Qué sistema operativo debería usar en una Raspberry Pi

La Raspberry Pi es uno de nuestros gadgets favoritos. Las posibilidades que ofrece en relación a su precio son tantas que, sin importar si eres usuario avanzado o no, nuestro consejo es que te hagas con una. Claro que, una vez que la tienes es normal preguntarse muchas cosas. La primera es qué hacer con ella. Y la segunda, pero no menos importante es qué sistema operativo instalo. En función del proyecto que quieras hacer, existen multitud de sistemas operativos que pueden sacar el máximo provecho a tu ordenador en miniatura. En las próximas líneas te enseñaremos las mejores distribuciones gratuitas que existen.

Los mejores sistemas operativos para la Raspberry Pi

Si has seguido de cerca algunos de los proyectos para Raspberry Pi que te hemos contado, es probable que hayas observado que no siempre se usa el mismo sistema operativo. Esto se debe a que, aún compartiendo la misma base, cada uno de ellos ofrece una serie de ventajas que lo hacen ser mejor opción que el resto.

Claro que, cómo saber cuál es la mejor distribución. Para facilitarte esa elección, o simplemente para que tengas una base de lo que ofrece cada uno, esta guía rápida sobre los distintos sistemas operativos para Raspberry Pi te podría interesar. No son todos lo que hay, pero sí los más interesantes.

Raspbian ( Raspberry Pi OS)

Durante años se ha conocido como Raspbian, aunque recientemente modificó su nombre a Raspberry Pi OS. Es el sistema operativo por excelencia y casi por defecto para la Raspberry Pi. Detrás de él están los mismo creadores de la placa de desarrollo. Por el número y tipo de herramientas que integra por defecto, es una distribución óptima para todo tipo de tareas, desde generales como específicas tipo programación.

Si vas a dar tus primeros pasos, es la opción más recomendada. No sólo por la estabilidad y opciones, sino porque vas tener todo lo que puedas necesitar al principio mientras no busques algo más concreto o específico.

Para descargar Raspbian visita la web oficial de Raspberry Pi o la propia Raspbian.

NOOBS y NOOBS Lite

NOOBS por su parte es otra opción recomendada también para principiantes y con una particularidad, ofrece dos versiones: una completa y otra Lite. La primera integra Raspbian y LibreELEC, es la opción completa por lo que tras su instalación ya estarás en disposición de hacer lo que quieras con la Raspberry Pi. Además, también da opción a instalar otros sistemas operativos previa descarga desde internet una vez la Raspberry Pi está conectada.

NOOBS Lite podríamos decir que es esa segunda parte de NOOBS. Es decir, una vez instalado y ejecutado lo que ofrece es acceso a otros sistemas operativos que podrás instalar vía internet.

Puedes descargar NOOBS y NOOBS Lite desde la web de Raspberry Pi.

RetroPie

RetroPie

Si has visto algún proyecto de emulación con una Raspberry Pi seguro que ya has oido hablar de este sistema operativo. Su gran ventaja es que ya incluye todo lo necesario para emular distintos sistemas de ocio como antiguas máquinas recreativas o consolas de 8 y 16 bits.

Con una interfaz muy bien adaptada, su gran alternativa sería RetroArch (puedes descargarlo aquí). Ambas son muy parecidas en cuanto a opciones y funcionamiento. Así que es cuestión de elegir con la que estés más cómodo. Si te interesa RetroPie, descarga aquí la imagen.

OSMC

OSMC es el sistema operativo para Raspberry Pi pensado para usar el pequeño ordenador a modo de centro multimedia. Entre sus aplicaciones está todo lo necesario para la reproducción de material de audio y vídeo de todo tipo, desde contenido 4K hasta vídeo en formato HEVC, material 10 bits o audio HD.

Junto a una interfaz que resulta muy cómoda de usar cuando se conectar a, por ejemplo, un televisor, es una muy buena opción si buscas un reproductor para tu televisor, sea o no un Smart TV. Puedes descargar OSMC desde aquí.

OpenELEC

KODI Raspberry Pi

OpenELEC es otra opción que permite convertir la Raspberry Pi es un centro de reproducción multimedia. Sus principales características se deben a que ha sido diseñando prácticamente desde cero para que sea fácil de configurar, aunque el gran valor es su bajo consumo de recursos, ideal para modelos algo más antiguos de la Raspberry Pi. Aunque también el poderse usar en otros dispositivos, claro que eso ahora mismo no nos interesa tanto.

Todo sobre OpenELEC, descarga de imágenes y más documentación en la web oficial.

OS RISC

OS RISC es un sistema operativo que no está basado Linux como lo anteriores y eso es bueno y malo. La parte negativa es que no es tan sencillo encontrar recursos o guías acerca de cómo funciona o cómo resolver ciertas dudas. La buena es que para ciertos usos y usuarios más expertos puede representar la opción ideal, porque sólo ocupa 4 MP y eso permite un arranque súper rápido.

