Realme X3 SuperZoom, una propuesta muy sólida con un buen precio

Realme X3 SuperZoom, una propuesta muy sólida con un buen precio

Pedro Santamaría

Continuista en diseño, sobrado en potencia y con una cámara que gana en versatilidad, así podría definir en resumidas cuentas a este Realme X3 SuperZoom. El nuevo gama alta del fabricante es otra demostración más de hacia dónde apuntan, a un hueco que poco a poco va quedando vacío: el de una marca que ofrece calidad y rendimiento a un precio muy atractivo.

Realme X3 SuperZoom, análisis en vídeo

Con varios teléfonos ya en el mercado español, Realme ha conseguido en pocos meses posicionarse muy bien en ese espacio que poco a poco Xiaomi parece ir abandonando, en especial en lo que a gama alta se refiere. El Realme X3 SuperZoom es otra demostración de que aún se puede ofrecer bastante a un precio muy ajustado. Pero si te parece e interesa, vayamos por partes y comencemos con un repaso rápido a su hoja técnica.

CaracterísticasRealme X3 SuperZoom
Pantalla6,6" y refresco de 120 Hz
Resolución2400 x 1080 píxeles
ProcesadorSnapdragon 855+
Memoria RAM12 GB
Almacenamiento256 GB UFS 3.0
Batería4.200 mAh con sistema de carga rápida 30W
Cámara frontalDoble sensor 32MP f2.5 (angular) + 8MP f2.2(gran angular)
Cámara traseraCuatro sensores
64MP 26mm f1.8
8MP 15,7mm f2.3
8MP 124mm f3.4
2MP Macro 16mm f2.3
Precio499 euros

Sobre el papel la hoja técnica del Realme X3 SuperZoom cumple con esa idea de gama alta. Y viendo su precio también con la de ofrecer mucho a un precio ajustado. Claro que una cosa es la teoría y otra la práctica. Veamos cómo se comporta en el día a día, pero antes hablemos del diseño.

Una estética continuista

Físicamente este Realme X3 SuperZoom no te va a sorprender. Es más, si no sabes qué modelo es, te resultará fácil confundirlo con cualquiera de las otras gamas disponibles en España. Porque en el frontal lo único destacable es la doble cámara integrada en pantalla y en la trasera… pues el acabado Artic White con esos reflejos según incida la luz (aunque hay otra opción en color Glaciar Blue).

Como puedes ver en imágenes, aunque sea un teléfono continuista en diseño no tiene porque ser malo. La propuesta mantiene ese atractivo que la mayoría de usuarios demandan a un teléfono que aspira a presentar batalla en ese sector de la gama alta.

La trasera tiene un acabado en color blanco que según indice la luz genera unos reflejos bastante llamativos. Pero lo mejor de todo es que el cristal es mate y eso para el tema de las huellas resulta mucho más agradecido que los acabados brillantes.

Los bordes por su parte, con esa pequeña curvatura hacen que sea cómodo en mano a pesar de sus dimensiones generosas. Porque sí, estamos delante de un teléfono grande. No lo es mucho más que otros rivales, pero si estás acostumbrado a cuerpos más compactos vas a notar rápidamente su tamaño.

De todos modos no te preocupes, porque a pesar de todo esto es un dispositivo que no resulta pesado. Sí es voluminoso, pero no pesado, por lo que podrás llevarlo encima todo el día de forma cómoda. Por cierto, el botón de encendido integra a su vez el lector de huellas. Este funciona bastante bien, de forma rápida y precisa. Por lo que lo único que tendrás que hacer es acostumbrarte a su posición, pero lo demás ninguna pega en cuanto a su funcionamiento.

Ultra Smooth Display

En el frontal del X3 SuperZoom encontramos una pantalla de 6,6 pulgadas que ellos denominan como Ultra Smooth Display y es, junto a la doble cámara integrada, uno de los aspectos que más va a llamar tu atención por rendimiento y por una característica que ya es a día de hoy imprescindible: su tasa refresco.

En temas de color, brillo, contraste y ángulos de visión este panel con resolución Full HD (2040 x 1080 píxeles) ofrece un muy buen rendimiento. El calibrado de fábrica convence, aunque sí tuve que jugar un poco con las opciones para desplazar un poco el ajuste de temperatura hacia un tono algo más cálido.

No obstante, en general la pantalla permite disfrutar bastante bien de todo tipo de contenido visual, desde vídeos hasta fotografías o videojuegos. Pero lo que llama la atención es su tasa refresco de 120 Hz.

Con dicha tasa de refresco la velocidad a la que se dibujan todos y cada uno de los elementos del sistema y resto de aplicaciones es  sorprendente. Una caracterísitica que se nota y hace que la experiencia sea muy gratificante.

