Microsoft y Sony toman medidas frente a la cuarentena sin afectar a Xbox Series X ni PS5

Ya hemos visto como el periodo de cuarentena que estamos viviendo está saturando las conexiones de datos. Los proveedores están gestionando como pueden la gran oleada de conexiones que se están produciendo, y una de mas principales medidas que se están tomando son las limitaciones en el ancho de banda de los servicios de streaming. Pero, ¿qué pasa con las consolas?

Limitando las descargas de videojuegos

PS5 Scarlett stream

Servicios como PSN y Xbox Live acumulan una gran cantidad de usuarios simultáneos, y como era de esperar, el tráfico generado por este tipo de servicios también afecta a la red global. No tanto por las conexiones simultáneas a la hora de jugar online, sino más bien por las descargas que se producen a través de las tiendas virtuales.

Descargar un juego como Call of Duty: Warzone requiere una gran cantidad de gigas de descarga (más de 80 GB), y teniendo en cuenta que el juego lleva más de 30 millones de usuarios, podrás imaginar la cantidad de datos que se han generado. Por todo eso, Sony y Microsoft han tenido que ajustar sus servicios para tranquilizar las conexiones, así que en la PSN y en Xbox Live se han reducido la velocidad de las descargas para que todo fluya de manera controlada.

En Microsoft, por ejemplo, están limitando las descargas de juegos en determinadas horas en las que se producen picos importantes de conexiones de usuarios, además de que los avatares personalizados se han desactivado para reducir datos. Según los de Redmond, sus servicios en la nube han aumentado un 775% en las últimas semanas, así que han tenido que tomar estas medidas para garantizar el perfecto funcionamiento de los servicios.

Sony por su parte, ha reducido también las transferencias de datos en su PSN tanto en Estados Unidos como en Europa, ya que se estaba generando una gran cantidad de descargas que estaban afectando al servicio. Actualmente los usuarios están descargando a velocidades algo reducidas en algunas ocasiones, pero esto al menos garantiza la estabilidad del servicio.

¿Y qué pasa con el futuro?

PS5 vs Xbox Series X

La pregunta que muchos se hacen es si esta situación afectará a la fabricación de las próximas consolas. PS5 y Xbox Series X tienen planeado llegar a las tiendas a finales de año, así que teniendo en cuenta que gran parte del mundo está colapsado por el Coronavirus, sería fácil pensar que la producción de las consolas podría experimentar un retraso que fastidiara el lanzamiento de las mismas.

Pues bien, de momento Sony y Microsoft han querido despejar todo tipo de dudas garantizando que el lanzamiento de sus consolas no corre peligro. En declaraciones a Bloomberg, un responsable de Sony ha declarado que la compañía no ve un impacto importante en la fecha de lanzamiento de PS5, unas declaraciones que efectivamente podrían confirmar que el lanzamiento seguirá su curso, aunque ya veremos con qué stock.

Por otro lado, Microsoft, a través de Satia Nadella, ha confirmado que no existen problemas de stock de consolas, añadiendo que los pedidos podrán completarse tal y como estaban estipulados, encontrando quizás, algunos problemas en determinados pedidos individuales.

Dicho esto, parece que la próxima generación tiene controlada la situación, aunque será mejor ser cautos y ver cómo evoluciona toda la situación en las próximas semanas.