Byte, el regreso de Vine (más o menos) y los vídeos de seis segundos

Vine fue toda una revolución, aunque lamentablemente duró menos de lo que muchos hubiesen querido. Aquella red enfocada en vídeos de apenas unos segundos fue vendida a Twitter y acabó cerrando sus puertas en 2017. Ahora, dos años después de aquello, uno de sus cofundadores regresa con Byte. En esencia, es el nuevo Vine.

Byte y el regreso de los vídeos de 6 segundos

Byte interfaz de uso

Creada por Dom Hofmann (cofundador de Vine) y Rus Yusupov, tras un desarrollo de varios años y unos meses en fase de beta cerrada, Byte ya ha llegado de forma oficial. Una nueva plataforma social que recupera la esencia de Vine, o lo que lo mismo: los vídeos de corta duración.

La aplicación está disponible tanto para iOS como Android y ya puede ser descargada por cualquier usuario interesado en ella. Lo único que necesitarás será una cuenta de Google, aunque los usuarios de iOS podrán hacer uso del Sign In Apple. Una vez accedes, creas tu perfil y ya estás listo para empezar a consumir el contenido ya existente, como publicar el tuyo propio.

Para publicar nuevo contenido en Byte cuentas con una interfaz muy sencilla, sin misterio alguno. Básicamente es la misma pantalla que puedes ver en otras aplicaciones. Por ejemplo, en las Stories de Instagram o la propia Tik Tok. Con un botón central, mientras lo mantienes pulsado las grabando. Si quieres detener la grabación para cambiar de escena, simplemente deja de pulsar. Y para saber qué tiempo de grabación tienes aún, en la parte superior tienes una barra de progreso.

Cuando ya tengas aquello que quieres compartir, puedes añadirlo a un canal con temática concreta. Por ejemplo,  a comedia, animación, mascotas, arte, juegos, etc., tú decides. El último paso es darle a publicar y esperar a que otros puedan verlo, les guste y den like, te sigan, etc.

Byte en la era de TikTok y las stories de Instagram

Byte, el "regreso" de Vine

Cuando Vine llegó el propio planteamiento de la aplicación y cómo sus usuarios tuvieron que ingeniárselas para contar en pocos segundos sus historias, parodias, etc., resulto llamativo. Ahora, todo eso ha cambiado ya no están solos y resulta complicado imaginar que puedan meter la cabeza en terreno de TikTok o Instagram y sus historias.

¿El arma de Byte? Pues parece que Hofmann tiene planeado establecer un programa que permita a los creadores obtener remuneración por su contenido. O lo que es lo mismo, incentivar que usen Byte mediante dinero. Y sí, puede ser atractivo, especialmente para aquellos usuarios de Instagram o TikTok que a pesar de su popularidad en dichas plataformas han ido forzando que sus seguidores fuesen a otras plataformas como YouTube para lograr monetizar.

¿Logrará Byte plantar cara a los gigantes actuales? Es complicado pensar que sí lo hará. Ahora mismo están de estreno y es lógico que se le de cobertura, que muchos usuarios se animen a probarla. Pero como luego ocurre, y podríamos dar muchos ejemplos similares, si la acogida no es importante caen en el olvido.

Aquí, ese recuerdo y búsqueda de atracción al ser el «heredero» de Vine podría ayudar. Pero, aún así, es complicado pensar que vaya a tener un gran calado. De todos modos, si fuiste de los que lamentó el cierre de Vine, aquí tienes al «nuevo Vine».