Xiaomi Mi 10: un buen teléfono con un mal precio

Xiaomi Mi 10: un buen teléfono con un mal precio

Pedro Santamaría

Algo más de dos semanas, ese es el tiempo que he estado probando el Xiaomi Mi 10. Un teléfono que admito que al principio no me convencía tanto, pero con el tiempo ha ido ganando puntos. Eso sí, competir con el resto de propuestas del mercado no le va a resultar sencillo ahora mismo. Si te interesa saber el motivo y conocer más a uno de los dos gamas altas presentados por Xiaomi, te cuento mi experiencia.

Mejorando a su antecesor

Cuando ves y sujetas por primera vez el Mi 10 la sensación es la de haber vivido ya esa experiencia. Y esto se debe a que, en temas de diseño, el nuevo gama alta de Xiaomi no arriesga, no presenta nada nuevo más allá de perfilar y mejorar los detalles vistos en su anterior generación. Por supuesto, esto no es malo, pero si estabas esperando alguna sorpresa, no la vas a encontrar aquí.

Si por el contrario físicamente el Mi 9 te gustaba, esta renovación lo hará más debido a ese frontal con panel curvado. Vale, entiendo que el tema de la curva también resultará conflictivo para algunos, pero en general resulta agradable y no existen problemas como los posibles toques accidentales.

Diseño Xiaomi Mi 10

Por lo demás, el Mi 10 es un teléfono bastante elegante, que hace uso de materiales de calidad y eso se nota al sujetarlo en la mano. La trasera de cristal gusta, aunque sea el clásico imán de huellas. También los bordes curvados, pero más allá de lo estético es importante valorar cómo se comporta cuando lo sujetas.

Pantalla Mi 10

A pesar de sus generosa diagonal de pantalla, el teléfono se siente cómodo y para nada pesado. Es cierto que es grande, pero por ancho me gusta la sensación en mano. Eso sí, mi principal problema con él es que resbala bastante. Así que mi consejo es colocarle una funda, para ganar agarre y seguridad ante una posible caída o golpe.

En general, el trabajo realizado por Xiaomi es muy atractivo. Aunque con sólo ver las imágenes ya serás capaz de sacar tus propias conclusiones.

Una experiencia multimedia satisfactoria

Xiaomi Mi 10

Si con el Xiaomi Mi 10 buscas un dispositivo solvente a la hora de disfrutar de contenidos multimedia, lo vas a encontrar. Tanto la pantalla como el sistema de altavoces estéreo cumple bastante bien con todo tipo de contenidos y situaciones. Aún así, algunos apuntes de cada uno de estos elementos claves en la experiencia multimedia

La pantalla de este Xiaomi Mi 10 podría ser fácilmente la mejor o una de las mejores pantallas usada por el fabricante hasta la fecha. Es cierto que los ángulos de visión no son perfectos, cuando la inclinas amarillea un poco (algo que se nota especialmente con fondos blancos), pero en el resto de apartados como color, brillo y contraste cumple muy bien. Aunque lo que ayuda realmente es su refresco de 90 Hz.

Si un teléfono en pleno 2020 quiere competir con el resto de la gama alta debe ofrecer los 90 Hz sí o sí. Para mi es la característica que no puede faltarle a cualquier teléfono que se lance este año y tenga un precio similar al que propone aquí Xiaomi. Es más, viendo que otros fabricantes con sus gamas medias también las incluyen, más motivos para que esté sí dudar en las propuestas más top.

Por lo demás, por si te interesan los datos. Esta es una pantalla de 6,67 pulgadas y tecnología AMOLED que te gustará en la gran mayoría de escenarios, tanto si estás en exteriores con mucha o poca luz. Y ahora hablemos del sonido, el otro 50% de la experiencia.

Sonido Mi 10

Con un sistema de altavoces estéreo, la potencia, claridad y nivel de volumen máximo me parecen más que correctos. Incluso cuando subimos a ciertos niveles el audio no sufre distorsión, a pesar de las limitaciones que presentan estas soluciones y sus minúsculas cajas acústicas. Así que, muy bien el trabajo realizado por Xiaomi en el apartado de audio.

No obstante, es con unos buenos auriculares como te recomiendo que lo uses. Porque no molestas a otros y porque aprecias mucho más detalles de aquel contenido que estés reproduciendo, desde música hasta podcasts o vídeos.

Compite en la gama alta y rinde como tal

Contrucción Xiaomi Mi 10

Siempre he pensado que analizar el rendimiento de muchos dispositivos Android acaba siendo muy aburrido. Una vez que pruebas una configuración, cualquier otro terminal que la incluya ofrecerá la misma experiencia. Debe haber un problema importante en cuanto a optimización de sus capa software, si no es así poco o nada variará.

