A pesar de no tener stock, PS5 y Xbox consiguen récord de ventas

Está siendo imposible conseguir una de las nuevas PS5 y Xbox Series, y no sólo en la tienda de tu barrio, sino también en todo el mundo. El stock mundial está cayendo a cuentagotas, ya que la escasez de semiconductores está retrasando las industrias de todo tipo de sectores. Sin embargo, eso no ha evitado que Sony y Microsoft vendan sus consolas. De hecho, han vendido mucho.

10 millones de PS5

PS5 diseño exterior

Esa es la cifra que Sony ha publicado con muchísimo orgullo a través de una nota de prensa en la que anuncian que PS5 sigue siendo la consola que más ha vendido en la historia de la compañía, superando al coloso de PS4 en el mismo tiempo. Nada menos que 10 millones de consolas desde que el producto se pusiera a la venta el pasado mes de noviembre, una cifra que tiene especial valor si tenemos en cuenta las dificultades en la distribución que está sufriendo la compañía.

Todas estas ventas han arrastrado también ventas en los juegos, llevando a Marvel’s Spider-Man: Miles Morales hasta los 6,5 millones de copias vendidas, por delante de las 4 millones de copias de MBL The Show 21 con 4 millones (aunque aquí se suman todas las plataformas en las que está disponible) y los 1,1 millones de copias que Ratchet & Clank: Una dimensión aparte ha conseguido vender desde que se pusiera a la venta el 11 de junio.

Jim Ryan quiere más

PS5 Jim Ryan

Pero el CEO de Sony Interactive Entertainment quiere más. Ryan sabe que el techo de PS5 está todavía más alto, y es que tal y como indica, la demanda de la consola sigue siendo alta, por lo que seguirán trabajando para que el suministro pueda seguir cubriendo las necesidades de los jugadores.

Microsoft también presume de ventas

Xbox Series X analisis

Al otro lado tenemos a Microsoft, que a través de Satya Nadella ha anunciado que las nuevas Xbox Series X y Xbox Series S han sido las consolas que más rápido se han vendido en toda la historia de Microsoft. Lamentablemente la marca sigue sin dar cifras, aunque desde los analistas de Niko Partners con Daniel Ahmad en cabeza, estiman que ambas consolas podrían haber alcanzado los 6,5 millones de unidades vendidas.

Esto supone un crecimiento importante desde los 5,7 millones de Xbox One que se vendieron durante el mismo periodo de lanzamiento, o los 5 millones de Xbox 360, y aunque siga sin alcanzar los números de Sony, deja ver un excelente trabajo que seguirá recogiendo frutos en los próximos años.

¿Qué futuro nos espera?

Ahora mismo no cabe ninguna duda de que los fabricantes están trabajando a toda máquina por poder entregar el mayor número de consolas a los distribuidores cuanto antes. La demanda sigue siendo superior a la oferta, por lo que se traduce en una oportunidad perdida, ya que cada consola no vendida podría ser una oportunidad para el rival, de ahí que tengan especial interés en poder recuperar el ritmo de entregas, y así relanzar las ventas con un nuevo récord del que todavía no sabemos intuir dónde estará el límite.