Compran por 870.000 dólares un juego de Zelda sin abrir

Hace unos días te comentábamos la subasta que se iba a llevar a cabo por el juego de Zelda de NES precintado de categoría NES R, pues bien, el periodo de pujas ha concluido, y el precio que se ha llevado finalmente la victoria ha sido nada menos que de 870.000 dólares, una cantidad con la que se establece un nuevo récord en la compra de un cartucho de NES.

Casi un millón por un juego

Zelda NES subasta

Hace unos meses, una copia sin abrir de Super Mario Bros alcanzó la friolera cifra de 660.000 dólares. Nosotros mismos pensamos que esa cifra iba a ser muy difícil de superar, especialmente cuando el juego de Zelda que se estaba subastando durante esta semana contaba con una puntuación en la calificación de Wata inferior que la del juego de Mario. Pues bien, parece que el poder de la Espada Maestra ha podido con todo, y un comprador anónimo acaba de establecer el récord del mundo en un nuevo precio astronómico en la subasta de un videojuego.

Heritage Auctions ha certificado la puja final, confirmando así los 870.000 dólares que pagará su nuevo propietario, identidad que, por supuesto, se ha mantenido en absoluto anonimato, por lo que nos quedaremos sin saber hacia dónde se dirige semejante joya. ¿Quién se habrá llevado esta joya tan exclusiva? Esperemos que como mínimo haya preparado un altar para colocarlo.

¿Por qué vale tanto este juego?

En realidad, el juego no vale ese precio, obviamente, pero sí es la cantidad que un fanático ha estado dispuesto a pagar. La razón de esta enorme puja se debe a que estamos ante una de las primeras copias que llegaron a las tiendas, ya que se trata de una versión sin revisar de la que contadas unidades llegaron precintadas a las tiendas. Teniendo en cuenta eso, es muy posible que no exista ninguna copia más en el mundo, aunque se dice que hay una segunda unidad en paradero desconocido. ¿Se atreverá esa persona a venderla algún día?

La locura retro

Una vez más, la demanda de los juegos retro ha vuelto a dejarnos con un caso increíble. Cuando pensábamos que los 660.000 dólares de Super Mario Bros eran inalcanzables, meses más tarde una copia del primer Zelda ha batido todos los récords posibles de una manera que no imaginábamos encontrar. La duda que nos queda ahora es hasta qué punto esto puede seguir creciendo, y si verdaderamente tiene sentido pagar semejantes cantidades por estos juegos para, muy posiblemente, no abrirlos ni disfrutarlos nunca. Por suerte, aquellos interesados en tener un Zelda para jugarlo y disfrutarlo podrán conseguir uno en el mercado de segunda mano, sin embargo, es tal la demanda y el interés de los últimos años, que el mercado retro se ha revalorizado hasta límites insospechados.