Elden Ring y otros juegos imposibles tipo Dark Souls

Elden Ring llega a las tiendas el 25 de febrero de la mano de uno de los estudios más celebrados de todos los tiempos. FromSoftware firma esta nueva epopeya de bestias, magia y espadas donde hay un elemento que sobresale por encima de los demás: la dificultad. Una característica que puso en circulación Demon’s Souls y que desde entonces se ha convertido en un género propio para definir cuando un título nos pone las cosas especialmente difíciles: Souls-like.

Elden Ring frente a otros juegos parecidos

FromSoftware ha tenido que aguantar innumerables críticas por esta manía de ponernos las cosas muy difíciles. Como suele ser costumbre cuando un título ofrece una experiencia tan concreta, sufre la oposición de aquéllos que no se ven con las fuerzas suficientes como para enfrentarse a un reto que muchos comparan con comer piedras: muertes constantes, enemigos complicadísimos desde los primeros niveles y ninguna opción de rebajar ese nivel de dificultad. Esto es, precisamente, algo que se ha pedido recurrentemente a los japoneses pero ellos, fieles a su concepción de este tipo de juegos, se han negado siempre en redondo.

Así que os vamos a contar otros juegos que tenéis disponibles (ordenador cronológicamente) y con una dificultad parecida a la de este Elden Ring, por si os queréis estrenar con ellos antes de jugarlo:

Demon’s Souls (2009)

Aunque los japoneses venían desarrollando una carrera consistente con títulos reconocidos, no fue hasta finales de la primera década de los 2000 cuando se sacaron de la manga un primer título para PS3 que marcó el camino de la compañía en las siguientes generaciones. Demon’s Souls tenía todos los ingredientes de dificultad, enemigos imposibles y desafíos como para ponernos de los nervios si no teníamos paciencia al golpear a las bestias en el instante preciso. Base científica casi aplicable a cualquier Souls-like y que les funcionó desde el primer día, a pesar de la oposición de la propia Sony.

Dark Souls 1, 2 y 3 (2011 a 2016)

Tras la buena recepción de Demon’s Souls, los japoneses no dudaron en poner en marcha un nuevo título, Dark Souls, que mejoraba todavía más esa fórmula y la hacía un poquito más completa: combates medidos, un uso extraordinario de la evasión para evitar daños y un conocimiento profundo de las rutinas de cada adversario que nos cruzamos en el juego. La cosa fue tan bien que en 2014 y 2016 llegaron la segunda y tercera entrega mejorando todavía más el nivel y marcando el camino definitivamente a todos los juegos que intentaron emularlos (con más o menos éxito)

Bloodborne (2015)

Seguramente sea uno de los momentos cumbre de FromSoftware cuando decidió dar un giro a su fórmula y situarla en un nuevo escenario con clara inspiración en Lovecraft. Con este magnífico (y sombrío) título, regresamos al concepto de juego de Demon’s Souls pero con todo el potencial técnico de una casi recién estrenada PS4. Su éxito fue tal, que desde entonces se sigue especulando año a año con la posibilidad de que los japoneses desarrollen una segunda entrega. No os lo podéis perder.

Sekiro Shadows Die Twice (2019)

FromSoftware volvió a alumbrar un nuevo juegazo, esta vez, con demasiada dificultad según muchos jugadores. Sea como fuere, nos apartamos de las leyendas con aspecto medieval y viajamos al Japón feudal en un título que lleva un paso más allá la dificultad de sus combates. Sin duda, fue una evolución positiva en la carrera de la compañía por diversificar las temáticas de estos Souls-like que han conquistado tanto al público como a la crítica.

Ashen (2018)

Y por último os traemos un título que no es consecuencia directa de FromSoftware, aunque sí se inspira en su éxito. Ashen brilla por un aspecto gráfico cell shading muy bonito y un mundo abierto por el que nos podemos mover rápidamente. Los combates son difíciles, pero no llegan a los niveles de los Dark Souls por lo que se convierte en una buena alternativa para acceder rápidamente a un género que requiere de mucha paciencia y entrenamiento para salir airosos.

¡Sé el primero en comentar!