Esta es la razón por la que el creador de las Oculus Rift va a pagar un pastizal por la Nintendo PlayStation

Sabíamos que la famosa consola Nintendo Play Station se podría a subasta este mismo mes. En las últimas horas hemos estado observando la evolución de las pujas, y aunque no nos sorprenden las cantidades que está alcanzando en las últimas 48 horas, algo que sí ha llamado la atención es el autor de una de las pujas: Palmer Luckey, el creador de las Oculus Rift.

Un precio para la mayor colección de videojuegos

Nintendo PlayStation subasta

La subasta publicada en Heritage Auctions marca en el momento de escribir este artículo nada menos que 350.000 dólares. 350.000 dólares por una consola que nunca llego a hacerse oficial y que forma parte de la historia de los videojuegos. ¿Quién sería capaz de gastarse semejante dinero? Alguien con mucho, evidentemente, pero también con mucho amor por los videojuegos.

Luckey ha publicado abiertamente a través de su cuenta oficial de Twitter que está pujando por la consola, y que espera que nadie más le siga el ritmo porque atacará implacablemente hasta hacerse con la subasta. ¿Por qué alguien estaría tan empeñado en hacerse con un producto así? ¿Quiere sacarle algún rendimiento comercial a la consola?

Ya son muchos los que opinan que Palmer podría estar buscando algún tipo de interés económico, sin embargo, parece que las intenciones podrían ser bastante diferentes.

Cuidando el patrimonio gamer

Subasta Nintendo Play Station

A Palmer Luckey se le puede considerar el padre de la realidad virtual que conocemos a día de hoy. Cuando creó las Oculus Rift, inauguró un nuevo ecosistema que para muchos usuarios no existía, hasta tal punto de crear una tendencia que, si bien todavía tiene cosas que mejorar, va camino de revolucionar la forma en la que disfrutamos la tecnología.

Oculus acabó siendo comprada por Facebook por 3.000 millones de dólares, así que como comprenderás, ahora Palmer se dedica tranquilamente a otras cosas (aunque en realidad fue despedido por Facebook por apoyar públicamente la campaña de Trump). Como por ejemplo aumentar su colección de videojuegos, una colección que es actualmente una de la más grandes del mundo. Y es aquí donde entra en juego la subasta de la Nintendo Play Station.

Según cuenta, su única meta es la de digitalizar y preservar la historia física de los videojuegos. Esto incluye tanto títulos en formato cartucho y CD, como las diferentes consolas que se lanzaron en el mercado. Su visión es que la realidad virtual perfecta que llegue en el futuro permitirá disfrutar de estos juegos con la misma experiencia original, de ahí que sea tan importante reunirlos todos y cuidarlos como si fueran un tesoro.