Xiaomi Mi 10 Lite, análisis: tal vez, el mejor de la familia M10

Xiaomi Mi 10 Lite, análisis: tal vez, el mejor de la familia M10

Pedro Santamaría

Seguirle la pista a todos y cada uno de los lanzamientos de Xiaomi no es fácil. Aunque después de haber probado el Mi 10 sí tenía ganas de ver qué podría ofrecer la versión Lite, una propuesta con diferencias a nivel de especificaciones, pero un precio mucho más atractivo para la mayoría. Así que, aquí está mi análisis del Xiaomi Mi 10 Lite, un terminal que ya te adelanto que es fácil de recomendar.

Xiaomi Mi 10 Lite, análisis en vídeo

CaracterísticasXiaomi Mi 10 Lite
ProcesadorSnapdragon 765G con conectividad 5G
PantallaAMOLED de 6,57"
Resolución2400 x 1080 píxeles con soporte HDR10+
RAM y Almacenamiento6 GB + 64 GB
6 GB + 128 GB
8 GB + 256 GB (disponible según mercados)
Batería4.160 mAh + Sistema carga rápida 20W
SeguridadLector de huella en pantalla
Reconocimiento facial
Patrón y Pin
Conectividad5G, NFC (Compatible Google Pay), Wifi, BT
Cámara frontal 16 MP
Cámara trasera48 MP f1.8
8 MP Ultra gran angular f2.2
2 MP sensor profundidad
2 MP Macro f2.4
PrecioDesde 329 euros

Un terminal hecho para gustar

Xiaomi Mi 10 Lite diseño

El Xiaomi Mi 10 Lite es que creo que está hecho para gustar, por diseño y por precio. Fisicamente es cierto que no sorprende, porque resulta algo continuista con esas líneas vistas en otros modelos de la marca y una combinación de materiales y acabados ya habituales. Aún así, en conjunto cumple con lo mínimo que cualquier pediría a un teléfonos de cierto precio.

Así que, junto a su acabado brillante de la parte trasera, es un producto que resulta atractivo nada más sacarlo de la caja y que gusta tras sujetarlo por primera vez en la mano. Se siente bien, no al nivel del Mi 10 u otros modelos de gama y precio superior, pero en general no creo que nadie que apueste por él vaya a quedar descontento.

Xiaomi Mi 10 Lite 9

Profundizando un poco en los detalles, el Mi 10 Lite conserva el Jack de auriculares de 3,5 mm y en la parte inferior encuentras el conector USB C, la bandeja para la SIM, micrófono y altavoz. Y ya en el lateral derecho los dos botones para encendido y apagado así como el control de volumen. Listo, el resto del protagonismo se lo lleva el frontal.

De modo que antes de pasar a hablar de la pantalla, tengo que acabar reafirmándome que pese a no romper moldes, el dispositivo poco tiene que envidiar de otras propuestas. Puede que la trasería pudiese haber tenido otros colores más llamativos o dibujos como el visto en distintos modelos, pero a menos que busques algo muy especial, te va a gustar.

Tecnología AMOLED aunque algo falta de brillo

Xiaomi Mi 10 Lite

En el frontal encuentras un panel de 6,57 pulgadas con tecnología AMOLED. Una pantalla donde, eso sí, los bordes no tiene ese acabado más redondeado de propuestas de más nivel. No es un problema, pero cuando te acostumbras a esa continuidad que ofrece es cierto que llama mucho la atención encontrarte con algo así. De todos modos es cuestión de adaptarse y eso es algo que se s ehace rápidamente.

Respecto a la calidad de imagen, aquí tienes un panel con un buen desempeño en todo tipo de contenidos. La representación de color convence, también el contraste, los ángulos de visión y la respuesta táctil. Pero sí es verdad que se le echa en falta un poco más de brillo. No para interiores, ahí no hay problema, sino para exterior.

Con esto no digo que no puedas usarla o que se vea mal cuando estás a plena luz del sol, pero sí cuesta un poco más que con otros modelos. Un plus o extra en cuanto a nivel de brillo máximo le hubiese venido genial, pero igual es implicaba un aumento de precio. Eso es algo que sólo Xiaomi sabrá.

