Cómo vigilar tu corazón con el Apple Watch

Cómo vigilar tu corazón con el Apple Watch

Drita

Los relojes inteligentes han demostrado con el tiempo que son algo más que un centro de notificaciones para nuestro teléfono móvil y un lugar donde comprobar la hora. En muchas casos disfrutan de otras prestaciones que les permiten ser también una buena herramienta para hacer deporte, vigilar nuestro sueño o incluso conocer mejor nuestro corazón. Y eso es justo lo que vamos a explicarte hoy: cómo llevar un mejor control de nuestro motor principal con ayuda de uno de los relojes por excelencia, el Apple Watch.

Midiendo la frecuencia cardíaca con el Apple Watch

Empecemos por lo más básico y directo a la hora de vigilar la salud de nuestro corazón: la medición de la frecuencia cardíaca. El Apple Watch cuenta con un sensor, situado en la zona inferior de la caja del reloj, que permite leer nuestro ritmo cardíaco y ofrecernos una buena lectura sobre el funcionamiento de nuestro corazón. Son varias las consultas que podemos hacer al respecto pero la más directa y sencilla de todas es mirar en el momento que queramos cómo está nuestra frecuencia cardíaca.

Corazón - Apple Watch

Para ello estos son los pasos a seguir:

  1. Dirígete a tu reloj y vete al menú de apps (pulsando sobre la Corona)
  2. Busca el icono de un corazón con fondo rojo y toca sobre él
  3. Quédate quieto mientras se realiza la medición (verás que en la pantalla sale «Midiendo…»
  4. En pocos segundos aparecerá en pantalla tu frecuencia cardiaca justo en ese momento
  5. Si sigues con la app abierta podrás ver en tiempo real cómo cambia (ligeramente)

Deslizando hacia arriba con el dedo podrás también consultar tu frecuencia cardíaca en reposo así como tu frecuencia andando (aunque para ello habrás tenido que tener el reloj contigo mientras te movías).

Notificaciones de frecuencia alta o baja

Si lo deseas, puedes activar las notificaciones de la app Frecuencia cardiaca en el Apple Watch para recibir avisos en caso de tener una frecuencia cardiaca alta o baja durante 10 minutos. Para establecer la medida (la pones tú) debes hacer lo siguiente:

  1. Vete al iPhone y abre la app Apple Watch.
  2. En la pestaña Mi reloj vete a Corazón.
  3. Desliza con el dedo hasta encontrar Frec. cardiaca elevada y selecciona la cifra de LPM.
  4. Justo debajo verás Frec. cardiaca baja: selecciona igualmente la cifra LPM por la que quieres ser notificado.
  5. Ya puedes volver hacia atrás o salir de la app.

Cómo hacerte un electro con el Apple Watch

Una cosa es ver nuestra frecuencia cardíaca en un momento concreto y otra distinta el hacerse «un electro» con el reloj de Apple. El equipo de la manzana permite realizar esta prueba con la cuarta y quinta generación de su smartwatch, de manera que es capaz de registrar la duración e intensidad de las señales eléctricas que hacen latir el corazón y detectar posibles irregularidades, comprobando si las aurículas y los ventrículos del corazón laten en sincronía. Si no es así, nos alertará de que podrías padecer una fibrilación auricular (FA), un tipo de arritmia.

Hay que tener una cosa muy clara: un Apple Watch no sustituye nunca a un dispositivo médico, por lo que sus resultados nunca serán 100% concluyentes hasta que visites un médico. El reloj puede ponerte en alerta pero al última palabra la tendrá siempre un especialista.

Corazón - Apple Watch

También debes tener en cuenta que la aplicación ECG, que es la encargada de realizar el electro, no puede detectar otras afecciones cardiacas como la hipertensión, la insuficiencia cardiaca congestiva u otros tipos de arritmia. Tampoco tiene la capacidad de detectar accidentes cerebrovasculares o incluso un infarto de miocardio.

Para realizar un electrocardiograma debes configurarlo una primera vez (usando el iPhone) y después proceder a iniciar la app.

Configurar la app ECG

Estos son los pasos a seguir para configurar la aplicación ECG:

  1. Abre la app Salud en tu iPhone.
  2. Sigue los pasos que aparecen en la pantalla. Si no se te solicita que realices una configuración, pulsa la pestaña Examinar y, a continuación, pulsa Corazón => Electrocardiogramas (ECG) => Configurar la app ECG.
  3. Una vez completada la configuración, podrás abrir la app ECG para hacer un electrocardiograma.

Hacer un electrocardiograma con la app

Para hacerte el electro, sigue estos pasos, asegurándote antes que nada que el reloj está bien ajustado en tu muñeca y que estás relajado. También es conveniente alejarse de cualquier dispositivo electrónico que esté enchufado a una toma de corriente para evitar interferencias eléctricas.

  1. Abre la app ECG  del Apple Watch (tiene el símbolo de una línea de signo vital).
  2. Deja tus brazos descansar sobre la mesa o en tu regazo.
  3. Coloca el dedo de la mano contraria a la que tiene el reloj sobre la corona Digital Crown y mantenlo ahí. No es necesario que pulses la corona.
  4. El registro dura 30 segundos. No te muevas durante ese tiempo. Cuando el registro acabe, recibirás una evaluación y podrás pulsar en «Añadir síntomas» para elegir los síntomas que presentas.
  5. Toca en Guardar para anotar los síntomas y, a continuación, toca en OK.

Corazón - Apple Watch

Tras el registro puedes obtener varios resultados:

  • Ritmo sinusal: indica que el corazón late en sincronía con un patrón uniforme de entre 50 y 100 LPM.
  • Fibrilación auricular: indica que el corazón late con un patrón irregular de entre 50 y 120 LPM. Si no se te ha diagnosticado con esta dolencia, deberías consultar con tu médico.
  • Frecuencia cardiaca alta o baja: es lo mismo que un registro no concluyente. Si la frecuencia cardiaca está por debajo de 50 LPM o superior a 120 LPM, afecta al ECG por lo que no se puede hacer una buena lectura.
  • No concluyente: no se ha podido hacer correctamente el registro (por ejemplo por tener la pulsera mal colocada).

Recuerda que aunque te salga un resultado de ritmo inusual, esto no garantiza que goces de buena salud o no te ocurra nada. Si te encuentras mal, acude siempre a tu médico y no te dejes guiar por el reloj.

Notificaciones de ritmo irregular

De la misma forma que se pueden configurar avisos de frecuencia alta y baja, también se puede poner avisos para que el Apple Watch te haga saber si detecta un ritmo irregular que pudiera ser indicio de fibrilación auricular.

Corazón - Apple Watch

Para configurarlo debes hacer lo siguiente:

  1. Vete al iPhone y abre la app Apple Watch.
  2. En la pestaña Mi reloj dirígete a Corazón.
  3. Verás que la segunda opción es «Avisos de pulsaciones» con la posibilidad de activar el «Ritmo irregular». Hazlo.
  4. En caso de que el reloj detecte un ritmo irregular tras varias lecturas (la comprobación la hace de manera ocasional cuando te encuentras en reposo), te lo hará saber.

Con esta puesta a punto tendrás establecido todo lo que necesitas para vigilar más de cerca tu corazón, teniendo siempre presente (repetimos) que si sospechas de cualquier dolencia, lo que debes hacer siempre es acudir a tu médico.