Con las nuevas gafas de Xiaomi te sentirás como Tony Stark

Xiaomi Smart Glasses, ese es el nombre de las gafas inteligentes que la compañía china ha mostrado con intención de hacer saber que también trabajan en este nuevo tipo de wearable. De momento es una presentación que sirve para mostrar el concepto y aún falta tiempo para que lleguen al mercado. Aún así, esto es lo que pretende ofrecer.

Xiaomi Smart Glasses

Hace pocos días conocimos las gafas inteligentes que Facebook y RayBan habían creado de forma conjunta, una propuesta interesante en cuanto a lo que podrían significar en un futuro. Aunque le faltaban algunos detalles que las hiciesen mucho más espectaculares y llamativas. Todo eso parece que sí lo ofrecerán las de Xiaomi, aunque también hay que coger con pinzas lo mostrado.

Para empezar, las Xiaomi Smart Glasses son un concepto de tecnología. Es decir, no son un producto real que ya puedas adquirir, aunque el precio fuese desorbitado por tratarse de algo avanzado. Lo que la compañía ha hecho es sentar las bases de lo que aspira conseguir. Así que vamos a ir por partes.

Lo primero es que la idea de estas gafas no parece ser la de crear un dispositivo dependiente del teléfono móvil, sino todo lo contrario. Eso es lo que a priori parece apreciarse, que Xiaomi pretende que puedas dejar el móvil atrás para ir sólo con las gafas por la calle. Esto es interesante, aunque también por el momento limitaría el número de funciones y uso respecto al teléfono como es lógico.

Lo segundo llamativo es que la compañía no sólo ofrecería unas gafas con cámaras y ya con eso las calificaría ya como inteligentes, también una tecnología de proyección en el cristal gracia a la tecnología microLED que permitiría ver información relevante en ellas.

Así, como si de una capa de realidad aumentada se tratase, en ese cristal podrías ver indicaciones cuando usas una aplicación de mapas para llegar a algún sitio o de las llamadas que estás realizando entre otros tipos de usos y situaciones.

El tercer punto es la integración de las cámaras en la que ya viene siendo la ubicación por defecto, las patillas. En este caso hay una con un sensor de 5 megapixeles de resolución que se encuentra en la patilla derecha.

A partir de aquí, pues en temas de diseño no dejan de ser interesantes por la propia forma de las gafas y la reducción de cada uno de sus componentes. Aunque aquí también hay que decir que no esperes unas gafas convencionales, porque la tecnología actual tiene limitaciones y lo que se puede hacer en cuanto a miniaturización es esto.

No obstante, no están nada mal, pero de nuevo hay que recordar que se tratan de un concepto de tecnología y que albergar en ellas diferentes sensores, procesador, cámara, micrófono, WiFi, Bluetooth, altavoces e incluso un panel táctil para la interacción con la información proyectada en el cristal no es algo sencillo que digamos.

Una nueva carrera por delante

Las gafas inteligentes son ya una nueva carrera a la que muchos fabricantes se han sumado. Por un lado están compañías como Facebook y RayBan que están trabajando de forma conjunta, tampoco podemos olvidar las de Snapchat, las muy rumoreadas gafas de Apple de las que poco o casi nada se sabe y ahora estas de Xiaomi que se suman al trabajo que otros están también haciendo.

Parece que nadie se quiere quedar atrás y del mismo modo que pasó con los relojes inteligentes, todos quieren tener su propia propuesta sobre la mesa para no ser menos. Aún así, esta competición no será nada sencilla, mucho menos de lo que ha sido el tema de los smartwatchs.

Por tanto, hay que andarse con pies de plomos y ver estas presentaciones como lo que son: un concepto de tecnología. Además, no se sabe ni el precio ni cuándo estarán disponibles.

Hasta la llegada al mercado, hasta poderlas probar en el día a día, no son más que promesas que ilusionan a todo aquel que le gusta la tecnología y busca nuevas formas de interacción, uso, etc. Pero al smartphone le quedan muchos años por delante y si algún día uno de estos wearables logra arrebarle el sitio, tendrá que hacerlo de un modo muy espectacular y eficiente.