El MIT trabaja en un guante que controla tus sueños

El MIT trabaja en un guante que controla tus sueños

Pedro Santamaría

Un equipo de ingenieros del MIT quiere hackear tus sueños y para lograrlo están fabricando un guante equipado con una serie de sensores que, salvando las distancias, sería lo más parecido a la máquina de los sueños vista en la película Origen (Inception) de Christopher Nolan. Suena a ciencia ficción, pero si lo logran, podría sería maravilloso o no.

La máquina de los sueños del MIT

Controlar los sueños es, nunca mejor dicho, el sueño de muchos investigadores. El problema es que para conseguirlo, antes hay que entender bien todo lo relacionado con esa actividad que ocupa un tercio de nuestra vida. Y eso no es fácil. Son muchos los investigadores que a día de hoy siguen profundizando en cómo actúa nuestro cerebro mientras dormimos. Sobre todo en aquellas fases a las que no todo el mundo es capaz de llegar con la misma frecuencia.

De ahí, en parte, el interés de este proyecto llevado a cabo por Dream Lab, uno de los laboratorios del MIT donde un equipo está trabajando en un dispositivo de código abierto capaz de analizar e interactuar con el usuario cuando está soñando.

Este dispositivo, de nombre Dormio, es un guante equipado con una serie de sensores que serían los encargados de detectar en qué estado del sueño te encuentras. Cuando detecte que estás pasando a la hipnagogia, estado entre la vigilia y el sueño -o dicho de otro modo, entre la consciencia y la inconsciencia- es cuando activaría la segunda parte del proyecto: la interacción con el usuario.

En ese estado es cuando resulta común pensar que se está despertó, pero no es así. ¿Habéis tenido alguna vez esa sensación de que te estabas levantando, pero no era así? Pues eso es la hipnagogia. En ese momento el guante activaría un mensaje de audio pregrabado que serviría para esa acción de hackear el sueño.

Vale, no te va a permitir aprender un idioma en cuestión de días, pero tras las pruebas realizadas a cincuenta voluntarios, lo que sí ha conseguir este grupo de investigadores es introducir elementos en los sueños como un tigre. Para ello, la palabra tigre es la que sonaba cuando el guante detectaba el momento de hipnagogia.

Un proyecto interesante y complejo

Dormio es un proyecto tan interesante como complejo. Llegar a entender cómo funcionan los sueños, las implicaciones y, sobre todo, como se podrían controlarse para mejorar aspectos como el estado de ánimo o físico del usuario es un reto difícil.

Aún así, Dream Lab va a seguir trabajando en él para demostrar que la forma en la que soñamos y lo que soñamos tiene un claro impacto en nuestro día a día, tanto a nivel físico como todo lo relacionado con el ánimo. De modo que, si logran establecer una serie de tecnologías que permitan esa interacción, para tratamientos relacionados con el dolor y el trauma podría tener mucho valor. También de cara a potenciar aspectos como la creatividad.

Tal y como dicen, el inconsciente es otro tipo de inteligencia y llegar a comprender cómo funciona y cómo sacarle partido permitiría multitud de beneficios. Aunque también da un poco de miedo, por cómo podría usarse para otro tipo de cosas.