El próximo Apple Watch podría tener lector de huellas en la pantalla

El próximo Apple Watch podría tener lector de huellas en la pantalla

Carlos Martínez

Desde que los smartwatches pueden realizar pagos inmediatos con sólo colocar el reloj en el terminal de punto de venta, los fabricantes han tenido que aumentar las medidas de seguridad para evitar problemas ante robos y pérdidas del dispositivo. Lo mismo ocurre con los teléfonos móviles, que ya cuentan con sistemas biométricos bastante avanzados con los que tranquilizar a los usuarios. Así que, ¿qué pasa con los relojes?

La seguridad en el Apple Watch

Apple Watch

Teniendo en cuenta que el reloj de Apple es uno de los wearables más populares del mercado, es de esperar que la marca esté interesada en mejorar las condiciones de seguridad de su dispositivo portátil. Así que por eso está pensando en incluir nada menos que un lector de huellas bajo la pantalla, permitiendo así un reconocimiento mucho más eficaz y seguro de la persona que lo lleva para poder realizar pagos sin comprometer la seguridad del usuario.

Actualmente, el Apple Watch obliga al usuario a establecer un código de seguridad que se solicitará al encender el dispositivo. Una vez introducido y con el reloj puesto, no volverá a solicitarse a menos que retiremos el reloj de nuestra muñeca. Gracias a la tecnología de detección de muñeca, el reloj sabe perfectamente si lo hemos retirado o no de nuestra mano, por lo que a la hora de hacer un pago no pediría el código.

Digamos que la seguridad actual del Apple Watch pasa exclusivamente por un código de 4 dígitos, algo que a día de hoy no suena especialmente tranquilizador, así que la marca parece estar trabajando ya en soluciones alternativas con las que garantizar la máxima seguridad. ¿Cómo? Pues con un lector de huellas.

El Apple Watch con lector de huellas

Patente Apple Watch

Tal y como han podido descubrir en Patently Apple, la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos ha publicado una solicitud de patente de Apple en la que se describe un reloj de pulsera con lector de huellas integrado bajo la pantalla. Para ser exactos, la patente indica que la superficie de la pantalla tendría una zona en la que poder colocar sensores táctiles, de presión, de temperatura y/o un lector de huellas.

Por si fuera poco, esta supuesta nueva versión del reloj incluiría cambios a nivel de antenas, ya que éstas pasarían a estar en la propia correa del reloj, evitando así problemas de conexión ocasionados por la colocación del nuevo lector de huellas en la pantalla. También se habla de una mayor independencia de este frente al resto de equipos de la manzana. Suena desde luego a grandes cambios en el diseño del dispositivo, sin embargo, teniendo en cuenta que se trata de una solicitud, puede que todavía quede bastante para ver algo similar en el mercado.