El bochorno del Google Pixel en la gala de Operación Triunfo de Amazon

Como bien sabrás, Operación Triunfo arrancó la semana pasada con una nueva era marcada por el streaming. El famoso programa de búsqueda de talentos musicales ha abandonado la TV pública para aterrizar en Amazon Prime Video, donde es posible ver tanto los resúmenes diarios de lo que ocurre en la academia como las galas en directo. Y precisamente en la de anoche se vivió un momento que ahora es casi meme nacional: una situación un tanto bochornosa protagonizada por un Pixel 8 Pro (y sus Buds Pro, que no se olviden…).

 Operación Triunfo, un formato que vuelve

Después de despedirnos de la edición de 2020 -marcada irremediablemente por la pandemia-, muchos pensaron que pasarían (bastantes) años hasta que Operación Triunfo regresara de nuevo. Nada más lejos de la realidad. Gestmusic solo necesitó unos 24 meses para recuperarse y volver a la carga, anunciando que a finales de este 2023 volveríamos a disfrutar del afamado programa.

Eso sí, la TV de toda la vida ya es cosa del pasado y la gran apuesta de este año ha sido llevarse el show a una plataforma de streaming, Amazon Prime Video, para ser más exactos.

En el servicio de contenidos es posible encontrar acceso a todos los resúmenes diarios habituales de la academia además de ser el lugar en el que todos los lunes se emite la gala en directo -ahora mucho más corta, lo que se agradece enormemente.

También es el sitio en el que poder ver la llamada «postgala» -que no está teniendo mucho éxito, ya que los fans echan de menos el formato antiguo del famoso «chat»- así como, desde ayer, la despedida con el expulsado de la noche. Y justo ese momento es el que ahora nos ocupa. Bueno, a nosotros y a medio internet, ya que ahora no se habla de otra cosa en redes sociales.

Un patrocinio demasiado forzado de los Pixel

Como cualquier programa que se precie, OT también necesita sus patrocinadores y marcas colaboradores. Lo hemos visto por ejemplo con ING, el banco que se encarga de regalar de manera periódica una generosa cuantía al favorito de la semana, y también con Google, que ha repartido teléfonos Pixel 8 Pro a todos los triunfitos para que inmortalicen sus vivencias en la academia.

Lo que no esperábamos es que precisamente ese teléfono (y los Pixel Buds Pro, los auriculares de la casa), también exigirían su momentito de gloria durante el momento de despedida de la concursante expulsada -en este caso, Suzette. Y es que tras entrar Noemí Galera, directora de la academia, a la sala de expulsados, y abrazarla unos segundos, dándole ánimos, se produce la escena que verás a continuación:

Ni qué decir tiene que la gente no se ha podido contener y en estos momentos es una de las comidillas del programa (especialmente en X, donde la gente ha comentado lo forzado que resultó todo). Y es que está bien que una marca como Google patrocine el programa -faltaría más-, pero no que lo cuele en un momento tan delicado como la expulsión del concursante -alguien muy joven que ve en ese momento cómo su ilusión y proyecto de convertirse en cantante se han visto truncados. Posiblemente en una situación así lo último que te importa es que te regalen un smartphone y unos auriculares, por lo que la escena se vuelve algo insensible.

Muchos incluso han asemejado la situación a la de Raquel Sánchez Silva y el famoso Sony Xperia Z, una promoción que hizo en TV días después del fallecimiento de su marido, con la terrible excusa de que los mensajes de pésame le habían llegado a través de su flamante teléfono.

Quizás OT y la propia Google deberían darle una vuelta a ese momento y buscar otra manera de promocionar su teléfono que no sea esa.