Del Shure de Ibai a los mejores micrófonos para hacer streaming

Del Shure de Ibai a los mejores micrófonos para hacer streaming

Pedro Santamaría

Hacer streaming en plataformas como Twitch o YouTube se ha convertido en algo muy habitual a día de hoy. Tanto que no sólo hay gamers, también otros muchos tipos de usuarios que quieren crear una audiencia a partir de algo que les apasiona. Eso puede ser compartir una sesión de música en directo, realizar otras actividades creativas, informativas o simplemente por conversar. Si estás pensando en hacer tú lo mismo o ya lo haces y quieres mejorar la calidad de sonido, estos son los mejores micrófonos para hacer streaming.

¿Vas hacer streaming? Mejora la calidad del audio

Cuando uno comienza un canal de Twitch o a realizar sus primeros directos en YouTube lo normal es hacerlo con el material que ya se tiene. En ocasiones será con la webcam de tu portátil y unos simples auriculares con manos libres y en otras habrá algo más de suerte y podrás usar una cámara mirrorles o DSLR con un micro de mayor calidad.

No obstante, suponiendo que empiezas y cuentas con poco equipamiento o que quieres mejorar lo que ya tienes. Nuestro consejo es que lo primero en lo que debes invertir es en audio. Es decir, hazte con un buen micrófono y ya la calidad de tus streamings mejorarán notablemente. Porque si se te escucha claro y bien será mucho más fácil retener a la audiencia si el contenido también es interesante y/o entretenido.

Por eso, vamos a ayudarte. Te vamos a dar las claves que realmente has de tener en cuenta a la hora de elegir el mejor micrófono para hacer streaming. Y no, no nos vamos a liar a listar cientos de términos técnicos que seguramente te van a liar mucho más que aclararte los conceptos. Es más, si de verdad te apasiona el tema del sonido fácilmente podrás encontrar todo aquello en lo que quieres profundizar.

Qué debe tener un buen micrófono para streaming

La pregunta de qué debe ofrecer un buen micrófono para hacer streaming es prácticamente la misma de qué debe tener un buen micrófono para hacer podcasts, grabar vídeos, etc. y son dos cosas: calidad en la captura y capacidad de adaptarse al escenario donde grabes.

Lo primero es fácil de entender, la cápsula del micrófono debe ser capaz de capturar el mayor rango de frecuencias posible. Eso evitará ese sonido metálico de los micrófonos baratos y permitirá que tras aplicar la compresión que se le mete para emitir online siga teniendo una buena calidad de audio.

Lo segundo no es tan evidente y tiene que ver con el eco, la reverberación y si el micrófono es de tipo dinámico o de condensador. Si haces los directos desde una habitación con pocos muebles es fácil que te encuentres con problemas de eco y reverberación. Por tanto, aunque lo ideal es que adaptes la acústica de la estancia de la mejor forma que puedas, con espuma acústica, alfombras, cortinas, muebles, etc., siempre es mejor apostar por un micro dinámico que uno de condensador.

Es cierto que habrá excepciones y un micro de condensador te de un gran resultado. Pero de primeras los dinámicos son mucho más agradecidos para todos aquellos usuarios que no tienen muchos conocimientos en temas de sonido.

Listo, realmente el resto de datos que puedan darte sobre un micrófono no va a suponer un gran cambio a la hora de elegir nuevo modelo. Así que, si te parece, pasemos directamente a nuestras recomendaciones de los mejores micrófonos para hacer streaming y el por qué de cada una de ellas.

Shure SM7B, el micrófono de Ibai Llanos

Si sigues el canal de Twitch de Ibai Llanos y otros tantos usuarios con cierto peso dentro de la plataforma habrás visto que comparten algo. Exacto, todos de un tiempo a esta parte están usando el mismo micrófono, el Shure SM7B.

El por qué es muy sencillo, es uno de los mejores micrófonos que hay en el mercado. El problema es que no es relativamente económico. El micro sólo cuesta unos 400 euros, pero además de eso necesitas alimentación phantom y una interfaz de audio con conexión XLR Para luego conectar a tu ordenador. Al final la inversión se va a los 700 u 800 euros para tener ese mismo conjunto.

