Subastan un cartucho de Sonic por 430.000 dólares y vuelve la polémica

WATA lo ha vuelto a hacer. Un cartucho de Sonic de Genesis etiquetado con una certificación de 9.4 ha conseguido alcanzar un precio de subasta récord, volviendo a lanzar la polémica en torno a la empresa de certificación y las casas de subastas. ¿Qué hay de verdad en todo esto? ¿Se tratan de subastas manipuladas para aumentar el precio de los juegos?

Subastas manipuladas

Cartucho Sonic subasta

Hace unas semanas, el youtuber Karl Jobst subió un video en su canal para explicar y desarrollar unas investigaciones que había estado llevando a cabo durante un tiempo. Según él, todas las subastas de casas como Heritage Auctions que colaboran con la agencia de certificación WATA Games están amañadas, ya que los fundadores de ambas empresas son los mismos, y lo único que buscan es inflar el precio de los juegos con continuas subastas para elevar los precios y acabar vendiendo un juego por miles y miles de dólares.

Hasta ahora los juegos que habían alcanzado las cifras más altas eran de Nintendo, siendo los de Super Mario los que consiguieron los mayores récords de subasta, pero ahora parece que la moda también ha llegado a SEGA, ya que la última gran subasta ha sido la de este Sonic the Hedgehog de Genesis. ¿Su precio final? 430.500 dólares en una subasta de Goldin Auctions.

El creador de Sonic indignado

La cifra ha sido tan escandalosa que hasta el co-creador del erizo más famoso de los videojuegos ha publicado en Twitter su asombro. En un segundo tweet preguntó su se trataba de una estafa, a lo que cientos de usuarios le respondieron con el vídeo de Karl Jobst.

Entonces, ¿son estafas?

WATA evidentemente ha tenido que salir a defenderse ante semejantes acusaciones, y lanzó un comunicado aclarando que son una empresa líder en el mercado y que las declaraciones del vídeo de Jobst con completamente falsas y sin fundamento.

Wata Games es el líder de confianza en la clasificación de videojuegos coleccionables y nos sentimos honrados de desempeñar un papel clave en esta industria en auge que nos apasiona increíblemente. Nos sentimos honrados por el apoyo de nuestros miles de clientes que confían en nosotros para proporcionar calificación precisa y transparente. Las afirmaciones de este video son completamente infundadas y difamatorias y es lamentable que el Sr. Jobst no se haya puesto en contacto con nosotros para darnos la oportunidad de corregirlo.

De momento esta es la situación en torno a la moda de las subastas retro, pero mientras tanto las casas siguen lanzando juegos etiquetados y, sorprendentemente, vendiéndose a precios astronómicos. ¿Sigue habiendo usuarios dispuestos a pagar medio millón de dólares por un juego? ¿O es verdad que hay una trama encubierta para elevar los precios hasta el infinito?