Estas navidades podrían ser las últimas de las Nintendo Classic Mini

Hay éxitos que no se pueden predecir, y a Nintendo el lanzamiento de la pequeña y diminuta NES Mini le sobrepasó. El fabricante nunca llegó a imaginar que el relanzamiento de su consola clásica en formato miniatura iba a montar la que montó hace dos años, cuando los usuarios acampaban a las afueras de los centros comerciales para poder hacerse con las últimas unidades de las estanterías. Hoy es posible encontrarlas, pero según las últimas declaraciones de Regiee Fils-Aime, las pequeñas consolas tienen sus días contados.

No habrá más stock de Nintendo Mini

SNES Mini

El directivo de Nintendo of America, ha aclarado en una entrevista realizada por Hollywood Reporter que Nintendo no tiene planes de reactivar la producción de las Nintendo Mini actuales. Esto quiere decir que el stock que actualmente existe en el mercado es el stock que habrá definitivamente hasta la desaparición de la consola.

Para ser más exactos, Fils-Aime comenta que ambas consolas estarán disponibles estas Navidades en las tiendas, pero que, si se agotan, se agotarán para siempre. Así que parece que la historia no se repetirá. Con la NES Mini, Nintendo negó que fuera a fabricar más unidades, pero al final sucumbió ante la demanda, y hace unos meses la pequeña Nintendo volvió a estar a la venta, acompañando así a su hermana la SNES Mini, modelo del que sigue existiendo stock.

El negocio de la reventa

Todo fue culpa de la reventa. Una vez que se supo que el stock era bastante limitado, los más rápidos decidieron sacar unos cuartos extra revendiendo las consolas a un precio bastante superior al original. La demanda existía, y las consolas iban desapareciendo de los grandes almacenes día tras día, al mismo tiempo que las navidades del 2016 iban devorando el stock disponible.

En abril, se supo que el fabricante había conseguido vender nada menos que 2,3 millones de unidades de su NES Mini en todo el mundo, una cifra que, aunque era increíblemente sorprendente, no fue suficiente para cubrir la demanda de los usuarios, que seguían buscando su unidad como si zombis se trataran. Más tarde llegó la versión en miniatura de la SNES, modelo con el que tomaron más precauciones, ya que en esta ocasión la consola era más fácil de encontrar en las tiendas.

El futuro está en la subscripción mensual

Nintendo no se oculta. El fabricante, a través del propio Reggie, invita a subscribirse al servicio Switch Online, una modalidad de pago mensual que permite jugar online con la Nintendo Switch y que además reparte juegos mensuales de sus retro consolas. El problema en este caso es que a la larga el servicio mensual saldrá más caro que la consola en miniatura, no permite mantener los juegos ofrecidos cada mes y necesitaremos una Nintendo Switch para poder acceder al servicio. ¿Tienes ya tu Nintendo Classic Mini a buen recaudo?