El nuevo Mac Pro no es un buen rallador de queso

El nuevo Mac Pro no es un buen rallador de queso

Pedro Santamaría

Cuando Apple presentó su nuevo Mac de sobremesa los usuarios no tardaron mucho en encontrarle cierto parecido y bautizarlo con un nuevo nombre: el rallador de queso . Sí, puede que no sea justo para el trabajo de ingeniería que hay detrás pero también hay que admitir que tienen ciertas similitudes. Hasta IKEA lo vio y comentó en redes sociales. Aún así, la pregunta que muchos se han hecho es, ¿realmente serviría como un rallador de queso? Pues Winston Moy nos ha sacado de dudas.

El Mac Pro y su capacidad para rallar queso

Tras la presentación del nuevo Mac Pro hubo muchos memes y blogs comentando su diseño. Como decíamos, hasta IKEA se lanzó y lo comparó con su rallador IDEALISK. Una comparativa algo injusta, porque Tim Cook, Jonathan Ive y resto del equipo de ingenieros de Apple tuvieron que pasar con total seguridad, multitud de reuniones, solventar problemas y tomar decisiones complicadas. Pero tampoco vamos a ser unos aburridos, si se parece se dice y punto.

_

De todos modos, aquí lo que importa es saber si de verdad serviría como rallador de queso o no. Que sí, que nadie va a gastarse los más de 7.000 euros que va a costar el modelo base para rallarle queso. Por eso, Wiston Moy lo que hizo fue analizar cómo habría realizado Apple ese diseño de su carcasa. Así, tras realizar varios diseños en 3D se dispuso a fabricar una pequeña sección replicando el frontal del equipo.

 

Del vídeo, además de la parte final, lo más interesante es ver cómo el proceso de fabricación de la carcasa no es para nada sencillo. Para empezar, la carcasa es una única pieza de aluminio. Apple ya tiene experiencia en fabricar piezas así pero eso no quita que siempre haya dificultades. En este caso más aún por cómo hay que realizar el dibujo para que todo cuadre a la perfección y los orificios cumplan con su función: lograr un sistema de ventilación y disipación eficaz.

Pero volviendo a la parte divertida. Una vez Moy acabó con el diseño, solventó los contratiempos y problemas que se fue encontrando para tener una pieza lo más parecida posible, se dispuso a probar qué tal funcionaría como rallador de queso, ¿el resultado? Un pequeño desastre.

rallador queso Mac Pro

Podrá tener un gran parecido, pero el Mac Pro no sirve para rallar queso. Aunque eso sí, para colocar la pastilla de jabón… Ahora en serio, tras esta divertida idea lo importante es que una vez llegue a los usuarios, el equipo cumpla con su cometido: ofrecer potencia de sobra para usos muy exigentes. Si lo hace no habrá problema, si no… mejor hubiese sido que al menos sirviese para rallar queso.