Objetos camaleónicos, es lo que permite este tinte sintético capaz de cambiar de color indefinidamente

Imagina tener objetos capaces de cambiar de color tantas veces como quieras y de forma sencilla. Sí, algo parecido a lo que hace el camaleón pero aplicado a cosas. Pues eso es, más o menos, lo que ha logrado un grupo de investigadores del MIT: el PhotoChromeleon.

Convierte cualquier objeto en un camaleón

El camaleón tiene en su piel lo que se conoce como cromatóforos, células que contienen una batería de pigmentos ordenados por capaz -rojos y amarillos en la superior, blanco y azul en la intermedia y oscuros en la más profunda-. Gracias a ello es capaz de cambiar de color cuando quiere, bien para seducir o bien para camuflarse.

Con esta misma idea, un grupo de investigadores del MIT ha logrado desarrollar un tinte sintético que es capaz de cambiar de color tantas veces como se quiera. ¿Cómo se logra? Pues aprovechando una solución que es capaz de reaccionar a la luz y sus diferentes longitudes de onda. De ese modo, se puede pasar de un color a otro con sólo exponerlo a una fuente de luz concreta. Luego, con luz natural se mantendrá el patron y color establecido.

Como has podido ver en el vídeo superior, PhotoChromeleon es el nombre que se le ha dado a este tinte sintético que se podría aplicar a cualquier objeto del mismo modo que otro tipo de pintura. Por ejemplo, aquí se hace a través de un spray. Una vez ya está el objeto pintado es hora de dibujar en él.

Para hacerlo el primer paso es escasear el objeto y sacar una figura digital en 3D. Con dicha figura se aplica el diseño del mismo modo que se haría con un modelado 3D desde cero por ordenador. Una vez se tiene el diseño el siguiente paso es usar un proyecto DLP y una luz ultravioleta.

El tinte sintético está diseñado para reaccionar a diferentes longitudes de onda de la luz. De ese modo, aplicando una proyección con el proyector DLP se podría modificar el color para obtener el tono que se desea. Y con la lámpara UV se establecería el nivel de saturación que iría desde transporten hasta el máximo valor.

Dar al usuario la posibilidad de personalizar sus objetos tantas veces como quieran es una gran solución de cara a preservar innumerables recursos.

Con este tipo de soluciones, tal y como comenta la profesora del MIT Stefanie Mueller, se pueden preservar innumerables recursos. Y es cierto, imagina cuántas veces has acabado comprando varias carcasas para tu smartphone porque querías cambiar de color o diseño. Claro que podría aplicarse a todo, desde zapatillas de deporte hasta tu coche.

Este nuevo compuesto o tinte sintético podría ser muy interesante de cara a un futuro, agilizando los procesos de fabricación de piezas y objetos de todo tipo. Aún así, habría que tener paciencia para ver si hay algún tipo de problema aún por solventar como podría ser su durabilidad, coste de todo el equipo necesario para ir más allá de pintar una simple figura de un camaleón, etc. Pero seguro que más de uno ya quisiera tener un bote con esta pintura por casa.