Así se ve un vehículo hipersónico moviéndose a 10.620 kilómetros por hora

«Así se ve…» por decir algo, claro. EEUU ha estado probando su nuevo vehículo hipersónico capaz de moverse a una velocidad de más de 10 mil kilómetros hora, una cifra difícil incluso de imaginar. Por suerte, hay un video que demuestra que el vehículo existe. Y si no lo crees, echa un vistazo a continuación.

A velocidad de vértigo

Es sin duda uno de los vídeos de la semana. La Fuerza Aérea de Estados Unidos ha compartido una grabación en la que es posible ver (o al menos apreciar) cómo se mueve su último vehículo hipersónico. Se trata de una especie de trineo que se desliza por unas vías correderas metálicas a una velocidad, en términos de física, de Mach 8,6 (velocidad del sonido). O lo que es lo mismo en términos más prácticos y familiares: a 10.620 kilómetros por hora, que puede traducirse también en 1,6 kilómetros por segundo. Se dice pronto.

Según explican en Yahoo!, para que te hagas una mejor idea, de la hazaña conseguida, este tipo de vehículos eran capaces de alcanzar una velocidad de Mach 5, una cifra que ha quedado más que superada en esta nueva prueba de esta división de las Fuerzas Armadas estadounidenses. Tal es el hito logrado, que no han dudado compartirlo en un vídeo, aunque, como adelantábamos al principio, incluso es difícil de ver dada la manera en la que se mueve.

El que ya se ha convertido en el vehículo más rápido de la historia se desliza dejando un destello a su paso, casi como si de una película de ciencia ficción se tratara. No solo eso. También deja a su paso un ensordecedor ruido, sin el cual precisamente te sería casi imposible apreciar que algo de ha movido.

¿Y para qué hace la Fuerza Aérea de Estados Unidos este tipo de pruebas? El objetivo es puramente científico y busca analizar el comportamiento de diferentes materiales cuando estos son sometidos a aceleraciones extremas como las que puede alcanzar este vehículo hipersónico. Para sus «experimentos» utilizan la base aérea Edwards, situada en la frontera de los condados de Kern y Los Ángeles (en el desierto de Nuevo México), donde se dedican a la realización de los tests de velocidad.

Visto lo visto y conociendo estos resultados, cualquiera diría que las habituales pruebas de velocidad de automóviles se quedan tras esto en auténticos pañales. Sin ir más lejos, hace solo unos días el fabricante de coches Bugatti conseguía alcanzar el récord de velocidad con su imponente modelo Chiron, al que puso a 490 kilómetros hora. Se trató de todo un acontecimiento y es que era el primer coche que superaba los 483 kilómetros por hora. NI qué decir tiene que la cifra parece ahora hasta ridícula tras descubrir la gran hazaña lograda por la división militar norteamericana.

Explicado todo esto, ya solo nos queda dejarte el documento gráfico para que puedas echar un vistazo al protagonista de nuestro artículo por ti mismo. Acomódate (tampoco demasiado; el vídeo es bastante breve), pulsa el play a continuación e intenta no pestañear… o te lo pierdes: