Productos Warehouse de Amazon: qué son y qué debes tener en cuenta

Un momento, ¿pero no hablamos ya de los productos reacondicionados de Amazon? Estarás pensando. Ese es el primer gran error que tienen muchos compradores: no saber diferenciar la categoría Renewed de la llamada Warehouse. Así que hoy vamos a sacarte de dudas, explicándote las diferencias, qué ofrecen y, por supuesto, haciéndote alguna selección de algunos productos rebajados de este grupo que merecen la pena. Adelante.

Amazon Warehouse, ¿qué es?

Los productos Warehouse y los Renewed de Amazon se confunden muy a menudo. La gente suele pensar que son la misma cosa y por tanto la naturaleza de lo que están comprando es similar. Pero no es así. Mientras que los segundos han sido reparados y han sufrido una puesta a punto por parte de un equipo técnico para su reutilización como completamente nuevos, los primeros son productos que se consideran «de segunda mano o usados» porque han sido devueltos por los clientes, tienen la caja abierta, muestran algún pequeño desperfecto o bien han sido ligeramente dañados durante su manipulación en el almacén.

La diferencia como ves es pequeña pero existe y aunque a fin de cuentas Amazon los considera todos coloquialmente bajo el término de «reacondicionados», solo los Renewed podrían considerarse como tales. Los productos Warehouse, de hecho, tienen su propio sistema de categorización para indicar su estado, y se divide en cuatro niveles que os explicaos más abajo.

Paquetes de Amazon en el almacén.

Eso sí, debido a que los productos reacondicionados de Amazon son únicos (se trata de unidades contadas que han sido empaquetadas de nuevo), no pueden ser reemplazados, por lo que siempre se te reembolsará el importe del mismo en lugar de hacer un cambio por otro.

Otra importante diferencia respecto a los Renewed a tener en cuenta, es que estos productos no tienen garantía. Aun así, al beneficiarse de la política de devoluciones de Amazon tendrás la posibilidad de devolverlos igualmente hasta dos años después de la fecha de recepción.

¿Cómo evalúa Amazon el estado de cada producto?

Desde la compañía se esfuerzan en transmitirnos la mayor confianza posible alrededor de estos productos que no son nuevos y que en los últimos años han ganado mucha popularidad gracias a eso que se ha dado en llamar como economía circular, y que aboga por una reutilización de materias primas y productos manufacturados tantas veces como sea posible dentro de su ciclo de vida natural. Es decir, no recurrir tanto al cambio y compra sistemática de un modelo nuevo como seguir manteniendo el viejo, o reacondicionado, mientras goza de un uso claro y demostrable.

Por eso, Amazon avisa de que someten a todos sus productos «a un control de calidad exhaustivo antes de venderlos». De esa manera, examinan «el estado físico y el funcionamiento de cada artículo» y le asignan «una categoría específica antes de venderlo». Obviamente también inspeccionan cada uno de estos productos «para ver si les falta algún accesorio o el embalaje está dañado» para, en función del control de calidad necesario en cada caso, aplicarle «una de las cuatro categorías para describir su estado general: «Como nuevo», «Muy bueno», «Bueno» y «Aceptable»».

  1. Nuevo: el producto no se ha abierto pero la caja está dañada.
  2. Como nuevo: el producto está en perfecto estado pero «debido al estado de la caja», no cumple con los estándares de Amazon para productos nuevos. Es lo que suele pasar por ejemplo cuando un producto es devuelto por un cliente que ha abierto el paquete, pero también puede ocurrir que un producto en los almacenes sufra algún desperfecto en el embalaje, en cuyo caso también pasa de nuevo a como nuevo.
  3. Muy buen estado: el producto ha sido evaluado y funciona perfectamente (esto siempre es norma para Amazon), pero o bien tiene defectos estéticos, o manchas, o muestra leves signos de haber sido usado, faltando incluso algún accesorio poco importante. Su embalaje también podría haber sido sustituido por otro (para una mejor protección).
  4. Buen estado: el producto nuevamente ha sido evaluado y funciona perfectamente, pero tiene defectos estéticos y/o le faltan accesorios. Muy probablemente su embalaje habrá sido sustituido.

Evidentemente todas estas condiciones especiales repercuten en algo muy importante, el precio, que se ve reducido por su clasificación dentro de los productos Warehouse, pero manteniendo el derecho a devolución bajo las conocidas condiciones de Amazon (las aplicables a todos sus artículos): si no estás satisfecho con algo, lo puedes devolver sin problemas.

¿Cómo encontrar y comprar productos Warehouse?

A la hora de buscar productos Warehouse, tienes tres opciones. La primera es la más fácil y obvia: entra en la categoría de productos Warehouse y directamente vete filtrando en las diferentes secciones disponibles para echar un vistazo a los productos que ofertan. Pero, ¿qué pasa cuando quieres saber si un producto concreto tiene una versión disponible en Warehouse? En esos casos toca hacer un par de clics más.

