Gadgets reacondicionados: ¿merecen realmente la pena?

Gadgets reacondicionados: ¿merecen realmente la pena?

Daniel Espla

Los productos tecnológicos como móviles, tablets y ordenadores cada vez son más caros. Cuando antes nos llevábamos las manos a la cabeza por gastarnos más de 100 euros en un móvil, ahora llegamos a gastarnos más de 1.000 euros en estos aparatos. Pero, si quieres ahorrarte algo de dinero en tu próxima compra, podrías comprar un producto reacondicionado. Hoy te explicamos todo lo que necesitas saber sobre ellos.

¿Qué es un producto reacondicionado?

Puede que esta pregunta sea lo primero que se te pase por la cabeza. Una definición general de equipo reacondicionado, o restaurado, es aquél que sin ser nuevo, reune las condiciones necesarias para ser vendido de nuevo.

Algo muy importante a la hora de adquirir uno de estos equipos es que, de forma generalizada, existen diferentes tipos:

  • Reacondicionado por el fabricante: se trata de un equipo que, tras presentar un problema técnico, ha sido reparado por el propio fabricante y posee las condiciones adecuadas para su puesta a venta de nuevo. Este tipo de equipos conlleva un menor riesgo de que el problema se repita, ya que, es el propio fabricante quién lo ha reparado.
  • Restaurado por una empresa de terceros: en este caso, la reparación ha sido realizada por un servicio técnico ajeno al fabricante. Al no tratarse de técnicos oficiales, este tipo de productos puede conllevar un mayor riesgo a que esta u otra avería pueda llegar a aparecer en el producto.
  • Producto de caja abierta: a veces los consumidores realizan una compra y, haciendo uso de la garantía de reembolso de 14 días, realizan la devolución de dicho producto. En estos casos, estamos ante un equipo que no ha sido usado o bien su uso ha sido de 1 o 2 veces. Por lo tanto, se encuentra en condiciones muy cercanas a su salida de fábrica pero, según la ley, no puede venderse como «nuevo».

Pero, aunque tengas claro cuáles son los tipos de productos restaurados que puedes encontrar en el mercado, es lógico que te plantees ciertas preguntas: ¿el equipo tiene garantía?¿ha sido realmente renovado por el fabricante o por una empresa externa?¿el estado físico está como nuevo o parece usado?

Muchas personas son reacias a pagar por uno de estos dispositivos y prefieren gastar su dinero en uno totalmente nuevo por la inseguridad que le genera adquirirlos. Por ese motivo, te vamos a explicar algunos consejos importantes que debes tener en cuenta a la hora de adquirir un producto reacondicionado y algunas tiendas fiables donde puedes hacerlo.

Consejos para comprar productos reacondicionados

Es cierto que, al comprar un equipo de este tipo, vamos a ahorrarnos parte del importe de comprarlo nuevo. Pero, como te podrás imaginar, todo tiene un coste.

Es importante saber los detalles clave que puede llegar a afectar a estos equipos y, como no, realizar las preguntas adecuadas:

  • Estado físico: el exterior de un producto es uno de los primeros indicativos que desvelan el trato que se le ha dado a este. Si tienes la oportunidad de verlo en persona, evalúa este aspecto con detalle y, si estás realizando una compra por internet, presta atención a la descripción de estos equipos. En caso de duda, pregunta siempre al vendedor antes de tomar una decisión.
  • Accesorios y documentos originales: hay ocasiones en las que ciertos equipos son más baratos de lo normal simplemente porque carecen de los accesorios o la documentación original. Presta atención a esto porque, aunque algunos de estos accesorios se pueden adquirir por separado, a veces es imposible o poseen un precio bastante elevado.
  • Garantía: uno de los aspectos clave a la hora de comprar equipos restaurados. Consulta bien cuánta garantía tiene dicho equipo tras su compra y, por supuesto, quién es el responsable de darla. Normalmente, si realizas una compra a una tienda oficial, dicha garantía la otorga el propio fabricante y puede variar entre 6 meses y 2 años.

Ahora que ya conoces las claves o, mejor dicho, las preguntas correctas que te debes hacer antes de adquirir uno de estos equipos, es el momento de ver algunas tiendas recomendables para su compra.

¿Dónde comprar productos reacondicionados?

Antes de pasar a comentarte algunos de los comercios para adquirir productos restaurados, es necesario que te hagamos una aclaración. Estos no son los únicos puntos de venta donde podrás comprar uno de estos equipos, ni queremos dar a entender que sean los únicos comercios fiables para hacer. Bajo nuestra experiencia, y teniendo en cuenta la trayectoria de estas empresas, podemos decir que si realizas tu compra en alguna de ellas es muy probable que obtengas un buen servicio.

Aclarado esto, estas son algunas empresas (con datos sobre su garantía) en las que puedes comprar productos restaurados:

  • El Corte Inglés: garantía de dos años tras su compra. Productos testeados por el equipo técnico de El Corte Inglés o por uno externo para comprobar su correcto estado físico y funcionamiento. Posee diferentes niveles del estado de dichos equipos que puedes consultar dentro de las condiciones de los dispositivos restaurados.
  • Amazon: en esta empresa podemos encontrar dos tipos diferentes: los Renewed (han sido reparados y han sufrido una puesta a punto por parte de un equipo técnico) y los Warehouse (han sido devueltos por los clientes, que tienen la caja abierta o que han sido ligeramente dañados durante la manipulación en el almacén). Mientras que los primeros poseen su garantía habitual, los warehouse no cuentan con esta pero disponen del periodo de devolución de dos años de cualquier equipo comprado en esta tienda. Tienen distintos niveles de evaluación del producto que puedes consultar en su web.
  • Fnac: cuentan con un año de garantía tras su compra.
  • Worten: disponen de garantía de dos años, excepto en los smartphones y ordenadores que solo tienen un año. Este vendedor diferencia entre producto de «caja abierta» o reacondicionado. Puedes consultar el estado de cada uno en su web.
  • PC Componentes: todos sus productos reacondicionados poseen una garantía de dos años.
  • Apple: garantía de un año tras su compra. Productos testeados por el servicio técnico del propio fabricante.

¿Qué productos no debería comprar reacondicionados?

Antes de finalizar, queremos queremos darte un último consejo. A pesar de que puedes comprar cualquier equipo como un producto restaurado, nuestra recomendación es que pongas ciertas restricciones.

Cuando se trata de productos de uso íntimo como equipos de higiene o auriculares, no sabemos hasta que punto han sido esterilizados de forma meticulosa. Por lo tanto, y teniendo en cuenta en la situación en la que nos encontramos, quizás deberías de obviar adquirir productos restaurados de este tipo.