Así sería el ‘Príncipe de Bel-Air’ si fuera un drama producido por Netflix

El Príncipe de Bel-Air fue una de las comedias más divertidas de los 90. Fue la serie que llevó a Will Smith a la fama, y en ella daba vida a un joven de Filadelfia que se iba a vivir con sus tíos de Bel-Air. Un total de 148 capítulos a cual más desternillante (aunque también hubo alguno con el que soltar alguna lagrimita) culminaron la que hoy es una de las series más recordadas de la sobremesa española. Pero, ¿y si la historia hubiera sido completamente diferente?

Un Príncipe de Bel-Air con una historia dramática

Esa es la interpretación que ha querido darle Morgan Cooper con este peculiar tráiler de Bel-Air (2019), una versión moderna del Príncipe de Bel-Air que plantea una historia completamente diferente para el bueno de Will. En ella, se nos presenta el mismo giro en la vida del protagonista, pero en lugar de darle un toque cómico, la historia nos muestra la cara más dura de la realidad, donde Will intentará defender sus orígenes más rebeldes en una sociedad elitista donde el dinero manda.

Bel-Air (2019), el reboot amateur del Príncipe de Bel-Air

Lamentablemente debemos de decirte que este tráiler es completamente amateur, ya que es obra de un fan que ha querido dar su toque a la mítica serie. Es no quita que el resultado sea espectacular, ya que tanto la grabación, los actores como la propia trama lucen espectaculares, así que habrá que ver si esto llega a la mesa de algún directivo. En apenas unos días el vídeo ha alcanzado el millón de reproducciones en YouTube, así que veremos si la buena crítica anima a sus creadores a dar un paso más.

Bel-Air 2019

Viendo la calidad de la producción y el toque tan original que transmite, no cabe duda de que podría tratarse perfectamente de una serie producida por Netflix de las muchas que llegan mensualmente al catálogo del servicio de streaming. ¿Se atreverá la marca de financiar este interesante proyecto nacido en YouTube? Visto lo visto, no debería de ser muy difícil que convenciera al público, ya que las primeras opiniones coinciden en lo mismo: parece demasiado real para ser una creación de un fan. ¡Ojalá se animen a hacer algo!