Móntate la mejor oficina en casa con estos muebles de Ikea

Isaac García

El teletrabajo es la nueva realidad para muchos, entre los que me incluyo. Por eso, nos hemos tenido que adaptar y hacer sitio en el hogar para nuestras labores profesionales. No basta con encorvarse sobre el portátil sentado en el sofá y, por eso, te contamos cómo montarte la mejor oficina en casa con estos muebles de Ikea. Te aseguro que vas a trabajar mucho mejor que en el cubículo que te daba tu empresa.

A la hora de montar esa oficina en casa, hay dos elementos fundamentales que serán la base de todo lo demás. Te recomendamos que no escatimes en ellos, porque van a ser lo más importante para la comodidad, la productividad y la salud cuando teletrabajes.

Se trata de la mesa y la silla, así que empecemos por la primera.

Mesa regulable para trabajar sentado y de pie

Hace unos años, se puso de moda trabajar de pie, a raíz de ciertos estudios que determinaban que era mucho más sano que hacerlo sentado. Con el tiempo, el furor por esa moda, e incluso los resultados de esos estudios, se han matizado.

Es bueno trabajar de pie, sí, pero no todo el rato. De hecho, la recomendación más saludable es cambiar de posición a lo largo del día (y estirar las piernas, moviéndose de vez en cuando).

Por eso, si quieres tener lo mejor de los dos mundos, nuestra recomendación es que te pilles un escritorio de altura regulable, que te permita pasar de estar sentado a trabajar también de pie.

Nuestra recomendación principal sería la mesa Bekant, que sube y baja la mesa con un botón y un motor. Sin embargo, puede que los casi 500 euros que vale sean muchos.

Por eso, el modelo más económico es la Skarsta, que funciona con manivela y, de paso, ejercitamos el brazo.

Silla ergonómica

Lo siguiente en lo que debes pensar es la silla. Pasamos demasiado tiempo sentados, así que, al menos, que sea cómoda y cuide la espalda. Nada de sillas gaming, queremos elegancia y comodidad, además de no dar la impresión de estar con el Call of Duty cuando tengamos una reunión por vídeo.

La línea Flintan que tienen en Ikea está por debajo de los 100 euros y está bien, especialmente si sigues el consejo de trabajar de pie algunos ratos.

Pero si puedes invertir un poco más, te recomendamos el modelo Markus. Son unos 150 euros, pero el respaldo también tiene reposacabezas y en el vídeo de arriba tienes las instrucciones de montaje.

Una base de monitor

Base de monitor de Ikea

El monitor debe estar a la altura de los ojos, para no forzar el cuello. A veces parece una tontería, pero incluso pequeños ángulos mantenidos mucho tiempo darán lugar a problemas.

Por eso, para elevar un poco ese monitor, o incluso el portátil si trabajas en él con teclado y ratón externos, te recomendamos una base de monitor.

El modelo Ellowen combina diseño y ergonomía, junto con un cajón muy útil para guardar cosas.

Una base para trabajar con el portátil en cualquier parte

Al final sabemos que te vas a ir al sofá, o incluso a la cama en esas primeras horas de las mañanas de invierno. Al menos, cuando sea así, usa una base para el portátil que puedas poner en tu regazo.

Estarás más cómodo, el portátil estará más estable y, de paso, no taparás la ventilación del ordenador. Todo un clásico cuando se trabaja así.

El modelo Byllan, por apenas 20 euros, es una elección excelente.

Otros accesorios para tu oficina en casa

Accesorios de oficina en casa

Para completar, ya depende de tus necesidades. Si necesitas almacenar papeles (y encontrarlos), hazte con una buena estantería para tenerlos a mano. La línea Bror de Ikea nos gusta y encontrarás de todos los tamaños.

Además de eso, una buena iluminación es imprescindible. Aquí, para gustos, colores, así que tienes toda una selección de flexos y lámparas de escritorio.

Y si eres de alta tecnología como nosotros, imprescindibles las regletas y organizadores de cable.

Como ves, si te das una vuelta por Ikea, puedes montarte una oficina en casa que será la envidia de tu jefe.

¡Sé el primero en comentar!