3 horas sólo viernes y fines de semana: los niños de China castigados sin videojuegos

Parece que el gobierno de China no tiene suficiente con retrasar el lanzamiento de nuevas consolas y nuevos dispositivos electrónicos, ya que una nueva medida que entrará en vigor de manera inmediata el 1 de septiembre limitará el tiempo de uso de videojuegos a los menores de 18 años. ¿El resultado? 3 horas semanales en días específicos.

Sin videojuegos para cuidar el futuro de la nación

Según la campaña publicada en los medios nacionales, la medida va en busca de “proteger la salud física y mental de los menores”, así que han decidido limitar el uso de los videojuegos online exclusivamente de 20:00 a 21:00 los viernes, sábados, domingos y días festivos, prohibiendo cualquier tipo de conexión en días entre semana.

Si la medida se pilla por sorpresa que te parece extremadamente abusiva (que lo es), deberías de tener en cuenta que una ley aprobada en 2019 ya prohibía a los menores jugar más de 1,5 horas al día y 3 horas los festivos, algo que obviamente se ha visto extremadamente intensificado con las nuevas medidas.

El aviso propone que es necesario orientar activamente la cogestión y co-gobernanza de las familias, escuelas y otros sectores sociales, desempeñar las responsabilidades de tutela de los menores de acuerdo con la ley, y crear un buen ambiente para el sano crecimiento de los menores.

¿Cómo se controla eso?

Para controlar qué niño se conecta o no al juego, los desarrolladores deberán de implementar un sistema de identificación de nombres y perfiles reales que estará activo en todo momento, aunque esto genera bastantes dudas, ya que cualquiera podría usar el perfil del padre o de otra persona. Y es que sólo haría falta el nombre de usuario y la constraseña para iniciar sesión con el perfil de un adulto y poder jugar sin restricciones en todo momento, algo que más o menos es lo que se ha estado haciendo hasta el momento.

Puede que la juventud de hoy en día busquen juegos como Fortnite, League of Legends o cualquier otro éxito actual, pero el concepto de “prohibir jugar a videojuegos” se nos antoja bastante complicado, y es que hasta ahora las medidas que estaban en funcionamiento no han impedido que miles de menores sigan jugando a sus juegos favoritos.

Todo un terremoto que podría afectar a muchas empresas

 

Aún así, la publicación de estas medidas ha despertado un terremoto en la industria, ya que muchas empresas podrían perder mucho dinero si su audiencia bajara estrepitosamente de un momento a otro. Es por eso por lo que algunos valores de la bolsa se han precipitado, dejando una gran incógnita entre el sector.