Queda prohibido disfrazarse de Joker para ir a ver la película

Queda prohibido disfrazarse de Joker para ir a ver la película

Drita

Así de tensas están las cosas en estos momentos. Algunos cines han prohibido que la gente que vaya a ver la nueva película Joker vaya disfrazada del personaje maligno de Batman. Y es que las medidas de precaución son pocas después del revuelo que está montando la película.

No se puede ir disfrazado de Joker

Muchas salas de cine en Estados Unidos están extremando todo tipo de precauciones de cara al estreno de la semana que viene. Nos referimos, claro, a la llegada de Joker, la nueva película de Todd Phillips protagonizada por Joaquín Phoenix, que prácticamente ha generado atención desde sus inicios, aunque estas últimas semanas se ha visto más en el centro del huracán que nunca.

Varios son los motivos que han llevado a que la película esté en boca de todos: en primer lugar por el protagonista en cuestión. No es la primera vez que vemos a Joker en pantalla, ni mucho menos, pero nunca lo habíamos hecho desde una perspectiva ta realista, intimista y oscura como la que nos presenta Philips, su director. Segundo, por la crítica, que la encumbra a lo más alto del cine, recogiendo solo alabanzas y buenos análisis desde que se mostró a los primeros expertos. En tercer lugar por los premios recogidos. Y es que una película como esta ha llegado a ganar el León de Oro del Festival de Cine de Venecia, algo totalmente inesperado por la temática del filme -¿un villano de cómic? ¿en Venecia? De locos.

Joker

Por último, y el más preocupante de todos, por la expectación popular que ha generado. La película a fin de cuentas nos presenta a un hombre trastornado por una sociedad en la que no encaja y eso parece estar haciendo mella en ciertos sectores. Como te contamos hace apenas unos días, el FBI y el propio departamento militar de EEUU andan preocupados por cómo reaccionará la gente al estreno, especialmente tras descubrir ciertos mensajes en redes sociales y en la deep web de determinados grupos, conocidos por su promoción de actos violentos y de odio, que hacen pensar que el primer día de proyección podrían ocurrir tiroteos masivos.

Además de reforzar la vigilancia más que nunca, algunos cines han tomado otra medida más adicional: prohibir a la gente que se disfrace de Joker para ir a ver la película. En ciertas salas ya de por sí se prohibe el uso de máscaras o de armas de juguete -desde el registro de un tiroteo ocurrido en 2012-, pero ahora, de manera excepcional, se ha añadido esta nueva norma, que prohíbe a los espectadores vestirse y maquillarse como el personaje.

El director de la cadena de cines Landmark, donde se ha adoptado en primer lugar la medida, asegura que lo que busca con esto es que «los clientes se sientan cómodos en su entorno». AMC Theatres, por su parte, no cree necesario imponer esta norma, y siguen permitiendo a la gente acudir con disfraces, pero sin máscaras, pintura facial u objeto que oculte la cara.

¿Crees que se está exagerando demasiado todo lo relacionado con la película?