¿Merece la pena? La respuesta es que dependerá de cada uno. Si te lo puedes permitir es apuesta segura, pero si no es así o tienes otros dispositivos que comprar, hay modelos que están muy a la par e incluso pueden ser más atractivos en determinados casos como el Rode PodMic (que también necesita interfaz de sonido). Así que sigamos.

Shure MV7

Este Shure MV7 se lanzó recientemente y está claramente inspirado en el micrófono que antes mencionábamos. La gran diferencia es que se trata de un modelo híbrido que podrás usar tanto con una interfaz de sonido USB con conexión XLR como directamente conectador a tu equipo a través del camba USB que incorpora.

Luego, a nivel de sonido ofrece ese rendimiento característico del fabricante y junto a una salida de audio permite monitorizar la grabación así como escuchar lo que otras personas puedan estar diciendo en caso de tratarse de un directo con invitados.

Blue Yeti X

Blue Yeti Nano

Sin ser muy fan de los micrófonos de condensador de Blue Yeti, este modelo que es más o menos reciente ofrece una calidad de sonido muy buena. El problema es que, por ser de condensador, si la habitación no está tratada acústicamente va a recoger el más mínimo sonido que haya a su alrededor. Por ejemplo, el ruido del teclado al escribir, el deslizar el ratón por la mesa, etc.

Samson Q2U

Es un básico, el Samson Q2U es un micrófono muy sencillo y capaz a la vez pues puede usarse tanto vía USB como a través de su conexión XLR. Con un rendimiento que sorprender para el coste que tiene, si tu presupuesto está ajustado, posiblemente no haya mejor opción en el mercado para iniciarse en esto de los streamings. Lo que más nos gusta es el cuerpo que le da al sonido y la claridad.

Rode NT-USB Mini

El Rode NT-USB Mini se podría decir que es la evolución del popular Mode NT-USB. Este micrófono de tamaño compacto sorprende por su respuesta y la calidad es esa misma a la que el fabricante nos tiene acostumbrado. Con conexión directa al PC mediante un simple cable USB, también incorpora salida de audio y control de volumen para poder monitorizar la grabación.

Rode VideoMic NTG

Este micrófono se escapa un poco de lo habitual que puedas ver en muchos streaming, pero es una opción interesante que deberías considerar. En primer lugar porque es un micro de tipo cañon que permite aislar mucho más el sonido de tu alrededor. En segundo, porque aunque esté pensado para el uso con vídeocámaras, también ofrece conexión USB C para que lo puedas conectar a tu ordenador o dispositivo móvil de forma directa. Y la conexión jack de 3,5mm permite monitorizar el audio.

Por tanto, tienes pues casi que un tres en uno o un micrófono multifuncional que sin ser extremadamente económico justifica su valor con dichas opciones para según qué tipo de escenario de uso.

Recuerda hacerte con un brazo para micro

Cualquiera de estos micrófonos estamos convencidos que se van a adaptar perfectamente a tu presupuesto y darán ese salto en calidad de sonido que necesitas para que tus streaming empiecen a sonar de forma diferente.

Eso sí, recuerda hacerte con un brazo para micrófono. Con ellos no sólo podrás acercaremos a la boca para tener una mejor captura del audio,  también la posibilidad de eliminar posibles ruidos provocados por vibraciones en la mesa o similares.

Hay muchos tipos de brazo, el de Rode es todo un clásico y su calidad de construcción está más que demostrada. Sin embargo, si buscas una opción algo más económica sin irte a los modelos más baratos que acaban por no poder soportar el peso del micro entre otros problemas, la opción de Neewer es bastante atractiva.

*Nota al lector: todos los enlaces de Amazon que aparecen colocados en el texto pertenecen a un programa de afiliados que nos permite obtener pequeños beneficios sin afectar al importe de tus compras. Todos los enlaces se han colocado de manera libre y sin ningún tipo de petición por parte de las marcas.