Qué tener en cuenta al comprar unas gafas de realidad virtual

Qué tener en cuenta al comprar unas gafas de realidad virtual

Daniel Marín

Las gafas de realidad virtual permiten experimentar los videojuegos en una dimensión hasta hace poco desconocíamos. Nos permiten viajar a lugares inimaginables gracias al poder de la tecnología. Con estos dispositivos, podemos recorrer un espacio virtual o un videojuego como si realmente estuviésemos presentes en el lugar. Todo esto se hace con una combinación de cámaras, sensores de movimiento, ópticas y pantallas de gran resolución combinadas en unas gafas que colocaremos frente a nuestros ojos.

La tecnología de la realidad virtual está todavía en su etapa inicial, pero cada vez tiene más adeptos, gracias a las experiencias que se pueden vivir con estos headset. También, la apuesta de Zuckerberg por el metaverso va a acercar esta tecnología aún más a gente que quiere experimentar nuevas sensaciones de mano de la tecnología.

Qué tipo de headset VR es mejor: ¿con o sin cable?

Actualmente hay dos grandes grupos en los que podemos dividir los equipos para realidad virtual. Los que funcionan por cable y los autónomos. Los cableados se conectan directamente a un PC o una PlayStation. Es el caso de las HTC Vive Pro 2, las PlayStation VR o el Valve Index. El cable es obviamente un impedimento, ya que podemos tropezarnos y hace la experiencia un poco más tediosa. Pero el contenido estará renderizado directamente por una máquina potente como puede ser nuestro ordenador. La experiencia de realidad virtual en este caso es mucho más inmersiva gracias a la calidad y la mayor tasa de fotogramas por segundo. Necesitarás un equipo realmente potente para poder sacar partido a este tipo de productos. Una tarea complicada, ya que la crisis del sector del silicio está provocando unas subidas masivas de componentes primordiales para estos ordenadores, como son las tarjetas gráficas de alto rendimiento.

Panasonic Gafas VR HDR

Por otro lado, las gafas independientes o autónomas (Standalone en inglés) no tienen ningún tipo de cable, ya que no requieren un dispositivo externo. Todo el procesamiento de la información se realiza en el propio equipo. Son productos por lo general mucho menos potentes que las versiones cableadas, pero esto no significa que no sean capaces de ofrecer una experiencia realista con gráficos detallados y buena fluidez.

¿Sirven solo para jugar?

En absoluto. Las marcas que están detrás de estos nuevos dispositivos están creando las bases de un nuevo paradigma dentro de la informática. El objetivo no es únicamente crear juegos realistas, no desarrollar nuevas formas de desarrollar nuestras capacidades con aplicaciones para ingeniería, teletrabajo, comunicación y ocio.

Gafas VR Standalone (sin cables)

Las mejores opciones a la hora de comprar unas gafas de realidad virtual libres de cables son las siguientes.

Oculus Quest 2

Oculus Quest 2

Tras Oculus se encuentra ni más ni menos que Facebook (o Meta, mejor dicho). Oculus fue la primera marca en hacerse un nombre dentro del mundillo de la realidad virtual, y Zuckerberg no tardó en verles el potencial, pues acabó absorbiendo a la compañía. Inicialmente, Oculus hacía equipos conectados, como fue el caso del Oculus Rift S, pero los últimos modelos de esta marca son totalmente autónomos.

El Oculus Quest 2 vale aproximadamente 350 euros y su cerebro es un procesador Qualcomm Snapdragon 865. Su resolución es de 1.920 por 1.832 píxeles, siendo el equipo autónomo del mercado con mayor resolución hasta la fecha. Incluye dos mandos para controlar el movimiento y cuenta con un buen arsenal de sensores 6DOF (6 grados de libertad) para generar una experiencia completa.

Oculus Quest 2

Otro punto fuerte de las Quest 2 es que se pueden convertir en unas gafas cableadas. Para ello, podemos usar el Oculus Link, que es un cable USB-C alimentado de cinco metros de largo. No es un accesorio barato, pero con él podremos conectar las Quest 2 al PC y disfrutar de títulos que no están disponibles de forma nativa en la plataforma de Oculus.

Sony PlayStation VR

Playstation VR ofertas

PlayStation VR es una de las formas más sencillas que hay de disfrutar de la realidad virtual. Utiliza el casco y la PlayStation Camera y permite jugar en PlayStation 4. Es compatible también con PlayStation 5, aunque Sony está trabajando ya en un modelo para la consola de nueva generación con mandos rediseñados y mayor precisión.

Gafas de realidad virtual con cable

Estos son los mejores modelos de gafas de realidad virtual con cable que existen actualmente en el mercado.

Valve Index

La empresa que se encuentra detrás de Steam también ha lanzado su propuesta para realidad virtual. Su dispositivo es uno de los más caros del mercado, unos 1.079 euros. Son también las gafas de realidad virtual cableadas con mayor tasa de refresco. Soporta una tasa de 120 Hz y también tiene un modo experimental de 144 Hz. Sacarle provecho a este dispositivo significa haber invertido recientemente varios miles de euros en un PC de sobremesa, por lo que no son unas gafas para todo el mundo.

Sus mandos son realmente revolucionarios. Pueden seguir de forma independiente el movimiento de los dedos, por lo que vamos a poder simular gatillos con un nivel de realismo espectacular. La única pega que podemos ponerle a las Index es que los gatillos se venden por separado por 299 euros más. Por suerte, puedes utilizarlos con otras gafas de realidad virtual como las HTC Vive o Vive Pro.

Las Valve Index en su conjunto son las gafas más completas que vas a ver en esta guía, pero también suponen una inversión de dinero enorme, por lo que solo son aptas para aquellos jugadores entusiastas que no teman invertir una enorme suma de dinero en disfrutar de esta tecnología.

HTC Vive Pro 2

Las Vive Pro 2 destacan por ser las gafas cableadas con la mayor resolución del mercado hasta la fecha. 2.448 por 2.448 píxeles por ojo, o sea, 5K. Ofrecen una nitidez espectacular con sus pantallas LED (el modelo anterior era OLED) y una tasa de refresco de 120 Hz. Sirven tanto para videojuegos como para profesionales que quieren ir marcando terreno en el metaverso. Tampoco son unas gafas muy baratas. El casco cuesta unos 779 euros aproximadamente. Los mandos y la estación base se tienen que adquirir por separado. Venden kits con todo incluido, pero lo más interesante es adquirir los mandos del Valve Index, ya que son totalmente compatibles con las gafas de HTC y son mucho más avanzados.

Este headset también es totalmente compatible con SteamVR, pero tiene su propia tienda de servicios, llamado Viveport. Ahí podremos descargar todo tipo de aplicaciones y utilidades para sacar partido a los equipos de realidad virtual de la marca. Existe también una membresía de suscripción llamada Viveport Infinity.

HTC Vive Cosmos y Vive Cosmos Elite

Hemos hablado de productos muy caros y toca mencionar alguno asequible. El Cosmos de HTC se trata de una versión mejorada del Vive original. El paquete completo cuesta alrededor de 750 euros y ofrece unas prestaciones mejoradas respecto al Vive de primera generación.

La versión Elite cuesta unos 150 euros más y ofrece la base externa y sensores de control de movimiento que aportan una mejor precisión.

¡Sé el primero en comentar!