Drones para niños: qué tener en cuenta y mejores modelos

Isaac García

Un dron puede ser un excelente regalo para un niño con inquietudes, al que le guste la tecnología y que no se vea atrapado por otra pantalla más. Sin embargo, a la hora de comprar un dron para esas edades, es necesario tener en cuenta unas cuantas cosas importantes. Por eso, te ofrecemos la guía más completa de compra de drones para niños, incluyendo consejos y las mejores opciones que tienes disponibles ahora mismo para cada situación.

Los drones pasaron de ser una moda a un elemento cotidiano. Usados por diversión, trabajo e incluso creación artística (rara es la película que no incluye planos cenitales ahora mismo), un dron puede ser un excelente regalo para un niño.

Sin embargo, comprar un dron apto para los más jóvenes es muy diferente de elegir uno para adultos. Como veremos, lo que tenemos que mirar bien es muy distinto.

Vamos a analizar todo eso en detalle.

Por qué puede ser un excelente regalo para un niño

Por qué un dron puede ser un gran regalo para niños

Los niños han nacido con la tecnología en las manos. Eso es bueno porque puede estimular su intelecto y curiosidad, pero negativo si los convierte en sedentarios ante la pantalla.

Por eso, un dron es un excelente regalo para un niño porque combina lo mejor de los dos mundos.

Por un lado, sirve para incentivar su interés en cómo funcionan las cosas, la tecnología e incluso la ingeniería y la robótica. Por otro, el dron permite realizar actividades al aire libre, desengancharse de las pantallas e incluso jugar con otros amigos y socializar.

Con el tiempo, es posible que el chaval profundice en su interés en este tipo de aparatos o las aficiones que permite desarrollar, como la fotografía y vídeo, la observación de la naturaleza e incluso la ingeniería.

Sin embargo, no todos los drones valen cuando se trata de los más jóvenes. Es muy importante tener en cuenta ciertas cosas a la hora de comprar o regalar un dron a un niño.

Qué 4 cosas tener en cuenta a la hora de elegirlo

Dron con cámara para niños

A la hora de comprar o regalar un dron apto para los más jóvenes, debemos considerar lo siguiente.

1. La edad y el uso que se le va a dar

¿Dónde vive el niño? ¿Cuántos años tiene? ¿Le permitirán hacer uso del dron en el exterior y la naturaleza a menudo? ¿Sin la supervisión de un adulto? ¿Está interesado en la tecnología o solo le atrae como juguete?

Lo primero es pensar en cómo es el niño, qué aficiones tiene y qué uso crees que le va a dar.

Si no tiene mucho interés, no tiene sentido empezar por gastarse demasiado o comprar algo muy complejo. Si no le interesa la fotografía y es para jugar, tampoco tiene sentido invertir en algo con una cámara espectacular.

2. La seguridad

Esto es lo más importante y el criterio principal a la hora de elegir un dron para niños. Dependiendo de la edad, nada de cosas que puedan tener piezas muy pequeñas, afiladas o con elementos que sean un peligro de seguridad.

Además, debe ser resistente, para que dure bastante.

3. La facilidad de uso

O el dron es fácil de volar o el niño se frustrará rápidamente.

Pilotar un dron puede ser todo un arte que requiere habilidad. Lo ideal para niños es que todo eso no sea necesario y, en pocos minutos, pueda estar en el aire y no cayéndose.

4. El cumplimiento de las leyes y las buenas prácticas

En general, debemos comprar un dron que no sea un peligro para nadie y que tampoco resulte grande, ni aparatoso. De esa manera, es difícil que el niño incumpla algunas de las leyes relativas al vuelo de drones.

Igualmente, es importante no marear al niño con muchas advertencias, porque dejará de escuchar enseguida, pero debemos inculcarle reglas básicas de vuelo. Hacerlo por una zona propia y controlada (sin riesgos, como agua profunda o barrancos), no volarlo cerca de nadie y no invadir ninguna privacidad.

Cómo es el dron perfecto para niños

Mejor dron para niños

Teniendo en cuenta lo anterior, el dron perfecto para niños debe cumplir tres características básicas.

1. Barato

Siempre estamos a tiempo de subir de nivel y precio si al niño le acaba apasionando el tema. Por eso, mejor empezar por lo económico y ver si se ve atraído lo suficiente.

Del mismo modo, es para niños y eso significa que las probabilidades de romperse son mucho mayores. Hasta que no sepa usarlo, elegimos el más barato, siempre que no comprometamos la seguridad, claro.

