El despiece del iMac M1 demuestra que tiene más aire que una bolsa de patatas fritas

Por los laboratorios de iFixit ya ha pasado el nuevo iMac con procesador M1, y eso sólo podía significar una cosa: despiece inminente. Los chicos de iFixit no se lo han pensado demasiado, así que han publicado inmediatamente sus impresiones con el despiece esta esta nueva obra de arte a nivel de ingeniería de Apple.

Desmontando el iMac con M1

iMac iFixit

¿Sabes esa sensación de abrir una bolsa de patatas fritas y encontrar que hay muy pocas patatas y mucho aire dentro? Pues eso es con lo que se han topado al acceder al interior de este delgadísimo equipo de sobremesa. Recordemos que el nuevo iMac está basado en el nuevo procesador de Apple, el Apple M1, y esto ha permitido conseguir un nivel de integración tan absurdo, que se han eliminado una gran cantidad de componentes extra del interior del equipo, obteniendo como resultado una gran cantidad de espacio libre y completamente hueco.

Y entre esos componentes perdidos también desaparecieron elementos de refrigeración activa, como disipadores y grandes ventiladores como los que veníamos encontrando hasta ahora en las anteriores generaciones. Ahora tenemos dos pequeños ventiladores (siendo así el primer M1 en tenerlos) que acompañan a una placa base muy similar a la del MacBook Air M1. Teniendo en cuenta que el MacBook Air sólo requiere de un ventilador para funcionar, este iMac de obtener una refrigeración extremadamente eficaz.

Al final, el equipo cuenta con una gran cantidad de espacio libre en su interior que sorprende al abrirlo, sin embargo, esto se utiliza para crear una caja de resonancia bastante práctica que permite disfrutar de una calidad de sonido bastante llamativa a partir de dos pequeños altavoces.

Un equipo difícil de reparar

iMac iFixit

Al final, las guías de iFixit sirven para conocer cómo de complicado es reparar un dispositivo por nuestra cuenta, y en el caso de este iMac es una tarea bastante complicada. El problema radica en la manera en la que hay que acceder al interior, ya que necesitamos despegar el cristal de la pantalla para poder abrir el dispositivo.

Como era de esperar, elementos como la memoria RAM están completamente soldados a placa y resulta imposible ampliar la memoria, y como detalle interesante, el sorporte de sobremesa también está integrado y sólo se puede retirar accediendo al interior del equipo, por lo que en el caso de que necesites colocar un soporte VESA en el futuro tendrás que arriesgarte a abrir el equipo. En resumidas cuentas, es un equipo diseñado y fabricado para no personalizarlo demasiado. çvas a tener más que y suficiente eligiendo color.

Un diseño impecable

Sólo hay que ver el dispositivo desde fuera para comprobar que estamos ante un producto avanzado a su tiempo. Llevamos años imaginando un todo-en-uno que básicamente se traduciría como un tablet con soporte de sobremesa, y este iMac M1 es justo eso.

A su favor cuenta con detalles como que algunos elementos internos como puertos USB, ventiladores, altavoces, el botón de encendido, etc, son perfectamente reemplazables, pero el problema siempre estará en acceder a su interior, así que deberás de tenerlo en cuenta en caso de que algún día necesites echar un ojo a sus entrañas.