La nueva serie de Angry Birds llega a Netflix para destrozarlo todo

La nueva serie de Angry Birds llega a Netflix para destrozarlo todo

Pedro Santamaría

Angry Birds cambió el panorama de los juegos para móviles en 2009 y permitió a una, por aquel entonces, desconocida Rovio Entertaiment crecer de una forma sorprendente. Tanto que la popularidad del videojuego no sólo le generó altos ingresos, también la posibilidad de licenciar el título para lanzar multitud de merchandising y hasta películas de cine. Ahora Netflix anuncia que está preparando una nueva serie original centrada en estos pájaros enfadados.

Angry Birds: Summer Madness

Si tienes cierta edad seguro que recordarás los primeros años tras el lanzamiento del videojuego original de Angry Birds para dispositivos móviles. El éxito que cosechó el título fue una auténtica locura e hizo que Rovio Entertaiment ganase muchísimo dinero. Y no sólo con él, también con todo lo que le supuso la licencia que vendió a otras compañías para que hiciesen juguetes, camisetas y todo tipo de merchandising.

Es más, incluso el mundo del cine se interesó por llevar a la gran pantalla las aventuras de estos pájaros y sus enemigos los cercados. La primera película llegó en 2016 y en 2019 se estrenó la segunda parte, The Angry Birds Movie 2. Su paso por la taquilla no hizo mucho ruido, pero cuando llegó a Netflix parece que todo cambió.

En el servicio de vídeo por streaming su popularidad creció y durante semanas estuvo en las listas de lo más visto. Por eso, suponemos, que Netflix consideró la posibilidad de hacer una serie animada que ahora han anunciado que está en proceso. Sí, una producción original que se llamará Angry Birds: Summer Madness.

En esta serie, compuesta por 40 episodios de 11 minutos de duración cada uno, veremos las aventuras de Red, Bomb y Chuck durante su etapa de preadolescencia en un campamento de verano en el que coincidirán con otros personajes populares, algunos de ellos de juegos más recientes. Y no, tampoco faltarán los cerdos ni el caos que siempre suele reinar en cada una de sus aventuras. Todo con una renovada estética.

Producida por Netflix, la productora infantil CAKE y Rovio Entertaiment, el responsable de la dirección de esta nueva producción original de la plataforma será Curtis Lelash, el cual ya ha comentado algunos detalles de lo que espera conseguir con la misma.

Angry Birds ha sido un fenómeno increíble para niños de todo el mundo y estamos emocionados de llevarlos al nido de Netflix, donde estarán más enojados que nunca.

Veremos cómo les sale la apuesta. Es cierto que si la primera entrega cinematográfica de Angry Birds no fue muy buena, la segunda parte recuperaba un poco más la esencia del primero juego que tanto nos gustó cuando se lanzó en 2009. Un juego al cual, incluso ahora, es bastante divertido volver a jugar.

Si les sale bien y cuaja, de cara a atraer al público más pequeño será interesante. Más aún cuando Disney+ ha llegado a más países y su catálogo está muy orientado a satisfacer los gustos de los más jóvenes de la casa. Eso sí, habrá que esperar a 2021 para verla.