Roborock S7, ¿es el robot aspirador definitivo?

Roborock S7, ¿es el robot aspirador definitivo?

Daniel Espla

Parece que las aspiradoras inteligentes se han convertido en un equipo que, para muchos, nos es casi indispensable para facilitarnos la limpieza del día a día. Un dispositivo que puede ayudarnos a barrer y fregar el suelo de nuestra casa, manteniéndolo limpio sin que prácticamente tengamos que pensar en ello. Ya son varios los aspiradores de este tipo que han pasado por mis manos, algunos más baratos, otros más caros o, incluso, modelos dedicados únicamente a barrer para cumplir mejor esta función. Pues bien, tras haber probado el Roborock S7 puedo afirmar que es el mejor que he probado hasta el momento y, lo mejor, no es el más caro. Hoy te cuento mi experiencia tras haber probado a fondo este aspirador inteligente de Roborock.

Roborock S7: análisis en vídeo

Diseño que mejora (mucho) la experiencia

No esperes que hoy en día el aspecto físico de este tipo de dispositivos te sorprenda demasiado. Podemos encontrar algunos modelos un poco más altos o más bajos, con uno o dos cepillos laterales o, en todo caso, un factor forma algo más rectangular pero más lejos de eso no existen aspectos extremadamente sorprendentes. Y este nuevo modelo de Roborock es otro ejemplo de lo que te comentaba. Un robot aspirador que puede ser de color negro o blanco, que cuenta con un depósito para el polvo y otro para el agua (estando este acompañado por una mopa para fregar) y su cepillo lateral para arrastrar la suciedad de las esquinas. De un primer vistazo no vemos demasiadas florituras o grandes cambios. Pero, como todo lo bueno, las diferencias están en los pequeños detalles.

Quiero empezar por algo «inusual» hablando de estos equipos: el módulo de fregado. Un depósito de 300 ml con el que podremos llegar a limpiar una superficie, según el fabricante, de hasta 200 m². En mi caso, el piso en el que vivo tiene unos 35 m² de superficie «limpiable», y el depósito de agua me dura aproximadamente 1 semana de uso.

Acoplado a este depósito, aunque de manera independiente, nos encontramos la mopa para fregar el suelo que podremos retirar si lo necesitamos para lavarla a mano en la lavadora. Este elemento será el que se encargue de repartir el agua a través del suelo para que, al pasar por encima, se limpien las manchas. Hasta aquí todo es como solemos encontrar en muchos modelos del mercado pero, en este caso, este apartado incorpora dos novedades muy interesantes:

  • Sistema VibraRise: que puede sonar algo extraño, pero no es más que usar ultrasonidos para hacer que la mopa vibre muy rápido para poder limpiar mucho mejor el suelo. En este caso el sistema dosifica tanto la potencia de fregado como la cantidad de agua para adaptarse correctamente a cualquier situación. Esto podremos regularlo a través de la app del smartphone de la que ahora te comento más detalles.
  • Fregona autoelevable: otro aspecto que puede parecer demasiado marketing, pero todo lo contrario. No sé cómo a ningún fabricante de los que he probado aspiradoras con la capacidad de fregar no se le había ocurrido idear un sistema de autoelevación de la mopa. ¿Qué ventajas aporta esto? Por un lado, no necesitamos quitar el módulo en cuanto termine de fregar el suelo (algo muy importante si tienes parquet o similares) y, por otro lado, combinando este aspecto con el sistema de detección de alfombras no llegará a mojarlas cuando pase por encima de estas.

Pasando a la eliminación de la suciedad, la S7 de Roborock dispone de un depósito para el polvo de 470 ml, acompañado de un sistema de succión de 2500 Pa, suficiente para la mayor parte de casos. Lo novedoso de este sistema es el sistema flotante del cepillo principal. Se trata de un cepillo completamente de goma, que está situado en un módulo que el fabricante a denominado «flotante» porque no es fijo. Es decir, lo que hace es adaptarse a la superficie por la que pase, haciendo que permanezca en completo contacto a pesar de que el suelo no sea uniforme.

Y, respecto al tema de los cepillos, algo que me gustaría destacar de este robot (aunque no es una novedad como tal porque hay otros modelos que lo incluyen) es el cepillo lateral. Hasta ahora, todas las aspiradoras de este tipo que había probado tenían la típica aspa con cerdas en las puntas para remover la suciedad de las esquinas. Pero, en el caso de el S7 de Roborock, posee como dos pequeños pelos de silicona. Este sistema de cepillo hace la misma función que los otros pero, en mi caso, no se atasca con los pelos de una alfombra que tengo en mi despacho.

