Los Mac M1 tienen una limitación y así puedes resolverla

Los nuevos Mac con procesador Apple Silicon son toda una revolución para la propia compañía y el resto de la industria tecnológica. Sin embargo, más allá de todos estos aspectos tan positivos que han heredado de la experiencia diseñando chips por parte de Apple para sus iPhone y iPad, el gran problema de los procesadores M1 es que limitan el uso de varias pantallas externas al mismo tiempo. Así que veamos qué posibles soluciones hay para quien necesite usar varias.

Por qué usar varias pantallas con un Mac

Es muy probable que como usuario no veas problema en estos de conectar varias pantallas a un Mac, para para algunos supone un importante contratiempo pues llevan años haciéndolo y han ido adaptando sus flujos de trabajo al uso de dos o incluso más pantallas externas al mismos tiempo.

Por ello, encontrarse ahora que no pueden usarlas como lo hacían antes con su anterior equipo puede llegar a ser un gran fastidio. Porque ya no sólo hablamos de tener más pantallas por que sí, sino porque en muchos casos ayudan a mejorar aspectos como la legibilidad de los documentos. Y es que poder trabajar con paneles de mayor diagonal y resolución siempre resulta atractivo.

Además, hay situaciones en las que es también algo imprescindible pues mientras se trabaja en una se puede estar previsualizando contenidos en otra o monitorizando cualquier otra cosa. Por esto es por lo que no poder usar varias pantallas fácilmente en los nuevos Mac M1 puede resultar tan frustrante.

¿Qué ordenadores tienen esta limitación?

equipos m1 apple

La familia de procesadores Apple Silicon ha ido creciendo poco a poco. Los primeros modelos en recibir esta nueva arquitectura basada en ARM fueron los MacBook Air, el MacBook Pro de 13 pulgadas, el Mac Mini y el iMac. Todos ellos llevaban en su interior el procesador M1. Posteriormente, Apple sacó al mercado sus MacBook Pro de 14 y 16 pulgadas, que llevaban una versión mejorada de ese mismo SoC: el M1 Pro y el M1 Max. Por último, a principios de 2022, la marca de Cupertino dio un nuevo salto en el terreno profesional con el Mac Studio, un producto similar a un Mac Mini con muchas más prestaciones y que puede adquirirse con el M1 Ultra, que hasta el momento, es el procesador más potente de esta familia.

La limitación de las pantallas afecta únicamente a los equipos Mac con procesador M1 original. Todos los equipos posteriores no sufren este problema.

Cuántas pantalla admite cada Mac con procesador M1

Mac mini con M1, review

Teniendo en cuenta lo anterior, veamos cuántas pantallas son capaces de gestionar los actuales Mac. Es decir, el Mac Mini, MacBook Air, MacBook Pro y iMac de 24″ que son los únicos con procesador M1. Bueno, también está el nuevo iPad Pro con el mismo chip, pero al tratarse de un dispositivo que trabaja con iOS no sería o debería ser algo que nos preocupase. Aunque el poder sacar una señal de vídeo completa desde el iPad Pro supone una mejora importante también en la experiencia de uso.

Volviendo a lo que nos interesa, los cuatro Mac actuales que integran el procesador Apple Silicon M1 admiten este número de pantallas de serie:

  • Mac mini: este equipo de forma nativa permite conectar dos pantallas a través de las conexiones Thunderbolt o la salida HDMI 2.0. Estas pantallas pueden ser una con resolución máxima 6K a 60 Hz y otra con resolución 4K a 60 Hz también o bien dos pantallas 4K a 60 Hz. Si quieres conocer un poco más a cerca de este equipo, siempre puedes echarle un ojo al vídeo que le dedicamos en nuestro canal de YouTube. Te lo dejamos justo aquí arriba.
  • El MacBook Pro de 13″ sólo admite una pantalla externa debido a que ya tiene su propia pantalla con resolución de 2560 x 1600 píxeles, por lo que ese máximo de dos ya estaría cubierto.
  • El MacBook Air con su pantalla de 13″ y misma resolución del modelo Pro (2560 x 1600 píxeles) también sólo admite una pantalla adicional.
  • iMac 24″ que recientemente presentó la compañía integra un panel con resolución 4,5K y como ocurre con los portátiles sólo admite una pantalla externa extra.

Para un gran porcentaje de usuarios el poder usar dos pantallas ya es mas que suficiente. Para el resto la solución, hasta que Apple logre (si es que lo consigue) solucionar este aspecto, es usar soluciones de terceros como la tecnología Display Link.

Otros equipos más potentes y sus limitaciones:

  • MacBook Pro 14 y 16″: Pueden mover 2 pantallas con el procesador de serie, es decir, con el M1 Pro. Si te haces con la versión M1 Max, podrás controlar hasta cuatro monitores con un solo ordenador.
  • Mac Studio: este ordenador cuenta con tecnología Thunderbolt 4 y salida HDMI. Con el Mac Studio con M1 Max puedes mover hasta 4 pantallas con resolución 6K a 60 Hz a través de los puertos Thunderbolt 4, más una extra por HDMI con resolución 4K. El M1 Ultra puede manejar también 5 pantallas de forma simultánea, pero todas de ellas se pueden usar a 6K a través de los puertos Thunderbolt 4 / USB-C.

¿Qué limitaciones tiene el procesador M2?

macbook air m2

A mediados de 2022, Apple lanzó su nueva generación de procesadores, entre cierta polémica por el aumento repentino de precio de sus productos. El M2 se estrenó en un rediseñado MacBook Air y en un MacBook Pro de 13 pulgadas que no parecía encajar muy bien dentro del catálogo de productos de los de Cupertino. En esencia, el M2 cuenta con varias mejoras, pero sigue siendo un producto inferior al M1 Pro y el resto de soluciones de la primera generación que están por encima del M1.

