Netflix confunde Río de Janeiro con Murcia en El Juego del Calamar (y lo asume con humor)

Cristo de Monteagudo en Murcia con la imagen de la comunidad autónoma

Ya tenemos la anécdota de la semana con el concurso de El Juego del Calamar. Y no, nada tiene que ver con los participantes que han informado de que van a denunciar a Netflix por las condiciones supuestamente inhumanas de las pruebas. En este caso se trata de algo mucho más liviano y gracioso (por suerte para la N roja) que tiene a las ciudades de Río de Janeiro y Murcia como protagonistas.

¿Eso es Río o Murcia?

Solo hay que ponerse el primer episodio de programa para ver la imagen de la discordia -y mofa. Y es que resulta que en la intro del nuevo concurso El Juego del Calamar, se muestran varias imágenes de grandes y famosas ciudades del mundo como son Sydney, Chicago, Nueva York o Londres junto a una de… Murcia. En la estampa lo que se ve es una imagen con el Cristo de Monteagudo como elemento protagonista, una escultura que irremediablemente recuerda al famosísimo Cristo Redentor de Río de Janeiro.

Esto hizo a más de uno plantearse si realmente Netflix quería mostrar la ciudad murciana junto a su Cristo o si, en realidad, lo que buscaba era hacerlo de la vibrante Río de Janeiro, cuyo Cristo es sin duda una de sus señas de identidad más populares del mundo:

Sin menospreciar a nuestra querida Murcia, lo que probablemente pasó es que la plataforma buscase mostrar la ciudad brasileña (más acorde con la popularidad y volumen de urbes como Nueva York o Sydney), pero vio esta imagen de archivo del Cristo de Monteagudo -se encuentra disponible para comprar en Shutterstock- y creyó que se trataba de la estampa carioca.

Para quien no lo sepa, la escultura de Monteagudo está en lo alto de un castillo del mismo nombre, elevándose 149 m sobre el nivel del mar. Su altura es de 14 metros y fue diseñada en 1951 por el artista Nicolás Martínez. Su posición, con los brazos extendidos, recuerda inevitablemente al Cristo Redentor o Cristo del Corcovado de Río, aunque las dimensiones de este último son mucho más impresionantes: la altura es de 30 metros, a los que hay que sumar los ocho de su pedestal, convirtiéndose en la cuarta figura a Jesús de Nazaret más alta del mundo.

Netflix responde con humor al asunto

Creíamos que al ser una producción internacional, quizás Netflix ni tan siquiera se pronunciaría al respecto, pero al menos la división española sí que lo ha hecho y además, con humor.

De esta forma, la firma ha publicado en su cuenta una famosa imagen de la serie El Juego del Calamar en la que nuestro protagonista tenía que hacer una figura en una hoja de galleta sin romperla. La gracia está en que la imagen que se muestra no es la de la oblea de azúcar sino la de unas marineras, una de las tapas más famosas y títpicas de Murcia.

Una manera simpática de asumir el error y disculparse que ha encantado a todo el mundo.

Sobran las explicaciones, ¿no crees?