En la parte superior de este equipo encontramos 3 botones, que nos permitirán apagar /encender el dispositivo, mandarlo directamente a la base de carga, bloquearlo o hacer que comience a limpiar una superficie de aproximadamente 1 m². Además, podremos ver la torreta donde se encuentra el sensor lidar que se encargará del reconocimiento y mapeo de nuestra casa. Gracias a este, y al resto de sus sensores, el escaneo lo hace a la perfección, detectando cualquier tipo de obstáculo o barrera que tengas en tu hogar como sillas, mesas, plantas o, incluso, detectará las alfombras. Como curiosidad, lo único que se ha resistido en mis pruebas ha sido el típico tendedero portátil que todos tenemos en casa, entiendo que por su geometría cercana al suelo.

Respecto a los depósitos, ambos se puede retirar de forma súper fácil para su llenado / vaciado. He incluso, tendremos acceso al filtro HEPA para la limpieza que podremos sustituir cuando lo necesitemos.

Y, por la parte de la batería, este modelo incorpora un total de 5200 mAh que, según el fabricante, le darán una autonomía de hasta 3 horas de uso. En mi caso, la limpieza de mi casa suele demorarse unos 50 minutos y el equipo gasta en torno a un 25-30% de la batería. Eso sí, yo lo tengo configurado a la máxima potencia en casi todas las habitaciones. Aunque de este tipo de configuraciones hablamos en el siguiente apartado

App de limpieza muy completa

Paso ahora a comentarte ciertos detalles de la aplicación, o aplicaciones, que usaremos para controlar este robot aspirador con nuestro smartphone.

Podremos sincronizarlo de forma muy sencilla (siguiendo las instrucciones) con dos aplicaciones: con la propia app de Roborock, o bien, con la aplicación de Mi Home (ya que esta empresa trabaja con Xiaomi para crear muchos equipos). La única diferencia que he encontrado entre una y otra es que, desde la app propia del fabricante, llegan las actualizaciones y desde la de Xiaomi no.

Una vez el robot esté sincronizado con la app, tocará realizar el primer escaneo de nuestra casa para crear el mapa. Este equipo puede crear hasta 4 mapas diferentes, por lo que si tienes varias alturas en tu casa, no tendrás que tener un robot por planta. Además, cuando ya lo ha escaneado todo, establece una división por habitaciones inteligente que funciona bastante bien. Aunque, si queremos modificar alguna o renombrarlas podremos hacerlo desde esta app.

Desde esta pantalla principal podremos ver de un vistazo el estado de nuestra aspiradora o, incluso, el punto exacto en el que se encuentra si está limpiando. Además, podremos variar entre diferentes formas de limpieza para que se encargue de toda la casa, de una habitación en concreto, o bien, de una zona específica. Y, si pulsamos en el icono que parecen dos círculos solapados en la parte inferior derecha de la pantalla, tendremos acceso a personalizar el grado de aspiración y de fregado de cada habitación por separado.

Luego, pulsando en el botón de los tres puntos en la esquina superior derecha, tendremos acceso a más configuraciones de la app como la gestión de mapas. Aquí se pueden establecer límites, paredes invisibles o zonas en las que no queremos que friege o, incluso, elegir la secuencia de limpieza de todas las habitaciones de nuestro hogar.

Además de otros aspectos interesantes, hay dos detalles que me gustaría destacar dentro de esta aplicación. Por un lado, está el menú de mantenimiento, el cuál nos indicará el estado de los consumibles del robot para que sepamos en todo momento cuándo tenemos que limpiarlos o cuando renovarlos.

Y, por otro lado (y en el menú principal de la app, no dentro de la configuración del robot) tendremos acceso a las funciones de control por voz. Este equipo podrás manejarlo a través de comandos con la voz desde Alexa, Google Assistant o Siri. A través de los tutoriales que nos ofrece la app podrás vincularlo tanto con la app de Alexa como la de Google Home. Y, respecto a Siri, usando los comandos o atajos de iOS podremos configurarlo igualmente. Por lo tanto, simplemente diciendo «Oye Siri, limpia la casa» el robot podrá comenzar con esta tarea.

Completo y «económico»

Ahora que ya te he comentado todo lo que debes saber sobre el Roborock S7 y mi experiencia tras haberlo probado, es el momento de hablar del apartado económico. Y, para mí, este ha sido una sorpresa.

Este robot aspirador tiene un precio oficial de 549€. Puede que no sea un coste que todo el mundo se pueda permitir pero, en mi experiencia, puedo decirte que es bastante económico para todo lo que ofrece. Es más, he probado diferentes de estos dispositivos que, haciendo menos labores costaban más caros.

Así que, si estabas pensando en comprar un nuevo robot aspirador y tenías alguna duda, te puedo asegurar que pocas opciones más completas vas a encontrar en el mercado actual por este precio.