Netflix prepara la secuela de Chicken Run: Evasión en la granja

La famosa película de Chicken Run: Evasión en la granja tendrá una secuela y la responsable de desarrollarla no es otra que la plataforma de contenidos en más estado de gracia del momento: Netflix. ¿Cómo ha surgido la idea? ¿quién anda tras el proyecto? Ponte cómodo que te lo contamos todo.

Chicken Run, una revolución animada

Hace nada más y nada menos que 20 años del estreno de Chicken Run: Evasión en la granja. Esta película sorprendió a propios y extraños con un entretenido planteamiento en stop-motion que terminó haciendo récord en taquilla (es la que más dinero ha generado dentro de su género) y disfrutando de varias nominaciones a algunos de los premios más importantes de la industria como lo BAFTA o los Globos de Oro.

Creada por los estudios de Aardman Animations (los mismos responsables de la famosa Wallace y Gromit), se trata de un largometraje, desarrollado en colaboración con Dreamworks Animation, en el que se narra la historia de un grupo de gallinas que siempre han soñado con escapar de la granja en la que viven en Yorkshire 8Inglaterra) y que finalmente ponen en marcha un plan tras conocer a un nuevo gallo que promete ayudarlas.

Chicken run

Desde 2018 hemos estado escuchando sobre una posible secuela de esta genial película, sin embargo, dos años después, seguíamos sin tener detalles o pistas que nos contaran un poco más sobre cómo iba la idea. Hasta ahora, claro. El estudio que en su día hizo realidad el filme ha confirmado la producción de la secuela, apuntando además con ello que Netflix está también metida en el proyecto.

La secuela la verás en Netflix

Durante un festival online de animación, Aardman Animations Studios se ha encargado de confirmar el notición, apuntando, como decíamos, el acuerdo con Netflix. También la plataforma se ha manifestado sobre el asunto, explicando que Pathé (empresa francesa que financió la primera película) y Studiocanal (que ha respaldado, distribuido y vendido las producciones de Aarsman desde 2015) han sido las encargadas de cerrar el acuerdo con la plataforma, transfiriendo los derechos para que el servicio de contenidos ofrezca la secuela en su catálogo -fuera de China.

El productor ejecutivo de la película, Peter Lord, ha reconocido que la idea lleva mucho tiempo gestándose pero que nunca terminaban de encontrar «eso» que los convenciera y «enamorara» lo suficiente. Ahora parece que el proyecto, que será dirigido, por cierto, por Sam Fell, sí que tiene forma y, sobre todo, un socio de excepción: «Siento que ahora podemos hacer la secuela de Chicken Run que queremos, la única que realmente nos importa».

El rodaje empezará el año que viene eso sí, por lo que aún habrá que esperar para poder disfrutar de la secuela, en la que conoceremos a Molly, nacida de un huevo puesto por Ginger y Rocky. Esta nueva gallinita crecerá y querrá abandonar el lugar que habita mientras que una nueva amenaza pondrás en peligro todo lo conseguido por Ginger hace 20 años…

Parece que vamos a tener diversión asegurada. ¿Alguien lo duda?