días.

Superman II (1980)

La segunda película de Superman llegaría un par de años más tarde, pero no exenta de problemas. Los Salkind (Alexander e Ilya) no estaban de acuerdo con la visión del director, y decidieron despedirlo cuando tenía casi tres cuartas partes de la película ya hecha. En su lugar pusieron a Richard Lester, que rehizo buena parte de la película y apenas conservó un tercio del trabajo de Richard Donner, que ni siquiera fue acreditado en la película.

Superman II cuenta la historia de varios kryptonianos que son liberados accidentalmente por el propio Superman, que acabarán buscando venganza al descubrir que es el hijo de Jor-El. Pese a todos los cambios que experimentó su guión, la película fue un éxito, pues conservó parte del encanto de la primera parte y fue bien valorada en términos generales.

Superman III (1983)

La tercera entrega fue encargada de nuevo a Richard Lester, pero perdió a Mario Puzo como guionista, uno de los activos más importantes que tenían en ese momento los Salkind. Se narraría la historia de Ross Webster, un megalómano que decide vengarse de Superman cuando el superhéroe destruye una cosecha de su propiedad que era peligrosa para el medio ambiente. Ross ordena a un experto en informática que diseñe una kryptonita sintética para enfrentarse a Superman, que acabaría dividiéndolo entre Clark Kent y un Superman oscuro.

En esta ocasión, el film sí fue muy criticado, tanto por su dirección como por su poca originalidad.

Superman IV: En Búsqueda de la Paz (1987)

Fue el propio Christopher Reeve, quien movió los hilos para que acabara produciéndose esta película, consiguiendo el apoyo de Cannon FIlms, Golan-Globus y la propia Warner.

La historia fue propuesta por Reeve, y trataba sobre el desarme nuclear. La película comienza con el superhéroe que asiste a la Asamblea General de las Naciones Unidas y anuncia que eliminará todas las armas nucleares del planeta. Sin embargo, Lex Luthor no está de acuerdo con los planes de Superman. El villano acabaría clonando al superhéroe y creando una versión del protagonista impulsado por energía nuclear. La película fue incluso más floja que la anterior, y cerraría la etapa de Reeve como superhéroe.

La etapa oscura: los proyectos cancelados de Superman

nicolas cage superman burton

Tras las cuatro películas, no volveríamos a ver a Superman en la gran pantalla hasta el año 2006. Por medio existieron todo tipo de proyectos cancelados. Superman V se acabaría cancelando por la quiebra de Cannon Films, la productora que estuvo detrás de la entrega anterior.

En 1993, Warner recuperó los derechos cinematográficos de Superman y le asignaron el proyecto a Jon Peters, que había producido las dos películas de Batman de Tim Burton de 1989 y 1992. Peters acabaría contratando al guionista Jonathan Lemkin, que ignoró al completo las directrices de Warner e hizo el guión de Superman Reborn, que narraba la historia de cómo Superman moría y Lois daba a luz a un nuevo Superman. La historia no gustó a Warner, como era de esperar. Posteriormente, el proyecto se cancelaría tras contratar a un nuevo guionista que tampoco terminó convenciendo al estudio.

El siguiente fracaso de Jon Peters se llamó Superman Lives. El guión fue encargado a Kevin Smith, obligándole a cumplir una serie de premisas absurdas que el creativo ignoró. El film se debería haber estrenado en 1998, dirigido por Tim Burton y protagonizado por Nicolas Cage. La película comenzó a rodarse, pero se detuvo para reescribir la historia. El resto fue encadenado. Se contrató a Wesley Strick, que echó por tierra muchas de las ideas de Smith. Posteriormente, el propio director comenzó a mostrarse descontento con Peters, y viendo la situación financiera de Warner por aquella época, lo más sensato fue cancelar el proyecto. Toda esta historia está recogido en el documental The Death of Superman Lives: What Happened?, dirigido por Jon Schnepp.

Sin embargo, todavía se cancelarían otras tres películas más. El primer proyecto de Batman vs. Superman fue encargado a J. J. Abrams, y se cancelaría en 2002. Posteriormente, el mismo artista escribió Superman: Flyby, que se canceló porque Abrams consideró que no tenían presupuesto suficiente. Y, por último, también acabaría en saco roto Superman Destruction a principios de los años 2000

Superman Returns (2006)

Casi tres décadas más tarde, Bryan Singer decidió cancelar dos producciones para dirigir Superman Returns de la mano de Warner Bros. Aparentemente, el director había sido un gran fanático del trabajo de Richard Donner, y en cierta parte, Superman Returns ignoraba completamente todo lo sucedido en las dos películas posteriores a la etapa de Donner, por lo que podría considerarse una secuela directa de Superman II.

