Baby Yoda podría estar en peligro… por el coronavirus

Baby Yoda podría estar en peligro… por el coronavirus

Drita

Eventos internacionales cancelados, conciertos pospuestos, centros públicos cerrados, estrenos de películas que se mueven en la agenda…. La expansión de coronavirus tiene muchas implicaciones más allá de la afectación de la salud de las personas, hasta tal punto que su propagación está provocando una reacción en cadena de la que ya no se libra ni el Baby Yoda. Lo que estás leyendo.

Un merchandising de Baby Yoda en riesgo

Intentamos no darle demasiada bola al coronavirus (ya se encarga la TV de alimentar una paranoia, en muchos caso, infundada), pero de vez en cuando surgen noticias demasiado íntimamente relacionadas con lo que nos interesa como para no comentarlas por aquí. Ya pasó con la cancelación del MWC 2020, los malos resultados en taquilla de Harley Quinn, nuestras apuestas sobre el esperado anuncio de la PS5… y ahora toca el turno del mismísimo Baby Yoda.

Baby Yoda animado

Resulta que la propagación del COVID-19 está provocando la ausencia como sabes de muchas personas en sus puestos de oficio. El teletrabajo se ha impuesto como norma en muchas ciudades donde el número de afectados va en incremento, algo que puede traer consigo algunas cosas positivas -el trabajo remoto tiene sus aspectos positivos para las empresas cuando se sabe gestionar adecuadamente-, pero también consecuencias negativas. Es el caso de aquellas ocupaciones que inevitablemente requiere de la presencia física de la persona como por ejemplo en una fábrica. Y justo eso es lo que puede llegar a tener un alto impacto en las distribuciones de Hasbro.

La firma ha reconocido que podría tener problemas debido a un descenso de actividad en instalaciones que producen su stock en China. La compañía no ha nombrado ninguna marca en concreto (ya sabes que dentro de su amplio catálogo tienes desde la gama Power Rangers hasta la de Star Wars), pero teniendo en cuenta que andaban en plena promoción de sus productos Baby Yoda, no hay que ser muy rebuscado para caer en la cuenta de cómo podría verse afectado el merchandising de este personaje de The Mandalorian.

Parece que la capacidad de fabricación y envío de productos ya se ha visto mermada y se espera que además que la preocupación que existe de contagio obstaculice igualmente las ventas a minoristas, dado que la gente está empezando a rehuir y cancelar reuniones (en las que se cierran estos tratos de comercialización).

Es cierto que por el momento Hasbro no ha querido que cunda el pánico y que confía todavía en que su línea de producto de The Mandalorian esté lista para esta primavera, según ha reconocido al medio estadounidense iO9, pero al mismo tiempo tiene presente posible contratiempos y no descarta que termine habiendo retrasos inevitables que provoquen otras demoras en cadena:

Si bien hemos desarrollado y continuamos desarrollando planes para ayudar a mitigar el impacto negativo del coronavirus en nuestro negocio, los esfuerzos no evitarán por completo que nuestro negocio se vea afectado negativamente […] y cuanto más tiempo el brote afecte al suministro y a la demanda, más negativo será el impacto que tenga sobre nuestro negocio, ingresos y ganancias, y más limitada será nuestra capacidad para tratar de compensar el desarrollo, la producción y las ventas de productos retrasados ​​o perdidos.

Lo peor de todo esto, dentro del ámbito del negocio, es que la expansión de COVID-19 sigue siendo incierta, lo que dificulta enormemente predecir un impacto final. Todos los planes que se hagan en la compañía (Hasbro o cualquier otra que tenga relaciones con China) están sujetos a cambios de última hora y la periodos más prolongados de los esperado, siendo el consumir final el último perjudicado de todo esto.

Del éxito en la feria del juguete a estar en el aire

Ya te contamos que la Toy Fair de Nueva York 2020 había sido todo un éxito para Hasbro y Baby Yoda en especial gracias al nuevo muñeco animado, que ha conquistado a todo tipo de fans. Se trata de una figura a imagen y semejanza del personaje capaz de moverse, cerrar y abrir los ojos y emitir sonidos, y cuyo coste no supera los 60 euros.

Ahora sin embargo su distribución podría llegar a estar en peligro si el coronovarius sigue su curso de manera tan devastadora. Son muchos los que se han animado a hacer la reserva de este muñeco, lo que bien puede provocar, si no es un primer retraso en la hornada de lanzamiento, demoras posteriores en las reservas que se hagan en la segunda mitad de año. Por el momento en Amazon, donde lleva disponible desde hace algo más de una semana, mantiene su fecha de envío invariable: el 15 de diciembre, justo a tiempo para las fiestas de Navidad -recuerda que en Amazon nunca te cobrarán el producto hasta que salga rumbo a tu casa.

No el único Baby Yoda que podría sufrir complicaciones. Funko, cuya figura de The Child es ya una de las más vendidas de su historia, ha comunicado a sus inversores que por el momento se mantienen las fechas de lanzamiento para esta primavera pero que esperan sufrir complicaciones en lo que queda de año precisamente por problemas de producción. Un portavoz de la firma ha confirmado de nuevo a iOS9 que están trabajando estrechamente con fabricantes, logística y demás minoristas para mitigar en lo máximo posible las inevitables interrupciones que sufrirán y que de haber cambios en estos planes, lo comunicarán lo antes posible. Veremos.