Quiero una Raspberry Pi y no tengo claro qué modelo comprar

Has visto que puedes crear tu propia consola y disfrutar a tope de juegos retro, que también puedes crear un NAS e incluso un sistema capaz de bloquear la publicidad de internet. Por todo esto y por mucho más, es probable que te hayas interesado en las Raspberry Pi. El problema es que ahora no sabes bien qué modelo necesitas. Si es el caso, deja que te echemos un cable.

La mejor inversión para un geek

Raspberry Pi carcasas consolas

Si nos lees desde hace tiempo, ya sabrás que la Raspberry Pi es un dispositivo que nos encanta. Y eso se debe a su gran versatilidad a la hora de afrontar numerosos proyectos tan variados que básicamente se podría definir como la navaja suiza del geek.

Y es que estas placas son tan económicas que lo raro es no caer y comprar más de una. Porque cuando ves las múltiples posibilidades que ofrece dan ganas de hacer casi que cada proyecto que te encuentras por internet.

Además, teniendo en cuenta que muchos de estos usuarios comparten a modo de guía todo el proceso, componentes utilizados y hasta los comandos de terminal que debes ejecutar para configurar todo incluso sin tener ideas de código pues menos excusas aún para no hacerse con una si tienes alma de geek y te apasiona la tecnología.

El problema es que de primeras sí que puede ser un poco complejo saber qué modelo exacto de Raspberry Pi es el que más te interesa. Si sigues las instrucciones de cada proyecto y te ciñes a la lista de componentes usados, no hay problemas. Tampoco si apuestas por el último y más potente de todos los modelos de Raspberry Pi. Aunque a veces no es la compra inteligente.

A pesar de ser económicas, si puedes comprarte dos en lugar del modelo más potente, pues mejor porque podrás hacer dos proyectos en lugar de uno. Así que hablemos de todas ellas un poco con el objetivo de dejarte claro qué Raspberry Pi debes comprar según tus necesidades.

Raspberry Pi 4

En la actualidad es el último modelo lanzado por la Raspberry Pi Foundation. Es la placa más potente y también la más versátil por el número de conexiones que ofrece. Y es que en esta placa encuentras una conexión GPIO a la que poder conectar multitud de dispositivos adicionales, sensores y un largo etcétera de componentes extras que le darán mucho más valor como dispositivo.

Además de esto, la Raspberry Pi 4 ofrece diferentes configuraciones a nivel de memoria RAM. Puedes optar por un modelo más básico con sólo 2GB de RAM, otro con 4GB y uno último con 8GB que sería el idóneo para aquellas aplicaciones más exigentes. Pero, por ejemplo, para tema de emuladores el modelo de 4GB es más que suficiente. Y el modelo de 2GB está más pensado para aplicaciones de tipo domótico y robótica.

Raspberry Pi 3

La Raspberry Pi 3 es la generación anterior a la actual generación y hay que tener en cuenta que existen tres variantes: A+. B+ y B. La diferencia entre una y otra no sólo está en la memoria RAM, también en la velocidad a la que trabaja el procesador de la misma. Es una diferencia de apenas 200 Mhz, pero puede que para usos concretos suponga una pequeña desventaja.

No obstante, nuestra recomendación es que, por lo que suele costar hoy en día, optes por el modelo básico de la Raspberry Pi 4. A no ser que encuentres una de estas versiones a un precio de risa, la posible diferencia que pueda haber te compensará.

Raspberry Pi Zero y Pico

Raspberry Pi Pico

Estos modelos son mucho más de específicos y los proyectos que hacen uso de ellas tienen motivos para hacerlo. Principalmente una cuestión de tamaño es lo que más pesa a la hora de elegir entre la Raspberry Pi Zero y Pico frente a la Raspberry Pi 4.

Además, teniendo en cuenta que para la Raspberry Pi Zero hay una variante denominada Pi Zero W que incorpora Bluetooth y conexión WiFi, la verdad es que hay muchos usos que se le puede dar y te harán amarla casi que desde el inicio. Por ejemplo, ideal para crear consolas portátiles a través del uso de carcasas que emulan una Game Boy.

Hay un tercer modelo, la Raspberry Pi Zero WH que incluso el conector GPIO ya soldado a placa para poder conectarle accesorios más fácilmente en proyectos más complejos.

Cómo elegir la mejor Raspberry Pi según tus necesidades

Llegados a este punto es probable que ya tengas claro qué modelo de Raspberry Pi deberías comprar. Aún así, si te quedaron algunas dudas, deja que te demos unas pautas finales de cara a realizar la mejor elección posible.

Para empezar, lo primero que tienes que plantearte es qué tipo de uso le vas a dar. Ya sabes que puedes hacer infinidad de cosas con ella, pero tener una idea inicial ayuda a saber si deberías optar por el modelo más potente o uno intermedio te resulta suficiente. Igual que si el tamaño es clave, porque para crear una consola portátil no es la mejor idea la Raspberry Pi 4 por sus mayores dimensiones.

Si eres de los que les gusta cacharrera y no va a darle un uso fijo. Es decir, no vas a montarte un reproductor multimedia y lo vas a utilizar siempre como tal, entonces mejor la Raspberry Pi 4 y si pueden ser las configuraciones de 4 u 8 GB de memoria RAM mucho mejor.

Por último, ten en cuenta que también es muy probable que necesites algunos componentes extras. Así que si vas justo de presupuesto, tampoco te interesa ir a por el modelo más alto de gama si te va a ir sobrado de potencia.

Raspberry Pi 400

Por último, en todo este tiempo no hemos hablado de la Raspberry Pi 400 porque básicamente es una Raspberry Pi ya montada para un caso tan concreto como integrarla en un teclado. No da el mismo margen a la hora de hacer diferentes proyectos. Se pueden hacer, pero no sería tan cómodo como las anteriores.

Igualmente, siempre creemos que es la mejor opción ahora mismo para iniciarse e iniciar a los mas pequeños en su uso, porque cuenta con todo lo necesario para sólo conectar a la corriente, cargarle un sistema operativo en una tarjeta SD y empezar a trastear con ella.

¡Sé el primero en comentar!