Sin duda, cualquier dispositivo que quiera competir este año deberá incluir un refresco mínimo de esos 90 Hz. Realme lo ha hecho y sin duda acierta. Es muy probable que no se trate de la mejor pantalla del mercado, pero cumple perfectamente y resulta muy equilibrada para todo tipo de usos.

Potencia, mucha potencia

Del resto del conjunto de su hardware si te parece hablamos rápido, porque este Realme X3 SuperZoom no te va a sorprender, aunque eso no indica que sea algo negativo. Al contrario, su hoja técnica es conocida por todos y hacen que sea un dispositivo con un alto rendimiento en todo tipo de situaciones y usos. Da igual lo que quieras hacer, el terminal vuela.

Como podrás imaginar, con el Snapdragon 855+, 12 GB de RAM y una memoria de almacenamiento super rápida, la experiencia es sobresaliente con juegos, reproducción de todo tipo de contenido multimedia, ejecución de aplicaciones exigentes, etc.

Aquí también hay que decir que ayuda mucho su capa de personalización sobre Android 10. Esta Realme UI no es más particular que cualquier otra capa del mercado, tiene sus más y sus menos, pero con algunos ajustes interesantes como los que afectan a la pantalla, la propia personalización de los iconos y otros pequeños detalles más, lo cierto es que resulta fácil adaptarse a ella. Y lo más importante es que rinde bien.

Así que, visto todo esto, junto a una autonomía que ofrece dos días de uso sin ningún tipo de problema y una carga rápida de 30 W que convence (ideal para esos momentos de apuro), pasemos al otro apartado importante y que da nombre a este dispositivo: la cámara.

SuperZoom

El Realme X3 SuperZoom es un teléfono con un conjunto de cámaras muy versátil.Es junto a la pantalla el gran atractivo de un terminal que quiere ofrecer algo más de lo que hasta ahora venía haciendo, y que no estaba nada mal.

En esta ocasión tenemos un total de seis cámaras. En la parte frontal tenemos dos y en la trasera cuatro. Así que vayamos por partes, en primer lugar la cámara delantera.

Esta ofrece un conjunto compuesto por dos sensores de 32 y 8 megapixeles que ofrecen un angular y gran angular. El rendimiento es bueno con ambas, es cierto que la gran angular sobre expone ligeramente por encima que la otra, pero es algo fácil de controlar y se pueden obtener resultados llamativos en fotos que te hagas a ti mismo o en grupo con otras personas.

Claro que es la cámara principal, la trasera, la que realmente interesa. Aquí el conjunto formado por cuatro sensores tiene un objetivo claro: ofrecer un potente zoom. Con un conjunto compuesto por sensores con distintas resoluciones y focales, me centro en su versatilidad y calidad.

Con una lente de tipo periscopio y un sensor de 8 MP, el Realme X3 SuperZoom es capaz de ofrecer un zoom óptico de 5x e híbrido de hasta 60x. Vale, ese último valor no es realmente usable debido a que se obtiene mediante un recorte en el sensor más zoom digital con el que la imagen pierde mucha calidad, pero hasta 10x sí que permite llegar y obtener resultados atractivos.

A mi, que personalmente soy más fan de los zoom que de otras distancias focales, las cámaras del Realme X3 SuperZoom me han gustado. El trabajo realizado por el fabricante desde aquel X2 Pro que pude analizar ha ido dando pasos firmes. Es cierto que en algunas situaciones los colores pueden aparecer algo empastados, pero en otras el rendimiento tiene poco que envidiar a de otros supuestos terminales con mejores cámaras.

Además, la aplicación de cámara llega con modo noche, un modo para fotografías las estrellas y algún que otro ajustes más que entre otras cosas permite realizar vídeo a cámara lenta con el que también se pueden hacer cosas bastante llamativas.

¿Me ha gustado la cámara de este X3 SuperZoom? Sí, vía software siempre se podría mejorar un poco más, pero en líneas generales me parece que la marca ha acertado en cuanto a opciones con este modelo. Y eso ya para mi es más que suficiente.

Un teléfono para tener en cuenta

La llegada del Realme X3 SuperZoom es un nuevo paso por parte del fabricante en la dirección correcta, al menos a mi parecer. Puede que ese apellido SuperZoom parezca excesivo viendo lo que otros teléfonos ofrecen en temas de zoom, pero lo cierto es que tampoco están metiendo.

La cámara es uno de los principales atractivos y si buscas una experiencia de gama alta a un precio competitivo, sólo cuesta 499 euros, cumple bastante bien. No voy a negar que siempre habrá detalles mejorables, pero en general esta propuesta de Realme diría que es capaz de convencer a la gran mayoría.

Sin sorprender en ningún apartado, en todo lo que hace saca buena nota. Así que, esto es todo lo que tienes que saber, si quieres un terminal con buenas prestaciones y un precio ajustado, el Realme X3 SuperZoom podría ser lo que andabas buscando.