Garmin se la juega con Lily, un smartwatch para mujeres

No es la primera vez que vemos una propuesta tecnológica «destinada a las mujeres» y, por lo general, el invento nunca suele salir bien. Garmin, sin embargo, quiere también intentarlo en este particular ¿sector? con el lanzamiento de un reloj inteligente destinado al público femenino. ¿Qué tiene de especial este modelo?

Lily, lo nuevo de Garmin

Como decimos, los intentos por lanzar equipos tecnológicos especialmente diseñados para mujeres nunca suele salir bien. La razón es que los fabricantes suelen nublarse un poco con eso de «destinado al público femenino» y caen en erróneas (y machistas) creencias de que a la mujer en la industria solo le interesa que un gadget sea rosa o que quepa en el bolso, aunque eso implique renunciar a prestaciones importantes.

Por suerte con el tiempo esa concepción ha cambiado y, aunque hoy en día aún hay que seguir luchando con muchos estereotipos erróneos atribuidos a las mujeres que nos interesa la tecnología, la balanza (al menos a la hora de crear productos) se ha equilibrado mucho más. ¿Cómo? Pues no dando por sentado que por ser mujer nos interesan menos prestaciones avanzadas y adecuando en todo caso ciertos equipos a la complexión y no tanto a una estética anticuada.

Garmin Lily

Así nace posiblemente Lily. Este smartwatch creado por mujeres y destinado para este público ofrece muchas de las cualidades que podrías encontrar en cualquier reloj hoy en día (con alguna carencia importante, eso sí), solo que con un diseño más pequeño que busca encajar en muñecas más estrechas.

Su aspecto es más de reloj convencional, con una caja redonda bastante pequeña cuyo diámetro es de 34,5 milímetros -para que te hagas una idea es algo más pequeño que el reloj Apple Watch SE en su versión de 40 mm- y la posibilidad de intercambiar correas siempre que quieras.

En cuanto a prestaciones técnicas, el reloj es capaz de contar pasos, quema de calorías, monitorizar prácticas deportivas, controlar el sueño, vigilar los niveles de estrés, la saturación de oxígeno en sangre y llevar un control del periodo menstrual y del embarazo.

¿Problemas que presenta? Su pantalla, que es monocolor, y la falta de GPS integrado, además de no poder usar Garmin Pay. Tres detalles que tendrás que valorar en caso de tener interés por el reloj.

Precio y disponibilidad

Garmin Lily ya aparece en la web oficial de Garmin, donde podrás comprobar las numerosas versiones y combinaciones de color que existe. Podrás elegir así entre la propuesta Classic o la Sport, y según la que sea, optar por el biselo en oro con correa de cuero negra o bisel en color orquídea con correa de silicona -por citarte solo dos ejemplos.

Garmin Lily

Sobre su disponibilidad, el fabricante apunta que estará para compra este primer trimestre del 2021, bajo un coste de 199,99 euros para los modelos de la versión Sport y de 249,99 euros para la Clásica.