¿Ha copiado Disney el personaje de Jack Sparrow?

Isaac García

Al parecer, Disney no consigue sacudirse cierto problema con su franquicia Piratas del Caribe. Y es que hay quien la acusa, desde hace tiempo, de haber copiado la trama y, sobre todo, el personaje de Jack Sparrow. Cuando parecía que las acusaciones de plagio se habían terminado, ha resurgido el tema y un juez de Estados Unidos, al parecer, ha encontrado indicios de que es posible que Piratas del Caribe sea una copia. Te contamos todos los detalles.

El carisma y el humor del capitán Jack Sparrow, que innovaron el estancado género cinematográfico de las películas de piratas, parece que no son tan originales como Disney nos hizo creer.

Desde hace un tiempo, la franquicia de Piratas del Caribe lleva peleando contra las acusaciones de copia.

Las acusaciones de plagio contra Disney por Jack Sparrow

La cara de Jack Sparrow cuando se entere de que es una copia

Todo comenzó en 2017, cuando dos guionistas, A. Lee Alfred II y Ezequiel Martínez Jr., llevaron a los tribunales a Disney acusándola de haberse apropiado de la esencia de un guión que enviaron a la productora. Disney rechazó la historia, pero, según los escritores, se apropiaron de multitud de elementos para realizar Piratas del Caribe y, sobre todo, copiaron uno de ellos.

Al parecer, la clave de la demanda es el personaje de Jack Sparrow y cómo este era la primera interpretación de un pirata con grandes dosis de humor y un buen corazón en el fondo.

Sí, como lo oyes. Los demandantes creen que nunca antes se habían retratado los piratas de esa manera.

Alfred y Martínez afirman que Sparrow es una imitación de su concepto del pirata Davy Jones, protagonista de un guión titulado Piratas del Caribe, que, según alegan, fue presentado a Disney por su productora Tova Laiter en 2000.

La pareja ya estaba trabajando con Disney en otra historia, llamada Red Hood. La todopoderosa empresa de entretenimiento pasó de la historia de piratas, pero, al parecer, el guión no les fue devuelto hasta dos años más tarde. Los guionistas apuntan que la película original y las secuelas copian descaradamente temas, escenarios, trama, personajes y diálogos de su historia.

El caso se ha vuelto a abrir en los tribunales

Jack Sparrow como juez

Disney parecía haber vencido en mayo de 2019, cuando la jueza del Tribunal de Distrito Consuelo B. Marshall les concedió una moción de sobreseimiento. La justicia consideró que los elementos similares en las historias eran tópicos del género no sujetos a protección.

Sin embargo, en julio de 2020, el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos consideró que: «El guión (de Alfred y Martínez) comparte suficientes similitudes con la película».

Eso significa que el caso sigue adelante y Disney está batallando ahora mismo en los tribunales.

De momento, la justicia no se ha pronunciado definitivamente. Actualmente, el juicio para por una fase en la que los acusadores deben demostrar que, realmente, Jack Sparrow era creación suya, mientras que Disney lo plagió sin compensarles ni reconocer el crédito que tenían.

De ser así, la productora se enfrentaría a una compensación millonaria que ya no haría tan rentable una saga que ha superado, ampliamente, los mil millones de dólares de recaudación.

Veremos si se sostiene la acusación de que, hasta la llegada de Jack Sparrow, ningún pirata había tenido sentido del humor en la pantalla, o escondía una esencia bondadosa tras toda esa excentricidad y sombra de ojos.