En líneas generales la pantalla durante estos días de uso admito que no me ha generado problema alguno. En interior la experiencia ha sido satisfactoria y en exteriores por el tipo de uso que le he dado o necesitado también fue buena, incluso cuando quería hacer fotos y requería ver bien si todo estaba encuadrado y expuesto correctamente.

Sonido, autonomía y seguridad

Con estos tres apartados iré rápido, porque realmente es complicado encontrar a día de hoy un dispositivo que no cumpla en cada uno de ellos. Y los que destacan en alguno o todos directamente reciben la atención que merece para que sepas que están ofreciendo algo diferente al resto.

En esta ocasión, como digo, el Mi 10 Lite cumple bien en cuanto a calidad de audio. El sonido en todo tipo de situaciones me gusta, aunque a la hora de escuchar música, ver alguna serie e incluso película en él siempre recurrir a unos buenos auriculares de los que ya tenemos muchos en el mercado y nosotros mismos os hemos enseñado, como los de tipo True Wireless.

Como dato extra, en los ajustes de MIUI hay diferentes opciones para poder personalizar el sonido a través de las opciones de ecualización o el potenciador de sonido cuando uses auriculares o altavoces con cable, con el que podrás elegir de qué tipo son y aprovechar ajustes predefinidos. Así que para sacarle algo más de rendimiento sólo debes invertir unos minutos en probar las distintas opciones.

De la autonomía, con una batería de 4.160 mAh y carga rápida de 20 W sólo decir que aguanta de sobra el día y medio de uso. El sistema de carga no será el más rápido del mercado, pero también es más que suficiente para ese empujón necesario en días de más uso. Así que, no te preocupes por la autonomía porque cumple con creces lo que cualquier usuario medio le pide hoy en día a un terminal.

Por último, la seguridad viene dada por el clásico pin o patrón, un lector de huellas integrado en pantalla y un sistema de reconocimiento facial. Del primero no hace falta decir nada, del segundo que resulta rápido y preciso, al menos no tuve problemas destacados cuando lo usé; y del tercero lo mismo, puede que no sea el más seguro, pero es rápido y conveniente.

¿Realmente necesitas tanta potencia?

Si me preguntasen cómo se comporta este Mi 10 Lite de Xiaomi la respuesta sería una pregunta, ¿realmente necesitas tanta potencia? En la actualidad seguimos empeñados en contar con los chips más rápidos del mercado, pero nos olvidamos que el 90% de las tareas del día a día no requieren tanta capacidad de cálculo.

El Mi 10 Lite integra un chip de Qualcomm Snpadragon 765G con conectividad 5G. Esto último puede que sobre a día de hoy aún, a pesar de la apuesta real que ya se está haciendo por parte de las operadoras, pero si nos centramos en las capacidades del procesador a nivel de cálculo y potencia de GPU tenemos un terminal notable.

Sí, en el uso diario del sistema operativo, aplicaciones habituales, reproducción de contenidos multimedia e incluso juegos el terminal va genial. Puede que yo no necesite jugar a los juegos más exigentes de la Play Store, pero los que he probado han funcionado perfectamente en todo momento.

Lógicamente, aquí también debo dar parte del mérito a MIUI. La capa de personalización de Xiaomi lleva años a un muy bien nivel y su madurez se nota con cada nueva versión. Es y seguirá siendo muy personal, puede que a muchos les abrume la cantidad de opciones de personalización y ajustes, pero eso también tiene su parte positiva para adaptar el teléfono a tus necesidades y no al contrario.

Así que, teniendo claro todo esto y lo anterior, pasemos al apartado que más me ha gustado: sus cámaras.

Un conjunto de cámaras muy solvente

El Xiaomi Mi 10 Lite cuenta con cinco cámaras. Una en la parte frontal, la cual sirve para el tema del desbloqueo fácil y para todo lo relacionado con selfies, grabación de stories, etc.