Gastarse demasiado para que permanezca en un armario o se rompa enseguida es lo peor que podemos hacer.

2. Sencillo

Para que el niño pueda volarlo sin demasiados problemas desde el minuto uno.

Si no es así, se cansará pronto y acabará en un rincón. Recordemos, controles fáciles y poca necesidad de preparación.

3. Seguro y resistente

Es decir, apto para niños en cuanto a su construcción y manejo.

Sin ser demasiado delicado, ni con piezas peligrosas como aspas cortantes o cosas muy pequeñas, que pueda tragarse el niño u otro chaval más pequeño de la casa.

Los mejores modelos disponibles para compra

Selección de mejores drones para chavales

Para que empieces con buen pie y cumpliendo todo lo que hemos visto, te hemos hecho una selección cuidadosa de algunos de los mejores modelos de drones para niños.

Avialogic Q9s, el mejor primer dron para niños

El Avialogic Q9s es nuestra recomendación inicial para comprar al niño su primer dron. Cumple todo lo anterior y, además, es impactante y divertido.

Su juego de luces hace que sea un espectáculo volarlo, sobre todo, de noche. El dron es pequeño y barato (normalmente, por debajo de los 60 euros), con lo que no tiene capacidad de causar grandes destrozos.

Y si se rompe, tampoco nos habremos arruinado, así que podemos dar vía libre al chaval para que lo use cuando y como quiera.

Además, es resistente y sus aspas están protegidas, para no causarle daño, ni destrozar la casa.

Finalmente, despega y aterriza con un botón y puede operar a 3 velocidades según la pericia del niño. Su mando también parece el de una videoconsola, así que los más jugones podrán volarlo bien desde el minuto uno.

No tiene cámara, es un juguete para volar en el exterior o incluso interior.

Avialogic Q10, el mejor primer dron para niños con cámara

Si lo que quieres es cámara, entonces la mejor elección es también de Avialogic y es un paso más del anterior, el Q10.

Con una de 720p de resolución, nos gusta la duración de su batería (unos 20 minutos de vuelo, que no parece mucho, pero dobla lo habitual en esos pequeños tamaños) y que sigue cumpliendo los requisitos que hemos visto.

Despega y aterriza con un botón, es fácil hacer selfies y recibir imagen en tiempo real en la pantalla del móvil, sus hélices tienen protectotres que no le quitan aerodinamismo y lo sueles encontrar por unos 60 euros. No se puede pedir más por menos.

Loolin Z3, la elección ideal para niños un poco más grandes

Si queremos subir de edad y nivel, también hemos de subir de precio. Pero en el segmento de los 130 euros, pocos drones para niños pueden batir al Loolin Z3.

Si el crío tiene más de 10 años e inquietud por los drones y la imagen, este es lo bastante fácil y resistente, a la vez que porta una cámara full HD de 1080p. También tiene un sistema de flotación que hace que imágenes y vídeo queden perfectos.

Nos gusta que trae 3 baterías, de unos 20 minutos cada una, con lo que puedes salir con el dron y volarlo una hora entera. Su manejo también es muy fácil.

Potensic T25, cámara 2K, pero apto para niños (grandes)

En la misma línea de drones con buena cámara y prestaciones, pero todavía apto para niños (eso sí, a partir de 12 años o así), tenemos este Potensic T25.

El precio se amplía a los 200 euros, pero las posibilidades también. Obviamente, la mejora principal es la cámara, pero también el rango de alcance (hasta 300 metros). Los modos inteligentes de vuelo, que permiten hacer virguerías sin ser un experto piloto, así como la compatibilidad con gafas VR, lo hacen la elección excelente si quieres regalar lo más.

Sinceramente, no te recomendamos que te gastes más de 200 euros en un dron para niños.

Te podríamos decir que por 300 ya empiezas a encontrar cámaras 4K y prestaciones profesionales, pero se sale de lo que un niño necesita. Además, ya son aparatos más sensibles, aptos para un adulto, aunque algunas empresas los publiciten para niños.

Del mismo modo, no queremos agobiarte con opciones. Para las distintas necesidades y situaciones, te hemos elegido lo mejor de entre la amplia oferta que hay. Así que ya sabes, si quieres drones para niños, esto es lo principal que necesitas saber y no fallarás con esta selección.

Este artículo contiene enlaces de afiliado. El Output podría recibir una comisión en el caso de que compres algo de lo que hay aquí. Sin embargo, eso no ha influido para nada en nuestra selección, que hemos cuidado para que sea segura y de calidad para los niños.

¡Sé el primero en comentar!