Supongamos, por ejemplo, que queremos comprar una Nintendo Switch. La buscamos en Amazon y entramos en su ficha. Ahora, para localizar si este producto dispone de unidades en Warehouse sólo tienes que:

  • Localiza con la vista los botones de «Añadir a la cesta» y «Comprar ya». Un poco más abajo, si el producto que seleccionaste dispone de unidades reacondicionadas verás una sección con el nombre de «De 2ª mano:» junto a la mejor oferta que tenga. Haz clic en el botón que tiene a su izquierda para desplegar esta opción
  • Una vez en esta pantalla nos aparecerá toda la información referente a este producto de segunda mano. Si este dispone de unidades dentro de la categoría Warehouse nos lo marcarán como la primera unidad recomendada (como es normal).

Cada una de las ofertas viene con su precio, un indicativo del nivel de estado (muy bueno, como nuevo, etc.) y una descripción de los defectos que vas a encontrarte (de un embalaje dañado a defectos estéticos leves o algún arañazo en el artículo).

¿Otra forma de encontrar? Introduce lo que quieres en el buscador de Amazon, y cuando te aparezcan los resultados, vete a la columna de la izquierda y selecciona (siempre que esté disponible) la casilla «Usado«. Se te mostrarán así solo resultados que cuentan con unidades Warehouse y te será más fácil dar con algo que quieras.

Productos Amazon Warehouse que merecen la pena

A la hora de considerar qué merece o no la pena dentro de Warehouse entra mucho en juego los gustos personales. Algunos querrán sí o sí que el producto esté «impoluto» a la hora de adquirirlo y a otros no les importará quizás que muestren algún desperfecto si con ello se pueden ahorrar unos buenos euros.

También hay que tener en cuenta dónde y cómo los vamos a utilizar. Probablemente si es un teléfono o un televisor, querrás que este luzca lo más nuevo posible y que se encuentre como mínimo con la etiqueta de «Como nuevo». Pero hay otro tipo de gadgets que no requieren de esta calificación. Si vas a comprar unos altavoces accesorios para configurar por ejemplo un sistema de sonido envolvente en casa, y estos los vas a colocar en lugares estratégicos del salón que no están a la vista, tal vez no te importe que presenten algún rasguño pequeño siempre y cuando funcionen bien. O quizá estás detrás de un monitor para un despacho cuya colocación hace que no te importe que muestre un desperfecto en su espalda; o un adaptador de Apple por el que te merece la pena ahorrar 30 euros.

Categorías de productos Warehouse

Existen muchas categorías de productos Warehouse para que encuentres aquello que necesitas:

Los productos de Warehouse que te pueden hacer ahorrar

Como decíamos, todo dependerá de los gustos. No obstante, hay algunos productos reacondicionados que pueden hacernos ahorrar una buena cantidad de dinero si los compramos por Warehouse, especialmente en el terreno tecnológico:

  • Productos relacionados con la ergonomía: un teclado, un ratón para el ordenador, una silla de escritorio… hay muchos productos de oficina que se devuelven cada día en Amazon. No porque sean malos, sino porque no se adaptan al usuario que los ha comprado. Si conoces esos productos, podrás ahorrar bastante dinero en la compra. Si quieres hacerte con un ratón para jugar videojuegos y conoces algún modelo que sabes que se adapta bien a tus preferencias, seguro que lo tienes en Warehouse a un precio ridículo. Y si no, espérate unas semanas después de la Navidad.
  • Productos de compra impulsiva: mucha gente hace compras por impulso y luego llega el arrepentimiento cuando llega la caja a casa. Como Amazon da muchas facilidades para hacer una devolución, esos productos acaban en la Warehouse. Siempre y cuando tú no repitas el mismo error y hayas meditado la compra, te puedes llevar ese mismo artículo a un precio rebajado gracias al error de un pobre diablo que no consultó un par de veces con la almohada. En estos casos, lo ideal es dejar cierto tiempo para analizar posibilidades y ahorrar lo máximo posible.

Al final será una cuestión de valorar el tipo de uso que vamos a darle a un producto y, en función de ello, saber que existen estas opciones de compra con la que poder ahorrar a veces bastante dinero. En ti queda.

Los enlaces a Amazon que aparecen en este artículo forman parte de nuestro acuerdo con su Programa de Afiliados y podrían reportarnos una pequeña comisión por su venta (sin que esto afecte al precio que tú pagas). Aun así la decisión de publicarlos y añadirlos se ha tomado, como siempre, libremente y bajo criterio editorial, sin atender a peticiones por parte de las marcas involucradas.

1 Comentario