Controla a qué juegan los más pequeños en Nintendo Switch

Controla a qué juegan los más pequeños en Nintendo Switch

Pedro Santamaría

La Nintendo Switch es una consola genial tanto para los que tenemos cierta edad como para los más pequeños de la casa. Claro que con ellos hay que tener especial cuidado si no queremos que se pasen más tiempo del deseado jugando o accedan a contenido inapropiado para sus edades. Para evitar todo esto están los controles parentales de Nintendo para Switch y así funcionan.

Control parental de Nintendo Switch, ¿para qué sirve?

Los controles parentales son, como su propio nombre indica, una serie ajustes que padres y tutores de menores pueden realizar en multitud de sistemas operativos y dispositivos. Todo ello para que se usen de forma correcta o, mejor dicho, para que no haya ningún tipo de abuso y estos estén seguros en cuanto a qué tipos de contenidos pueden acceder, etc.

La Nintendo Switch ofrece controles parentales y está bien que los tengas presentes, sobre todo si tus hijos o menores al cargo tienen una. Así podrás dejarles que la cojan sin temor alguno y sin la necesidad de tener que estar pendientes, porque todo estará automatizado.

Estos controles parentales de Nintendo Switch ofrecen lo siguiente:

  • Control de tiempo: si puedes o no puedes prestar atención cuanto tiempo llevan jugando, tranquilo. Con estos controles podrás definir qué tiempo podrán dedicar al día a los vídeojuegos
  • Control de juegos: con esta función lo que logras es un informe detallado con el tiempo de juego a cada título. Una serie de datos que puedes ver de forma diaria o a modo de resumen mensual. También podrás bloquear títulos a los que no quieres que jueguen por cualquier motivo. Por ejemplo, la clasificación PEGI
  • Control de funciones extras: la Nintendo Switch no sólo ofrece opciones para jugar a los diferentes títulos de su catálogo, también permite comunicarse con otros usuarios o compartir vídeos y capturas en redes sociales. Incluso podrás gestionar si tendrán o no permiso para realizar compras o descargas sin tu consentimiento previo

Por tanto, ahora que ya sabes de forma general lo que ofrecen los controles parentales y antes de ver con detalle cada opción, te explicamos cómo configurar los controles parentales de la Nintendo Switch.

Cuentas, aplicación y configuración

Controles parentales Nintendo Switch

Para gestionar los controles parentales de la Nintendo Switch lo primero es tener una cuenta de adulto asociada a la consola y la aplicación para el Control Parental que está disponibles tanto para iOS como Android. Puedes descargarlas desde estos enlaces.

Una vez que la tengas, si inicias sesión con la misma cuenta a la que está asociada la consola verás que ésta aparece en la app. Ya estarías listo para acceder a todas estas opciones de control parental. Pero, qué ocurre si es la cuenta del menor la que está vinculada como principal a la consola. Pues que tienes que eliminarla.

No obstante, antes de eliminar el perfil para desvincular la consola has de saber que los datos de las partidas también se van a peder. Si no quieres que esto ocurra, tendrás que hacer una copia de seguridad a través de las opciones de guardado en la nube. Este es un proceso sencillo, porque sólo has de contar con una suscripción a Nintendo Switch Online. Cuando la consola esté en modo espera y conectada a internet ya se realizará.

Ahora que ya lo tienes todo toca registrar la consola para activar los controles parentales. Estos son los pasos que has de seguir:

  1. Instala la aplicación de Control parental en tu smartphone
  2. Inicia sesión con tu cuenta de Nintendo y aparecerá la consola vinculada
  3. Enciende tu Nintendo Switch
  4. Accede a los ajustes de configuración del a Switch y luego a Control parental
  5. Ahora tienes que introducir el código de registro que aparece en la aplicación del teléfono
  6. Una vez hecho confirmarás el usuario a vincular y listo

Por último, en la aplicación móvil puedes vincular varias consolas Nintendo Switch. Y cualquier ajuste relacionado con los controles parentales se harán a partir de ahora desde la propia aplicación.

Controles parentales Nintendo Switch, ¿qué ofrecen?

Como ya sabes vincular una cuenta y tienes todo lo necesario para gestionar los controles parentales, veamos las opciones que incluye la aplicación y cómo afectan a la experiencia de juego de los menores.

Lo primero que verás en la aplicación es que cuentas con tres secciones. La primera es Tiempo de juego y te da información del tiempo que se ha usado la consola. Es información que se actualiza diariamente cada vez que la consola está activa.

Luego tienes Resumen mensual, donde se ve la información del mes anterior. Es como lo anterior, pero con una vista más global para tener otra perspectiva del uso. Y por último están los Ajustes, donde se pueden establecer límites de tiempo para jugar, nivel de restricción y contraseña.

Límite fijado para jugar y Nivel de restricción

Esta opción te permite fijar el tiempo máximo que permites que usen la consola. Un valor que puedes fijar de forma individual por días o para todos. Aquí debes valorar qué opción te interesa más. Por ejemplo, durante algunos días de la semana les puedes permitir un ratito pequeño y los findes algo más de tiempo.

También está la alarma de buenas noches, la cual funciona también como una restricción y a partir de cierta hora ya no se podrá usar la consola. Esta alarma entre en funcionamiento sin importar si el tiempo máximo fijado se ha cumplido o no. Es decir, si el límite es de una hora y la alarma está para las 19:00, si se empieza a jugar a las 18:30 sólo podrás jugar media hora.

Por cierto, es importante que sepas que estas limitaciones aplican a la consola en general, no a un perfil individual.

El nivel de restricción se apoya en las clasificaciones que hace Nintendo de sus contenidos para que puedas filtrar fácilmente a qué podrán o no jugar. Para ello tienes que definir la edad mediante una serie de opciones que van desde: Sin definir, Adolescente, Niño, Niño pequeño y personalizado.

La última opción es la que permite algo más de control, ya que si bien a ciertas edades puedes permitir que accedan a dichos contenidos, pero no a funciones como la comunicación con otros usuarios o viceversa. Aquí es cuestión de ver todas las posibilidades para ajustar según tus necesidades.

Por ejemplo, con la opción Personalizado podrás seleccionar manualmente si habrá restricciones por clasificación por edades, si podrán o no publicar capturas y vídeos, si tendrán comunicación con otros usuarios o usar el modo VR de Nintendo Switch.

Cómo impedir compras a los menores

Por último, aunque esto ya es más habitual que se sepa, si tu cuenta de Nintendo Online está vinculada a una tarjeta de crédito, los pequeños podrían realizar compras no autorizadas. Para evitarlo basta con crearles su perfil como Supervisado y añadir una contraseña a tu cuenta principal vinculada a la Nintendo Switch.

Este ajuste de cuenta supervisada o no se realiza al crear la misma desde la consola o desde la web de Nintendo, dentro de las opciones de Grupo Familiar.

A partir de ahora tendrás todo bajo control y tus hijos o menores al cargo o se pasarán más tiempo del que deben jugando ni accederán a contenidos que no sean aptos para ellos.