Oneplus Buds Pro: auriculares buenos, bonitos y, ¿baratos?

Una vez más te traigo a nuestra web un análisis de unos auriculares in-ear. Un dispositivo que, como ya te he comentado en alguna que otra ocasión, casi todas las marcas de telefonía tienen alguna que otra opción dentro de su catálogo. Pues bien, el encargado de incorporar un nuevo modelo ha sido Oneplus con sus Buds Pro. Pero, ¿por qué deberías de optar por estos audífonos y no por la alternativa de otro fabricante? Hoy te quiero contar que es lo que más y lo que menos me ha gustado de estos auriculares después de haberlos probado durante las últimas semanas.

Oneplus Buds Pro, análisis en vídeo:

Reconocibles a simple vista

Como ya sabrás si has leído o visto alguno de mis análisis, quiero comenzar a hablarte sobre el diseño de estos auriculares ya que es lo primero que nos entrará por la vista antes de adquirirlos. Puede que no sean tan llamativos como los Ear (1) de los que ya te hablé hace unos meses pero, en este sentido, creo que Oneplus lo ha hecho muy bien. Sin perder la típica estética de audífono de bastón, lo ha dotado con un diseño elegante y que le da carácter.

Como suele ser habitual, este equipo lo guardaremos y transportaremos en un estuque que, además, funcionará como dock de carga. Ambas partes podremos adquirirlas en dos colores diferentes: Glossy White y Matte Black. En concreto, como buen amante de los ambientes oscuros, los que yo he probado son el acabado en oscuro y, personalmente, me han encantado. Lo cierto es que estoy algo cansado (por decirlo de alguna manera) de los acabados brillantes, y poder optar por un color mate mezclado con esos bastones en gris metalizado me parece todo un acierto en cuanto al diseño.

Por su lado, el estuche también tiene esta estética en negro mate. Al abrirlo, los audífonos se presentan recostados sobre la superficie y no se introducen como tal en ningún orificio como haríamos con los Airpods de Apple. Sin embargo, puedes estar tranquilo porque donde los apoyamos tiene una superficie imantada en la zona de los pines de carga que hará que estos no se caigan accidentalmente.

Como te decía, a través de este estuche es como podremos cargar los auriculares dejándolos en su interior. Este sistema me ha dado al rededor de unas 35 – 36 horas de uso en total, siendo la autonomía de los auriculares por separado de unas 4 – 5 horas. Puede que mis resultados no sean los mismos que llegarías a obtener tú porque, al final, la autonomía depende de cómo los usemos: el volumen máximo, el grado de cancelación de ruido, etc.

Y, hablando de autonomía, a la hora de cargar el estuche de transporte podremos hacerlo de dos maneras:

  • A través del conector USB-C de su parte trasera. Este, a su vez, cuenta con la tecnología Warp Charge de Oneplus con la que, con apenas 10 minutos de carga tendremos batería de sobra para terminar el día.
  • Mediante la carga inalámbrica con tecnología Qi. Esta, a diferencia de la anterior, me ha dado la impresión de que era ligeramente más lenta que mediante el propio cable.

Por otro lado, profundizando ahora más en los propios audífonos, la estructura superior es algo más redondeada que las opciones de otros fabricantes. Por supuesto, como buenos auriculares in-ear, estos incluyen la almohadilla que introduciremos en nuestro pabellón auditivo. Aquí te recomiendo que, entre las 4 opciones que encontramos dentro de la caja, pruebes la que mejor se adapta a tu oído, ya que es un aspecto importante para tu comodidad y que la cancelación de ruido funcione correctamente.

Gran calidad, aunque falta más personalización

Ahora es el momento de pasar al apartado de la experiencia de uso y sus funcionalidades. Y, lo primero que quiero que conozcas es un aspecto diferente y diferencial de este dispositivo respecto a su competencia.