En esta ocasión, el Hombre de Acero sería interpretado por Brandon Routh, bastante desconocido hasta ese momento, pero con un perfil que recordaba ligeramente a Reeve. También se le dio el papel de Lex Luthor a Kevin Spacey. La película narraba la vuelta de Superman a la Tierra tras cinco años buscando supervivientes de su planeta natal, lo que había ocasionado que Lex Luthor campara a sus anchas.

Esta etapa podría haber sido mucho más extensa, pues la película tuvo bastante éxito, recaudando casi 400 millones de dólares y teniendo muy buenas críticas. La secuela fue programada para verano de 2009, pero Warner acabó considerando que los números no habían sido tan espectaculares como imaginaron. La secuela nunca llegó a escribirse, pero según Singer, se habría llamado El Hombre de Acero, es decir, justo como se acabaría llamando el reboot posterior.

Universo Extendido de DC

Pasaron otros siete años más y Warner Bros por fin decidió dar una nueva oportunidad a Superman, haciendo un reinicio completo de la franquicia, y sentando las bases de lo que ahora consideramos el Universo Extendido de DC.

El Hombre de Acero (2013)

Superman - Henry Cavill

Es la etapa actual de Superman. Nació con Man of Steel (2013), donde se presentó a Henry Cavill como protagonista e inició la era de Zack Snyder, que a su vez estaba influenciado por Christopher Nolan, que venía de triunfar con su trilogía de El Caballero Oscuro.

Este film combina parte de las dos películas originales interpretadas por Christopher Reeve, donde se narra la vida temprana de Clark Kent, su evolución y su posterior enfrentamiento al otro superviviente de Krypton, el general Zod, que quiere destruir la humanidad.

La visión de Snyder fue bastante interesante, mostrando un Superman muy introvertido y con unos tintes muy oscuros. La recaudación fue un éxito, haciendo más de 668 millones de dólares en taquilla.

Batman v. Superman: Dawn of Justice (2016)

Batman V Superman

Titulada en España como Batman vs Superman: El amanecer de la justicia, esta película sucede un año más tarde que Man of Steel. En esta ocasión, Batman (ahora interpretado por Ben Affleck) vería con sus propios ojos cómo la lucha entre Superman y Zod en Metropolis acabaría con la totalidad del edificio de Empresas Wayne por una negligencia del propio kryptoniano, donde acaba muriendo Jack O’Dwyer, el hombre de confianza de Bruce Wayne.

Tras estos hechos, el Caballero Oscuro acaba oponiéndose totalmente a la forma de impartir justicia del de Krypton —como si la suya pasara previamente por una orden judicial— y decide enfrentarse a él. Mientras tanto, Lex Luthor creará un monstruo a partir de ADN de Zod, a la que bautiza como Doomsday.

Liga de la Justicia (2017)

La película de Justice League se comenzó a planear justo tras finalizar el rodaje de Man of Steel en el año 2012, y seguía los acontecimientos de su predecesora. Sin Superman, Batman y Wonder Woman —junto a otros superhéroes de DC— no se ven capaces de enfrentarse a Steppenwolf, una nueva amenaza para el mundo, por lo que llegan a la conclusión de que la única forma de hacerle frente es resucitar a Superman.

El guión estuvo a cargo de David S. Goyer y se estableció que habría dos películas en total, pero no consecutivas. Ambas estarían dirigidas por Snyder. Sin embargo, todo se torcería tras el estreno de Batman vs. Superman, que tuvo muy malas críticas. Warnet decidió quitar peso a Snyder para no quemarlo. Esto se sumó a que el director y su esposa pasaban por un mal momento, por lo que ambos dieron un paso al lado y se contrató a Joss Whedon para la postproducción de la película. Whedon acabaría haciendo múltiples cambios, e incluso volviendo a rodar escenas y metiendo toques de humor.

Por si fuera poco, la crítica fue bastante negativa. Los fans de DC iniciarían una campaña para que Snyder lanzara su propio montaje de la película bajo el lema #RelasetheSnyderCut. Y, por primera vez en la historia, quejarse en Twitter sirvió para algo. El 18 de marzo de 2021 se publicó en HBO (HBO Max en EEUU) Liga de la Justicia de Zack Snyder (2021), un ‘director’s cut’ adaptado para televisión que fue muy bien valorado por la crítica, pese a ser un montaje innecesariamente largo.

¡Sé el primero en comentar!