Configura tu televisor para obtener el mejor rendimiento jugando

Configura tu televisor para obtener el mejor rendimiento jugando

Pedro Santamaría

Si te has comprado uno de los nuevos televisores de Xiaomi con la idea de aprovecharlo también para jugar con tu consola o PC, es importante que conozcas cómo sacarle el máximo partido. Por ello, veamos qué ajustes has de realizar para obtener la mejor calidad posible. Cambios que también podrás aplicar a tu actual televisor y, tal vez, no conocías.

El uso de televisores como monitores de juego

Aunque han tardado en llegar, en cuestión de poco tiempo ha sabido despertar un gran interés entre los usuarios. Nos referimos a los televisores de Xiaomi, un producto al que se le tenían muchas ganas y que nosotros ya hemos podido analizar aquí.

La verdad es que el trabajo realizado por el fabricante está a la altura de las expectativas. No es un televisor perfecto y sabiendo que la vida útil de estos es tan superior a la de otros productos de electrónica de consumo igual compensa pagar un poco más. Pero si apuestas por él creemos que no te equivocas.

Aún así, lo que nos interesa es ver cómo sacar u obtener la mejor calidad posible cuando lo usemos para jugar conectándole nuestra consola. ¿Por qué? Pues porque por defecto los televisores no vienen preparados para usarlo como monitores y eso afecta a la experiencia, aunque puede que aún no lo supieses. Así que te ponemos en situación.

Un televisor está pensado para ver series, películas o la programación de los tradicionales canales de televisión. Este es un tipo de contenido donde prima la calidad y como espectadores sólo debemos consumir, nada de interactuar con él. Con los vídeojuegos no pasa lo mismo y lo que se muestra en pantalla responden a las acciones que realizas con el mando, por eso el tiempo de respuesta debe ser lo más cercano a cero.

En un televisor, para obtener la mejor calidad de imane se aplican una serie de procesos y algoritmos que analizan la señal de vídeo que entra para suavizarla, mejorar su nitidez, fluidez, etc. Todos estos procesos retrasan el «dibujo» de la imagen en pantalla. Cuanto más amplio es dicho tiempo mayor es lo que se conoce como lag. Así que eso es lo que vamos a intentar reducir al máximo.

Cómo configurar los televisores de Xiaomi para jugar

Mi LED TV HDMI 2.0

Hay televisores que ofrecen un modo juego, gracias a él es capaz de saber para qué va a ser usado y desactiva todos esos ajustes que afectan a la imagen final que se muestra en pantalla. El televisor de Xiaomi no ofrece modo alguno, por tanto hay que realizar estos ajustes de forma manual para reducir la latencia. Así que sigue los siguientes pasos.

En primer lugar ve a los Ajustes y luego a Preferencias del dispositivo. Selecciona la entrada donde tengas conectada la consola y cambia la etiqueta para renombrala con vídeojuegos o de modo personalizado, así te será más sencillo gestionar todo.

A continuación activa el modo HDMI mejorado, gracias a esto tendrás soporte para la implementación HDMI 2.0 con la que se aceptarán señales UHD a 50/60p 4:4:4 y 4:2:2. Por último, vuelve a los ajustes y en Imagen selecciona Vídeo avanzado. En dicho ajuste desactiva Reducción de ruido y en el menú Rango HDMI RGB selecciona completo. Ahora regresa al menú anterior y ahí desactiva también Suavizado de vídeo.

Listo, con estos cambios tan sencillos el tiempo de respuesta se reducirá. No será la pantalla ideal para disfrutar de la experiencia de juegos más sobresaliente, principalmente por la propia limitación del panel que va a 60 Hz y no los 120 Hz de gamas superiores, pero sí bastante buena.

Ajustes para configurar cualquier televisor como pantalla de juegos

Mi LED TV HDMI 2.0 games

Lo que hemos comentado para los televisores de Xiaomi es válido para cualquier otro televisor. Lo único que tendrás que hacer es consultar con el manual de instrucciones del fabricante para saber dónde está cada una de estas opciones.

A modo de recordatorio, todo lo que debes desactivar es aquello relacionado con el suavizado de movimiento, con el análisis dinámico del contraste, mejoras de color u otros filtros que pudieras ver. Todos estos procesos sólo añaden más input lag y no benefician nada a la experiencia de juego. Luego, ya por último, revisa la calibración y si puedes ampliar el rango de color RGB a completo.

Listo, ahora sí puedes estar seguro que vas a obtener la mejor experiencia en vídeojuegos con tu televisor.