Pues bien, el aumento de potencia entre estas dos generaciones no parece haber cambiado nada entre estas dos generaciones. Los ordenadores con el procesador M2 siguen teniendo la misma limitación que tenían antes. Según Apple, los ordenadores con M2 soportan de forma oficial una única pantalla con una resolución máxima de 6K a una frecuencia de 60 Hz. Por tanto, si queremos utilizar más de una pantalla en nuestro equipo, tendremos que recurrir de nuevo a los trucos que usábamos con el M1. Una vez más, la limitación parece ser fruto de querer separar sus productos entre un público casual y profesional, y no tanto por una cuestión técnica, como podría pensarse en un inicio.

Cómo conectar más de una pantalla a un Mac con M1 (o M2)

Apple prometió solucionar el problema de no poder conectar dos pantallas externas a través de las salidas Thunderbolt de sus equipos. Mientras eso no ocurre, la forma más sencilla de conectar varios monitores a un Mac con M1 es recurrir a Display Link.

Esta tecnología permite sacar una o varias señales de vídeo a través de conectores USB. Eso sí, para lograrlo es necesario instalar un software controlador y contar con un adaptador que, por ejemplo, saque del conector USB C una señal de vídeo vía USB C también o HDMI, Display Port, etc.

El proceso de configuración y uso de estos adaptadores es muy sencillo:

  1. Conecta el adaptador con soporte para Display Link a tu Mac
  2. Descarga e instala la utilidad Display Link Manager
  3. Una vez hecho verás en la barra superior de Finde un nuevo icono desde el cual gestionar las pantallas conectadas
  4. En dicho icono podrás activar o desactivar la señal de vídeo así como aplicar algunos ajustes adicionales

Listo, así de fácil es poder conectar no una sino varias pantallas externas a tu Mac. Eso sí, ten presente también que dicha tecnología ofrece algunas limitaciones actualmente. La más importante es que no vas a poder hacer uso de características como la rotación de pantalla. Otras que también pueden afectar y hay que tener siempre presentes son las resoluciones máximas que se pueden gestionar con estos adaptadores. Porque puede que no seas capaz de conectar varias pantallas 4K y te tengas que limitar a 1080p como mucho.

Docks y adaptadores compatibles con Display Link

Supongamos que tú eres uno de esos usuarios que necesita conectar varias pantallas a su nuevo Mac M1, más de dos para ser exactos. Las opciones que tendrías son varias, aunque puede que las más interesantes sean estas de aquí. Aunque ten en cuenta que fabricantes como CalDigit entre otros advierten que si bien pueden funcionar, de forma nativa no están obligados a hacerlo y puede que con futuras actualizaciones de software del sistema queden inutilizadas o haya que esperar a nuevas actualizaciones de los controladores para Display Link.

CalDigit TS3+

De por sí este adaptador o base de puertos de CalDigit es de las más interesantes del mercado por calidad de construcción, conexiones, etc. El único problema es que no resulta especialmente económico, pero mejora mucho la experiencia pues también incluye detalles como lector de tarjetas, entrada y salida de audio, etc.

OWC Dock Thunderbolt 3

Este dock de OWC ofrece la posibilidad de sacar dos señales de vídeo a través de uno de los conectores Thunderbolt 3 de la parte trasera y otros mini Display Port con el que también cuenta.

Otras opciones

Junto a estos docks, ambas propuestas muy recomendadas por usuarios de Mac, hay otras muchas más opciones que también se pueden usar. En la web de Display Link hay una sección donde poder consultar todos los Docking Stations universales que hay así como adaptadores USB a salida de vídeo tipo HDMI, DVI o Display Port. Además se te indican claramente cuál es la resolución máxima que admiten, para que vayas sobre seguro a la hora de ampliar tus escritorios de trabajo con los nuevos Mac con chip M1.

Conectar un iPad a tu Mac

Existe una última opción para ampliar todavía más el tamaño de tu escritorio con un Mac M1 original que es usar un tablet de los de Cupertino al lado. Una alternativa más barata si ya cuentas con uno de estos dispositivos y que te facilita mucho las cosas cuando el escritorio se queda pequeño. La función que permite esta posibilidad se llama pantalla extendida y se puede utilizar de dos formas diferentes, al menos desde la actualización de macOS Monterey 12.4:

  • Con la pantalla extendida convertimos el iPad simplemente en una ampliación del escritorio del Mac, con el mismo fondo de pantalla y con acceso a las aplicaciones instaladas en el ordenador así como a la barra de notificaciones superior. Es como disponer de un monitor más al lado, situado a izquierda o derecha según qué prefiramos.

Monitor extra en Mac con iPad.

  • O bien, recurrir al llamado Control Universal que no convierte la pantalla del iPad en una extensión del Mac, sino que nos facilita el control de iPadOS con el mismo ratón y teclado que usamos con el ordenador. En ambos casos, y si somos de sincronizar datos en la nube (iCloud), podremos trabajar de forma rápida trasladando información de un OS a otro fácilmente sin echar de menos tener que comprar y conectar un monitor externo.

Los enlaces a Amazon que aparecen en este artículo forman parte de nuestro acuerdo con su Programa de Afiliados y podrían reportarnos una pequeña comisión por su venta (sin que esto afecte al precio que tú pagas). Aun así la decisión de publicarlos y añadirlos se ha tomado, como siempre, libremente y bajo criterio editorial, sin atender a peticiones por parte de las marcas involucradas.

¡Sé el primero en comentar!