Para instalar OS RISC lo más sencillo es hacerlo a través de NOOBS.

Windows IoT Core

Aunque lleve el nombre del sistema operativo de Microsoft, Windows IoT Core no es ninguna versión menor del popular Windows 10. Esto es un sistema pensado para el uso con dispositivos conectados. Es cierto que se le puede sacar muchísimo partido, pero requiere unos conocimientos algo más elevados para saber bien qué se está haciendo.

Si te interesa indagar más en Windows IoT Core, puedes consultar la web de Microsoft, desde donde también podrás descargar la imagen. No obstante, ya te adelantamos que se trata de una distribución diseñada para usuarios avanzados y programadores.

Ubuntu Core

Al igual que Windows IoT Core, Ubuntu Core está pensado para aplicaciones de IoT (Internet de las cosas). Eso sí, aquí si tenemos un sistema basado en Linux Ubuntu y tienes acceso a las mismas aplicaciones que puedes encontrar en la tienda Snap.

Ubuntu 22.04 LTS

Canonical saca cada cierto número de años una versión LTS de su sistema operativo. LTS responde a las siglas «long time support», que viene a significar que dan soporte de actualizaciones durante cinco años. En abril de 2022, se lanzó Ubuntu 22.04 LTS, que tendrá actualizaciones hasta abril del año 2027. Este sistema funciona únicamente con las placas con chip ARM de 64 bits. Por el momento, los modelos aceptados son los siguientes:

  • Raspberry Pi 4 (2GB de RAM o superior)
  • Raspberry Po 400
  • Raspberry Pi Compute Module 4 (2 GB de RAM y 16 GB de eMMC o SD como mínimo).

Si te interesa poner este sistema en tu placa, puedes descargar Ubuntu 22.04 para Raspberry Pi en su web oficial.

BalenaOS

Al igual que la anterior versión de Ubuntu, BalenaOS es un sistema operativo para aprovechar los 64 bits de la Raspberry Pi 4. Está basado en Yocto Linux y admite los 4 GB de memoria RAM que ofrece la Raspberry Pi 4 más potente que se puede adquirir ahora mismo.

Si tienes una de estas placas y buscas un sistema operativo robusto, puede que esta sea la mejor opción actualmente. BalenaOS está disponible para su descarga aquí.

Arch Linux

Para finalizar tenemos a Arch Linux, este es para muchos una de las mejores versiones que se pueden instalar en una Raspberry Pi. El sistema da soporte para una gran variedad de dispositivos que podrías conectarle cuando usar la placa como ordenador de escritorio convencional. Por ejemplo, teclados, ratos y auriculares Bluetooth, etc.

Como decimos, si tu idea es usar la Raspberry Pi como ordenador de sobremesa, prueba esta distribución casi que antes que cualquiera de las otras mencionadas.

Arch Linux lo puedes descargar desde esta página, simplemente busca el dispositivo que vas a usar (modelo de Raspberry Pi) y descarga su imagen.

Lakka

lakka raspberry pi.j

Lakka es una distribución gratuita, muy ligera y de código abierto. Con este sistema puedes convertir la Raspberry Pi en una consola de juegos en toda regla sin necesidad de teclado ni ratón. Lakka cuenta con una bonita interfaz de usuario y tantas opciones de personalización que te pueden abrumar. Su UX similar a la de PlayStation, pues usa el típico sistema XMB. Si tienes una consola de Sony, esto es una ventaja, pues sabrás manejar ya su interfaz con gran facilidad.

Lakka es totalmente compatible con RetroArch, y puedes utilizar este sistema para crear todo un complejo sistema de emuladores en el salón de tu casa. Esta distribución no es muy conocida, pero sin duda, merece la pena darle una oportunidad. Puedes descargar sus archivos de instalación en la web oficial de Lakka. Hay versiones distintas para cada Raspberry Pi, así que elige la distribución que se adapte al modelo exacto de placa que tienes en casa.

Un sistema operativo para cada tipo de proyecto

Ahora que ya más o menos tienes claro qué tipo de sistema operativo es mejor para según qué proyecto quieras realizar, por qué no te animas y empiezas con alguno. Nosotros hemos ido publicando algunos que te podrían interesar, como por ejemplo cómo crearte un emulador de recreativas y consolas antiguas, librarte de la publicidad intrusiva dentro de tu red local, crear tu propio NAS con una Raspberry Pi o incluso montarte tu propio timbre inteligente.

Hay muchos más, sigue atento porque vamos publicando nuevas ideas para que exprimas al máximo extra placa de desarrollo. Y recuerda, para instalar estos sistemas operativos es tan sencillo como descargar la imagen y usar alguna aplicación como ApplePi-Backer o Berryboot.

¡Sé el primero en comentar!