Nada de chats con adultos: así protege Instagram a los menores

Instagram añade nuevas medidas para proteger a los menores cuando usan su plataforma. Una serie de opciones que ya están activas en algunos países y que pronto llegarán al resto donde se puede usar el servicio. Con ellas tanto los padres como tutores legales y los propios menores podrán estar más tranquilos al acceder a la red social e interactuar con otros usuarios.

Cómo proteger a los menores en Instagram

La protección de los menores de edad en redes sociales se ha convertido en un tema de gran importancia para todos, pero en especial para padres y tutores. Por eso, la plataforma ha ido incorporando nuevas medidas y opciones que permiten tener un mayor control. En algunos casos estas se realizan sin que el usuario tenga que intervenir y siempre con el objetivo de hacer más seguro el uso de la red social.

Porque si se tiene en cuenta que a este tipo de plataformas sociales no sólo acceden jóvenes sino también usuarios mayores de edad, se agradecen. Porque otro de los problemas es que cualquiera puede crear un perfil con datos inventados y ahí volvemos a correr ciertos peligros.

Al no tener que decir quién se es realmente, quién se esconde detrás del perfil X, muchos aprovechan para llevar a cabo una serie de acciones que de otra forma en la que se les pudiese reconocer no harían. Por ejemplo, envió de mensajes de bullying u otros tipos también muy desagradables.

Más control sobre con quién chateas

Uno de los cambios importantes que ha introducido ha sido el que afecta a las solicitudes de mensajes. En Instagram, así como en la propia aplicación Messenger de Facebook con la que comparten sistema de chat,  ahora se disfruta de una mayor contexto sobre quién te está escribiendo y se añaden otras opciones como el borrado individual y por lotes de los mensajes, o la aparición de las imágenes y vídeos difuminados hasta que se acepta la solicitud.

Estas opciones de por sí ya dan a los usuarios, padres y tutores una mayor tranquilidad y control sobre qué tipo de comunicaciones se reciben y qué pasa con ellas. Porque ahora verás que los mensajes de desconocidos no llegan directamente a tu bandeja principal sino que quedan en una nueva sección denominada Solicitud de mensajes.

Estos ajustes de privacidad a su vez se pueden adaptar en cierta medida para reducir aún más este tipo de conversacion, pudiendo incluso dejar de recibirlas. O bien permitir que sólo quien tiene datos personales como tu número de teléfono o sea amigo tuyo en Faceboo o sigas tú podrán chatear contigo.

Todas son medidas que ya de por sí logran un control bastante acertado para proteger a los pequeños en el uso de la plataforma, pero hay más novedades.

Cuentas privadas por defecto

Las cuentas para menores serán privadas. Eso, al menos, es lo que va a potenciar Instagram con todos aquellos usuarios nuevos que lleguen a la plataforma. Cuando vayan a crear su perfil, sin indican que son menores de 18 años se les dará la opción por defecto de crear una cuenta privada y explicará sus beneficios.

Igualmente, en caso de que no lo hagan en ese primer inicio, con el paso del tiempo les volverán a recordar a estos menores las ventajas del uso de cuentas privadas y cómo configurarlas. Un proceso este último muy sencillo que se puede hacer con sólo acceder a Configuración > Privacidad y seguridad > Cuenta privada.

Así, cuando se establezca una cuenta con candado sólo las personas que han sido aceptadas como seguidores podrán ver las publicaciones. El resto de usuarios quedarán completamente excluidos de lo que se publica en el feed principal, las historias y hasta los reels.

Los adultos no podrán enviar mensajes a menores

Otra de las medidas importantes que se han añadido recientemente tiene que ver con el uso nuevamente de los mensajes, pero en esta ocasión enfocada a la limitación de los chats que algunos adultos pueden comenzar a usar con menores.

De inicio cualquier mensaje que envíe un perfil de usuario adulto a un mejor será bloqueado. Los mayores de edad no podrán chatear con menores de 18 años a menos que sean cuentas de adultos a las que siguen estos. Si eso no ocurre, no llegará ni un sólo mensaje mientras no cambie nada ni le de a seguir.

Además, Instagram añade una serie de algoritmos que analizan los mensajes que envía un perfil adulto a menores. Si estiman oportuno que está o podría estar cometiendo algún tipo de uso inapropiado, entonces alegarían al menor con avisos para que pudiese tomar la decisión de bloquear, denunciar, restringir o finalizar la conversación con dicho adulto.

El menor como centro y futuro de las redes sociales

Proteger a los más pequeños ya hemos visto que es algo fundamental hoy en día. Y esto se debe o justifica por un par de motivos básicos:

  • El primero es que si los aludos (padres o tutores) no confían o están seguros del uso que podrían hacer sus hijos o menores al cargo de las redes sociales a estas se les cae un grueso importante de usuarios
  • El segundo es que si estos tienen malas experiencias de pequeños, cuando sean mayores no volverán a querer seguir usando el servicio

Además, a todas estas medidas se les suman las ya existentes que no tienen que ver con la interacción con otros usuarios sino con el tiempo de uso que invierten. Así se pueden establecer horas de uso máxima, horarios en los que no se podrá acceder, etc. Todo esto gestionadle desde controles parentales tanto de plataformas como Android o iOS y las propias opciones integradas en la aplicación.

Por tanto, como se puede observar, cuidar de esta experiencia ahora y en un futuro será clave para que estas redes se usen de un modo sano y siempre con fines positivos. Nada de conductas tóxicas que como tristemente ya hemos podido comprobar, a veces llevan a situaciones extremas que igual podrían haberse evitado. Aunque siempre habrá un factor importante que no es otro que la educación tecnológica acerca de cómo se han de usar tanto las plataformas como los propios dispositivos.

 

¡Sé el primero en comentar!