Mientras que para controlar lo que estamos reproduciendo a través de el auricular otros apuestan por los toques, los Oneplus Buds Pro han apostado por los pellizcos, aunque te parezca extraño. A través del bastón de cada auricular vamos a controlar lo que está sonando apretando esta sección. Entonces, en función de cuántas veces presionemos y cómo, podremos hacer diferentes cosas:

  • Un sólo pellizco activará el play y pausa de la reproducción.
  • Dos pellizcos pasarán de canción hacia delante.
  •  Tres presiones seguidas nos darán la posibilidad de volver a la canción anterior, o bien, activarán al asistente. Esto podremos configurarlo a través de la app «Heymelody» en nuestro smartphone.
  • Si mantenemos pulsado el bastón y soltamos podremos cambiar el modo de cancelación de ruido. Aquí entramos la cancelación de ruido activa (con dos niveles de actuación), el modo trasparencia (para escuchar parte de lo que suena a nuestro alrededor o mantener una conversación) y desactivar la cancelación.
  • Manteniendo pulsado sobre el bastoncillo durante varios segundos activaremos el Zen Mode Air. Esto no son más que sonidos predefinidos para relajarnos como ruido blanco, sonido de bosque, agua y algunos más que podremos configurar en la propia aplicación.

Aquí te tengo que reconocer que tengo sensaciones encontradas con esta manera de interactuar con los auriculares.

Al principio, no conseguía hacerlo correctamente y me podías ver andando por la calle apretando uno de mis auriculares y con una cara un poco extraña. Luego me di cuenta de que al pulsar en el lugar correcto (era más fácil de lo que parecía) los auriculares emiten como un pequeño sonido de respuesta indicando que estás interactuando con ellos, lo cual facilita bastante la tarea.

Finalmente, la manera «hablar» con ellos me a terminado gustando más que todas las formas que había probado hasta ahora porque así se evitan toques accidentales. Ya sabes, es raro que pellizques el auricular en el bastoncillo por error.

Sin embargo, lo que no me ha gustado tanto ha sido la personalización de gestos mínima que tenemos. Me habría agradado poder controlar el volumen de la reproducción por ejemplo, pudiendo desactivar la pulsación prolongada para activar el Zen Mode Air que no es algo que yo vaya a usar normalmente.

Y bueno, déjame que te cuente qué me han parecido en cuanto a la calidad del audio, que para eso son unos auriculares. Lo cierto es que el sonido que transmiten me parece de gran calidad, con unos bajos bastante correctos (teniendo en cuenta que se trata de unos in-ear) y con un audio muy claro. Esto se debe a dos aspectos principalmente:

  • Los controladores de 11 mm que potencian el sonido para realzarlo.
  • El uso del códec LHDC que, además de brindarnos una gran calidad a la hora de reproducir contenido, es un códec de baja latencia.

A la hora de realizar llamadas también tendremos un sonido de gran calidad gracias tanto al triple micrófono, que son capaces de cancelar audio hasta 40 db, como el sistema de procesamiento del audio.

Para darte una mayor tranquilidad, deberías de saber que este equipo cuenta con protección IP55 contra agua y polvo. Por lo tanto puedes llevarlo donde necesites o usarlos mientras haces deporte sin problemas.

Oneplus Buds Pro, ¿merecen realmente la pena?

Dicho todo lo anterior, y ahora que también te he contado tanto los detalles que me han gustado como los que no, es el momento de hablar del precio. Un detalle importante al comprar este tipo de equipos y que una pequeña diferencia puede hacer dejar caer la balanza hacia el sí o el no.

Si quieres hacerte con una unidad de estos Oneplus Buds Pro tendrás que pagar 149 euros. Puede que no sea el modelo más económico del mercado pero, teniendo en cuenta todo lo que ofrecen, a pesar de que tenga aspectos mejorables, en mi opinión yo sí que me los compraría.

El enlace que puedes ver en este artículo forma parte de nuestro acuerdo de afiliados de Amazon y podría reportarnos una pequeña comisión (sin que influya en el precio que tú pagas, claro). Aún así, la decisión de publicarlos se ha tomado libremente, sin atender a sugerencias o peticiones por parte de la marca implicada.