Con un sensor de 16 MP la calidad es  buena, en vídeo es cierto que noto demasiado detalle y la estabilización brilla por su ausencia, pero son cosas que tampoco me sorprenden del todo. En general puede dar bastante juego en las situaciones habituales en las que usamos esta cámara. Aquí tienes un par de ejemplos.

Respecto a la cámara principal, esta cuenta con cuatro sensores de los que te diría que sólo dos son los realmente importantes: el principal de 48 MP y el gran angular de 8 MP. Los sensores de macro de 2MP y el encargado de medir la profundidad de campo tendrán su utilidad, pero no son algo que el usuario vaya a apreciar como sí podría haber ocurrido con otro tipo de propuestas.

Aún así, los dos sensores con más peso son los que van a darte mejor experiencia y los que más vas a usar. Es más, ellos dos justifican por si sólos el buen hacer del terminal en fotografía.

Junto a los modos y opciones que ofrecen ambas focales, aspectos como la exposición, el balance de blancos y la fidelidad a la hora de capturar los colores y el nivel de detalle me han sorprendido gratamente. No siempre se obtiene una captura perfecta, pero en el computo global me convence.

Sin entrar en los modos más «creativos», una de las cosas que funciona bastante bien es la capacidad para exponer sin llegar a quemar la altas luces. Algo donde el HDR también es gran responsable al hacer un muy bien trabajo. Incluso en las imágenes siguientes donde hay zonas oscuras y claras como puedes ver a continuación.

También me gusta la forma de interpretar el color. Puede que algo saturando en ocasiones puntuales, pero nada artificial a tenor de mis prueblas. Este es uno de los ejemplos en los que sin edición alguna se obtiene colores bastante realistas de una flor a plena luz del sol a medio día.

Con todo esto, cuando la iluminación es buena las cámaras del Mi 10 Lite rinden sin problemas, como el resto de prácticamente todas las cámaras del mercado de cierto nivel e incluso de la gama alta.

Cuando la luz cae o es algo más complicada se nota ese descenso de calidad, pero no cae tanto como otras propuestas. Es más, mantiene el tipo mejor que algunas opciones cuyo precio es el doble o triple al de este Mi 10 Lite.

En temas de vídeo el Mi 10 Lite también responde bien. El sensor principal ofrece una estabilización muy buena y puedes lograr resultados llamativos. Mi único problema es que sigo considerando que los iPhone graban mejor vídeo, tal vez porque no aplican tanta nitidez al resultado final, pero con un poco de conocimiento este teléfono de Xiaomi también puede resultar bastante competente.

Un teléfono fácil de recomendar

El Xiaomi Mi 10 Lite llegaba con el reto de convencer a quienes por algún motivo u otro no podían o querían optar por los modelos de más precio: el Mi 10 y Mi 10 Pro. Tras estos días de prueba soy consciente de las limitaciones con respecto a ellos, no en vano cuesta menos que estos, pero si se tiene en cuenta tanto el precio como lo que ofrece a nivel de prestaciones, el Mi 10 Lite me parece un teléfono muy fácil de recomendar.

Por 329 euros que es lo que cuesta el modelo de 64 GB o 399 euros el de 128 GB, creo que ahora mismo podría decir que es de los mejores en ese rango de precios que puedes adquirir. A nivel de prestaciones cumple sobrado y la cámara, una de las prestaciones que más valora luego la mayoría de nosotros, es bastante capaz.

Sumándole todo el tema de conectividad 5G, NFC, carga rápida, pantalla AMOLED, etc… creo que poco o nada más le podría pedir. ¿Menor precio? Siempre, pero viendo lo que cuestan otros modelos actuales del mercado, si buscas una propuesta solvente entre los trescientos y cuatrocientos euros pocas mejores se me ocurren ahora mismo para recomendarte.

Es más, podría decir que es el mejor de la familia Mi 10. Es cierto que ese título siempre será para el Mi 10 Pro por una simple cuestión de hoja técnica, pero admito que poco he echado en falta con esta versión más económica de uno de una de las series importantes del fabricante en este 2020.