Así ven las 8 cámaras del Tesla Model S en 360 grados

Así ven las 8 cámaras del Tesla Model S en 360 grados

Carlos Martínez

Unos de los principales elementos que permiten a los modelos de Tesla mantener el control total de la carretera son sus cámaras. Los 8 sensores colocados alrededor de la carrocería permiten tener un control total del entorno, dando vida así a funciones y características tan llamativas como el conocido modo Autopilot. Pero, ¿cómo trabajan exactamente este conjunto de cámaras? ¿Qué son capaces de detectar?

Las 8 cámaras del Tesla Model S en vídeo

Con la intención de mostrar de una manera bastante fácil la visión que dispone el vehículo en la carretera, este usuario de YouTube ha mezclado las señales de imagen de las 8 cámaras para crear un vídeo de 360 grados desde el que podremos revisar una vista completa de todo lo que rodea al vehículo durante el trayecto. Por si fuera poco, se han incluido todos los detalles de telemetría y de detección de vehículos, por lo que el vídeo muestra perfectamente la propia visión del sistema inteligente del vehículo.

En las imágenes podemos ver cómo el sistema identifica en tiempo real carriles, arcenes, vehículos en sentido contrario y obstáculos, pero lo más interesante de la grabación es que en gran parte del vídeo el vehículo se encuentra ejecutando el modo autopilot, por lo que ayuda a hacernos una idea de cómo el sistema es capaz de responder a los eventos que aparecen. Al contrario de lo que podría parecer, las variables presentes en un solo segundo son muchísimas, por lo que el tiempo de respuesta es espectacular, demostrando la complejidad que esconde un sistema de autopilotado como este.

Modo autopilot en nivel difícil

Pero si creías que la cosa terminaba ahí, te equivocas. Las grabaciones de estas pruebas se han realizado por la famosa travesía de “La Cola del Dragón”, una sinuosa carretera perteneciente a un puerto de montaña situado entre Carolina del Norte y Tennesse que es famosa por sus numerosas curvas, y es que durante el trayecto nos encontraremos con nada menos que 318 curvas en todo el recorrido.

Las pruebas realizadas en esta grabación están realizadas en un modelo con la versión 2.5 de Autopilot, una generación bastante actualizada, pero que nada tiene que ver con la 3.0, una generación que incorpora cámara más rápidas capaz de procesar hasta 2.000 imágenes por segundo, una tasa de transferencia que ayudaría a controlar de una manera más rápida todos los cambios producidos en la carretera.