Sabiendo esto, el Mi 10 es un dispositivo que compite con el resto de gama alta, por tanto, la experiencia y rendimiento es de lo mejor, de gama alta. Tanto en juegos exigentes como aplicaciones de todo tipo o en el uso del sistema se desenvuelve de forma óptima. Cero problemas en un teléfono que llega con una capa de personalización tan particular como cualquier otra, pero con muchas opciones de personalización y una solvencia ya demostrada durante los últimos años.

Por todo esto, simplemente quédate con esta idea: el Xiaomi Mi 10 te permitirá disfrutar de cuanto quieras hacer con el terminal. Y antes de pasar al apartado clave, una notas rápidas:

  • La batería de 4.780 mah ofrece una autonomía capaz de durar día y medio o casi dos. Debes apretarle mucho en temas de cámara o juegos para necesitar una carga adicional. Si esto ocurre, aunque no ofrezca la carga más rápida del mercado, lo cierto es que es suficientemente veloz como para tener ese impulso extra cuando lo necesites.
  • El lector de huellas en pantalla funciona muy bien, es rápido y preciso. Si por algún motivo no te convence o gusta, puedes recurrir al sistema de desbloqueo facial. Este es menos seguro, pero puede que más conveniente según tus necesidades.
  • El teléfono cuenta con 5G, lo cual está bien de cara al futuro, pero sigue siendo por útil por el despliegue actual de cobertura 5G en muchas ciudades.
  • Integra NFC, así que podrás pagar con el teléfono.

Una cámara donde sobran sensores

Trasera Xiaomi Mi 10

Y llegamos al principal enemigo del Mi 10: sus cámaras. Este teléfono cuenta con cuatro sensores en la trasera y uno frontal integrado en la pantalla. Podría parecer genial, y en parte lo es, pero cuando pasas unos días con él te preguntas por qué diferenciarlo tanto con respecto a su pareja de baile, el Mi 10 Pro.

Entiendo que Xiaomi quiera aportar más valor a su modelo con apellido Pro, pero hay formas de hacerlo sin que el usuario sienta que aquí hay mucho ruido y pocas nueces. Ya sabes, demasiado marketing para luego tener soluciones poco prácticas. Pero te explico bien todo.

La configuración de cámaras entre ambos dispositivos es la siguiente. Ambos comparten un sensor principal de 108 MP con el que se obtiene fotografías de muy buena calidad y un vídeo que puede alcanzar la friolera de 8K de resolución. También la cámara frontal de 20 MP, pero es lo último que tienen en común.

Cámaras Xiaomi Mi 10

Mientras el Mi 10 Pro integra un teleobjetivo de 8MP, una lente para retratos de 12 MP y un ultra gran angular de 20 MP, en el Mi 10 tenemos un sensor de 2MP para la profundidad de campo, una lente macro de 2 MP y un ultra gran angular de 13 MP. Sin menospreciar los motivos para hacerlo, ninguno de los dos sensores para profundidad de campo y macro aportan beneficio real. O, al menos, no lo hicieron para mi.

Como decía, comprendo que quieran darle valor al modelo Pro, pero quitarle el teleobjetivo o la lente para retratos me parece un gran error.  ¿Realmente, quién prefiere una lente macro en lugar de una para retrato o teleobjetivo? Pues eso.

No obstante, el sensor principal puede salvar muchas situaciones y su rendimiento es interesante. Con buena luz especialmente permite obtener fotografías de muy buena calidad.

Mi 10 Sample cámara 1080 MPOpciones sensores

El ultra gran angular con buena luz va muy bien, pero con menos luminosidad sufre como el de otros teléfonos del mercado, así da juego y más opciones creativas, eso es lo importante saber de él.

Foto camara frontal

Por tanto, a nivel fotográfico es un dispositivo que cumple, pero no es el motivo que te empuja a apostar por él y decidir pagar lo que cuesta el teléfono.

Una simple cuestión de precios

Frontal Xiaomi Mi 10

El Xiaomi Mi 10 me parece un buen terminal, pero decidir apostar por él o no al final es una simple cuestión de precio. Por 799 euros, que eso precio oficial, no resulta nada atractivo. Y puede que por hardware y construcción se pueda justificar, pero la cámara le pesa si lo comparamos con otras propuestas del mismo valor.

Por tanto, cuando baje de precio y se coloque sobre los 500 euros (ya hay alguna que otra oferta puntual) ganará atractivo. Pero, hasta entonces, habrá que tener paciencia si te interesa. Porque Xiaomi nos había acostumbrado a teléfonos muy capaces por poco precio. Ese salto que ya comenzó con el Mi 9 ahora se encuentra con una situación complicada a nivel económico y con los clásicos rivales que, año tras año, están ahí en lo más alto.