Cómo Corea del Sur frenó el avance del coronavirus con una app móvil

Cómo Corea del Sur frenó el avance del coronavirus con una app móvil

Pedro Santamaría

Controlar la expansión del coronavirus en menos de dos semanas, ese es el éxito de Corea del Sur y la forma en la que lo ha logrado no deja de ser llamativa: gracias al uso de una aplicación móvil. Con ella el gobierno del país ha logrado controlar y gestionar de forma óptima tanto los casos como las zonas de mayor riesgo.

Control y seguimiento de positivos por COVID-19

«Quedaros en casa» Ese ha sido el mensaje que más se ha repetido hasta el momento y se entiende. La situación es grave y hay que poner de nuestra parte para que el tiempo necesario hasta superar esta crisis sanitaria sea el mínimo posible. Además, frenar la curva de infectados por COVID-19 es clave para reducir los problemas que podría generar un número elevado de positivos a la sanidad y los propios afectados.

¿Cómo gestionar de forma óptima la situación? Algunos países han tomado buena nota de lo ocurrido en China y han sabido actuar de un modo realmente eficaz. Corea del Sur es uno de estos buenos ejemplos, el país ha frenado la curva de infectados a través del uso de una aplicación para dispositivos móviles. Y no, esta aplicación no hace milagros, su único objetivo es ayudar a identificar positivos y controlar la evolución mediante los datos que los usuarios comparten.

La aplicación que el gobierno de Corea del Sur ha puesto a disposición de sus habitantes se encarga de recopilar una serie de datos personales como domicilio, edad, sexo y una forma de contacto que podría ser el teléfono o el correo electrónico. A partir de ahí, si el usuario sufría síntomas y pensaba que podría estar infectado por COVID-19 a través de la app podía concretar una cita para realizarse el test.

Dicha prueba se realizaba en un punto acordado previamente y al que se desplazaba en coche para reducir aún más la posibilidad de infectar a otros. Cuando llegaba al punto de encuentro, sin necesidad bajarse del coche se realizaba la prueba y a las 24h recibía los resultados en la aplicación de tu teléfono. En caso de estar infectado también recibía consejos y cómo proceder en caso de necesitar asistencia.

Gracias a esta aplicación, el gobierno realizó más de 200.000 pruebas y logró que la tasa de afectados bajase de forma considerable en dos semanas. Aunque el gran valor estuvo en la capacidad que tuvo el gobierno de controlar las zonas con más afectados, pudiendo así ampliar los recursos para el correcto cumplimiento de las medidas de seguridad tomadas.

España y el uso de aplicaciones contra COVID-19

La Comunidad de Madrid anunció que tendrá un app contra el coronavirus en la que Google, Telefónica son algunas de las empresas implicadas en su desarrollo. La idea es tener un sistema similar o prácticamente idéntico al de Corea del Sur.

Es cierto que para algunos el tema de la cesión de datos puede suponer un problema de privacidad. Por ley es posible si se aseguran medidas básicas como el no usar los datos para otros propósitos y respetar al usuario. Si se articula bien todo y pensamos en el beneficio global resulta ser una muy buena forma y accesible para la gran mayoría de personas, porque ya todos o casi todos contamos con un smartphone.

Por todo esto, aprovechar la tecnología en este tipo de situaciones y hacerlo para ayudar y no para desinformar es clave. Veremos si aprendemos algo cuando todo esto pase, para estar preparados ante futuras amenazas similares.