Esta inmaculada copia de Mario Bros de NES se ha vendido por 100.150 dólares

Esta inmaculada copia de Mario Bros de NES se ha vendido por 100.150 dólares

Carlos Martínez

El coleccionismo llega a veces a alcanzar récords realmente sorprendentes que nos hacen pensar cuándo estaríamos dispuestos a pagar por un objeto que consideramos como único. Y eso es justo lo que ocurre con esta copia de Super Mario Bros, el famosos juego de NES que ha batido récords de subasta con una extrañísima versión de primera remesa que se mantenía en perfecto estado.

Un juego cerrado durante 34 años

Subasta Super Mario

A lo largo de sus 34 años de vida, Super Mario Bros tuvo un total de 11 impresiones diferentes para su caja. De primeras parecía ser la caja de siempre, pero Nintendo fue incluyendo algunos detalles para mejorar el envoltorio protector e identificar con mayor facilidad las copias para otros mercados. En Wata Games son expertos en identificar y catalogar el estado de piezas de colección del mundo de los videojuegos, y cuando se toparon con esta unidad de Super Mario no se lo podían creer.

La copia en sí se trataba de una de las primeras ediciones que Nintendo lanzó únicamente en Nueva York y Los Ángeles en 1984. Se trata de un modelo que es fácilmente reconocible porque cuenta con una pegatina de garantía de sellado que cuenta con un acabado mate, una protección que más tarde se sustituyó por un modelo de acabado brillante, y posteriormente por el plástico protector que cubría la caja al completo.

Estos detalles confirmaban que estaban ante una edición muy limitada, sin embargo, lo más sorprendente estaba en el estado físico de la propia caja, un aspecto inmaculado que Wata Games califica en un 9,4 sobre diez en su escala de mantenimiento estético y de grado A++ en lo que al sellado respecta.

100.000 dólares de nostalgia intacta

Que una de las primeras unidades comercializadas de uno de los juegos más importante de la historia de los videojuegos presentara ese aspecto sólo podría generar una expectación nunca antes vista en el mundo del coleccionismo, así que varios coleccionistas (entre los que se encuentra el CEO de la propia casa de apuestas que subastó la unidad) reunieron sus fuerzas (y su dinero) para pujar hasta los 100.150 dólares por él. Para que te hagas una idea, otras subastas de juegos muy valorizados como una copia de The Legend of Zelda de NES de 1987, alcanzó los 3.360 dólares, así que podrás hacerte una idea de la magnitud de esta nueva subasta y la de rarezas que acumulaba la unidad.

Futura inversión

La subasta se llevó a cabo por Heritage Auctions, una de las casa de subastas de arte y objetos  más prestigiosas de Estados Unidos, y teniendo en cuenta que uno de los pertenecientes al grupo de compra es el fundador y copresidente de Heritage Auctions, está claro que el juego ha quedado en buenas manos. Y no sólo por el buen cuidado del mismo, sino también por la posibilidad de una nueva reventa, ya que el propio presidente de Wata Games augura una subasta en el futuro.