Shure MV7, probamos el que podría ser el mejor micro del año

El Shure SM7B es uno de los micrófonos más populares ahora mismo. Lo usan todo tipo de creadores de contenidos y no es para menos, la calidad que ofrece es muy alta. El problema es que el precio del mismo y de los accesorios que necesitarás para sacarle el máximo brillo también. Por eso la marca lanzó el nuevo Shure MV7. Durante unas semanas lo he estado probando y esto es lo que debes saber de uno de los micros más interesantes a mi parecer por precio y calidad.

Shure MV7, un micrófono todo terreno

El resumén rápido de este Shure MV7 sería el de un micrófono muy todo terreno que elevará rápidamente la calidad de audio en tus contenidos sin importar que se trate de un vídeo, directo o podcasts. Aún así, hay cosas que merece la pena ver con algo más de detalle, así que déjame que te cuente sus especificaciones más importantes y luego hablamos de lo demás.

  • Diseño elegante inspirado en el icónico Shure SM7B
  • Construcción de calidad
  • Micrófono dinámico
  • Conexiones XLR y USB
  • Salida de auriculares
  • Software para Windows y Mac sencillo y potente de usar

Un diseño inspirado en todo un icono, el Shure SM7B

No es lo más importante, pero sí un aspecto que a los que cuidan hasta el último detalle les gustará. El Shure MV7 es un micrófono con un diseño muy elegante. Es muy similar al popular Shure SM7B, no en vano la propia marca indica que está inspirado en este icónico micrófono que hoy en día vemos entre tantos creadores de contenidos.

El micrófono está disponible en dos colores, plata y negro. Aquí será cuestión de gustos, pero el negro es el más elegante a mi parecer. Aunque esas letras con el nombre de Shure le quita la sobriedad que sí tiene, por así decirlo, su hermano mayor.

No obstante, es un micrófono con una estética a la que pocas pegas se le puede poner. Además, tanto si lo montas como un soporte de mesa para micrófono, un pie de micro o un brazo quedará igual de atractivo. Así que, si lo usas en directos de Twitch, YouTube o mientras grabes cualquier otro tipo de contenido audiovisual no tendrás que preocuparte porque quedará como algo estético.

Además de todo esto, el micrófono está fabricado con material de muy buena calidad y eso también es importante. Porque si lo vas a usar de forma intensiva y de un lado a otro gracias a la versatilidad de su conexión USB es importante que resista bien el trote diario.

Y por apuntar algunos detalles rápidos:

  • Está colocado en una horquilla que con dos tornillos permite fijarlo como más te interese rápidamente
  • Se puede usar tanto por encima como por debajo de la boca del usuario
  • En la caja se incluyen dos cables USB, de micro USB a USB A y de micro USB a USB C
  • El cable XLR iría por separado, algo que no es un problema pues si tienes una interfaz de audio también tendrás cable

Listo, como digo, un micrófono que por materiales y calidad de construcción no defrauda.

Experiencia de uso y ShurePlus Motiv

El funcionamiento del Shure MV7 es muy sencillo incluso para quien no tiene mucha idea. Es decir, al contrario que el Shure SM7B, no requiere grandes conocimientos para sacarle un gran rendimiento y eso es gracias a la aplicación disponible para Windows y Mac.

Con ShureMotiv Plus podrás configurar el micrófono rápidamente gracias a sus ajustes automáticos donde lo único que tendrás que decirle es dónde lo tienes colocado. Es decir, si está arriba o abajo de la boca del usuario y si está cerca o lejos de la misma. Con esto el micro realiza una serie de cambios en su configuración y te permite tener la mejor calidad posible si no tienes mucha idea de cómo afecta cada ajuste.

No obstante, si sabes manejarte en temas de ecualización, uso de filtros de paso bajo, etc., tienes el modo manual donde el control será mucho mayor. Y sí, también de forma gráfica te permite sacarle mucho más partido. Aunque hay que admitir que la forma de sacar la mejor calidad de sonido siempre será a través de una conexión XLR, una buena interfaz de sonido y trabajando tanto en ella como en el programa de grabación los ajustes necesarios para que brille mucho más.

Respecto a los controles en el propio micrófono, poco que contar pues sólo tienes una zona táctil con la que poder mutear o no el micrófono así como ajustar los niveles de entrada y monitorización de audio.

Por último, como detalle a tener en cuenta: las salidas XLR y USB se pueden usar al mismo tiempo. Es decir, tanto si está conectado a un ordenador como interfaz de audio podrás capturar dos señales. Esto puede ser una buena idea de cara a tener una copia extra de la grabación. Aunque recuerda usar la de XLR que en teoría debería ser la de más alta definición siempre.

Calidad de audio

El Shure MV7 es un micrófono dinámico con un patrón cardioide. Eso significa que aislará muy bien los sonidos que no vengan directamente de frente. Por tanto, posibles sonidos alrededor o la reverberación no afectarán como sí podría ocurrir con micrófonos de condensador.

En mis pruebas y teniendo en cuenta que vía USB no requiere de ningún tipo de amplificador, la calidad de sonido me parece muy alta. Permite capturar voces con cuerpo y bastante ricas. Aquí hay que ser conscientes que el tono y timbre de cada uno afecta y de ahí que no a todo el mundo le vaya igual de bien un mismo micrófono, pero en general no creo que cualquier usuario que no sea realmente experto en temas de sonido y requiera soluciones de mucho mayor importe vaya a poner pega a su rendimiento.

Además, la facilidad con la cual se puede configurar siendo novato es lo que más llama la atención y más se agradece. Porque quien empiece en estos de la creación de contenidos sonoros y quiera hacer con un estándar ya de por sí alto, tiene aquí a su compañero de viaje ideal.

Un micrófono altamente recomendable

Es complicado decir que este debería ser el micro que tienes que comprar si no quieres tirar el dinero con otras opciones, pero hay propuestas como el Samson Q2U que por el precio que tiene también es una opción muy a tener en cuenta.

De todos modos, el Shure MV7 me parece una opción tan atractiva por todo que cuesta no dejarse llevar y decir que sí, que si vas a apostar por un buen micro, este debería ser tu opción número uno. El único cambio que, tal vez, le haría es la almohadilla. Posiblemente la cambiaría por la del SM7B para que las letras explosivas tipo B y P no impactasen en las grabaciones si no quieres usar ningún tipo de filtro antipop y hablar pegado al micro.

Por lo demás, aunque no es una opción super económica, teniendo en cuenta lo que cuestan algunas propuestas también muy populares como las de Blue Yeti, creo que si me diesen a elegir lo tendría claro: el Shure MV7 es para mi ahora mismo el mejor micro por 250 euros que puedes adquirir. Un micro para muchos años de uso y que no sólo podrás usar con tu ordenador, también con dispositivos móviles como teléfonos o tabletas tipo iPad.

Además, comparado con lo que cuesta el Shure SM7B y resto de accesorios, esta es una opción que resulta mucho más fácil y rápida de amortizar.

Todos los enlaces que puedes ver en esta artículo forman parte de nuestro acuerdo con el Programa de Afiliados de Amazon y podrían reportarnos una pequeña comisión con sus ventas (sin que influya nunca en el precio que tú pagas). Por supuesto, la decisión de publicarlos se ha tomado libremente bajo criterio editorial, sin atender a sugerencias o peticiones por parte de las marcas implicadas.

¡Sé el primero en comentar!